NOVEDADES

EL PULPO ADELANTADO

ADELANTADO DEL TIEMPO

CHARLAS CON DIOS

DESCASSETTEANDO

CORTITAS Y AL PIE

ENTREVISTAS ADELANTADAS

DE DERECHA

QUÉ HABRÍA PASADO

LA SUERTE DE RACING

Dr. Mariano Humberto Grondona
Mofarse de un equipo que nunca logra lo que promete a principio de un torneo y llamarlo vulgarmente “mufa”. ¿Está bien? ¿Está mal? ¿Está más o menos? ¿Es ético? ¿Es una proyección de las propias miserias de nuestro destino o es una muestra más de nuestra mediocridad latina?

¿Es lo mismo reírse de la suerte de un amigo al que le birlan a la esposa que burlarse de un colectivo de hinchas condenados al sufrimiento eterno? ¿Es moralmente aceptable descreer de las virtudes de un equipo por más que guste, gane, entretenga, triunfe, ría, llora, baile, se menee, suba, revoleia?

Un equipo como Racing Club de Avellaneda, que como siempre ha logrado ilusionar a su público, estamos en condiciones de confirmar que tiene serias chances de fracasar. Quizás, sería diferente si se tratara de un país en serio, pero recordemos que Argentina (del latín Argentum - plata, coima, suciedad, corrupción hasta el fin de los días) es una nación joven, inexperimentada y algo vírgen, como fue San Lorenzo de Almagro hasta la semana pasada.

Regresando a la expectativa que ha generado Racing, ¿Debe el coterráneo sentir empatía con la emoción de sus simpatizantes? ¿O hay que mantenerse indiferente esperando que en la última parte del campeonato el equipo colonee? (Recordemos el verbo del castellano Colonear; de Santa Fe - Ilusionar al pedo, Caerse en la recta final, Fracasar con verdadera vocación de fracaso).

Hagamos un poco de historia para comprender la raíz del comportamiento racinguista. En el medioevo morales ocurrió la denominada “Caza de Brujas”: prender fuego a cualquier persona que fuera considerada portadora de magia negra o mala suerte. Pero como el Hombre es el único mamífero que tropieza varias veces con la misma piedra (del arameo Petrum - presidente riojano, jugador brasilero de recordado debut con pibe, cronista colorado de Fox) ha cometido la equivocación de no aniquilar a todos los simpatizantes académicos, que ahora son señalados por la sociedad como “portadores de tragedias”. Fíjese que la última vez que lograron ganar un campeonato, allá por el 2001, el país se desmoronaba en una de las peores crisis de su historia. Lo que demuestra que sus alegrías, inevitablemente, conllevan miserias para el resto de los argentinos.

No quisiera desviarme del planteo central de esta editorial. ¿Es Racing un equipo de pusilánimes que merecen la ejecución por generar falsas expectativas? Está comprobado que con un Estado más fuerte, aquel que no cumple lo que promete, merece pena de muerte. Y eso es, por supuesto, lo que hace más predecible, feliz y justo, a un país. En otras naciones más serias, los meteorólogos que fallan en sus pronósticos son degollados en una plaza pública. Como se ve, todavía nos queda mucho por aprender.

Para finalizar, estimados lectores, los dejo con una conclusión: el destino de lo que suceda con Racing Club y sus expectativas es responsabilidad -y culpa- de todos los nacidos en este país.

Será cuestión de sentarse en el sillón de este confortable  geriátrico y ver qué nos depara el futuro.
Hasta la próxima.

Dr. Mariano Humberto Grondona

SEGUNDA FECHA

Volvió tu equipo, volviste a ir a la cancha, volviste a gritar y a volverte loco por los colores. El Torneo recién empieza y todavía queda un largo tramo antes que se empiecen a definir las cosas. Pero todavía está la chance de analizar lo que sucede fecha a fecha.

Y para hacer ese trabajo, ¿qué mejor que nuestros escribas? Ellos narran con pasión de hinchas lo que le pasa a tu equipo y comparten sus sensaciones con vos, porque son hinchas como vos, pero también ponen su ojo crítico y su virtud de escritores para analizar en dónde está parado el equipo de tus amores en este momento.

Pasen, lean, comenten haciendo click acá! ¡Hora del debate!

1mtrA

EL XENEIZE

QUE EL ÁRBOL NO TAPE EL BOSQUE

EL ÁRBOL

Ganamos, la concha de la lora. Por fin una victoria. Por fin un puto gol. Por fin ese grito que teníamos atragantado. El Puma volvió al gol. El equipo puede laburar tranquilo, agarrar confianza, en definitiva... estos tres puntos suman por todos lados.

EL BOSQUE

Tres partido y ninguna idea. El equipo arrancó un nuevo semestre que, por el momento, no promete nada.

Hay muchos jugadores nuevos, casi todos de Fernando Hidalgo, por los que los dirigentes no tuvieron problemas en pagar cualquier cantidad de plata, que Bianchi prefiere no usar. Hay jugadores que la temporada pasada terminaron sobresaliendo de la mediocridad de los últimos semestres, que Carlos opta por postergar. Y hay varios jugadores de flojísimo rendimiento por los que el Virrey sigue apostando.

La idea de juego es nula. Desde que Boca perdió a Román, el equipo se inclinó decididamente por una única estrategia: pelotazos de 50 metros. Es tan triste como real que en este equipo no aparezcan un par de jugadores capaces de intentar armar una puta jugada. 

Es triste que Gago juegue con una liviandad equivocada para su puesto, un volante central NUNCA puede ser displicente; y también es llamativo que maneje la pelota con aires del armador que nunca fue (y mucho menos hoy, que está pasando un momento futbolístico lamentable). 

Es preocupante que la defensa haya perdido el escaso grado de solidez que parecía haber alcanzado meses atrás. Cata Díaz esté inseguro, impreciso, y cada partido deja más en evidencia que no es él aquel caudillo que tanto necesita Boca. Nos sigue faltando el que pegue el grito, el que ordene, el que no tenga errores tácticos, el que difícilmente sea superado.

Las declaraciones soberbias de Carlos no hay que tenerlas en cuenta, seguramente sean para la gilada. Pero después de tres partidos repitiendo nombres, errores y esquema ineficaz, me hace sospechar que nuestro querido Virrey está convencido que por este camino se pueden lograr cosas.

Los que se cuelguen del árbol no estarán de acuerdo con este análisis, dirán que lo importante es alentar, que ya van a cambiar las cosas, que hay que ser optimista, que este humilde escriba no es bostero (?), etc. Claro que vamos a alentar, en las buenas y en las malas mucho más. Pero puertas para adentro, no podemos dejar de señalar el bosque en el que están perdidos dirigentes, jugadores y cuerpo técnico. Si no atendemos estas cuestiones, los que vamos a seguir sufriendo somos nosotros, los hinchas.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO XENEIZE - @Roquelme

EL MILLO

HAY EQUIPO

Luego de la paupérrima actuación frente a Gimnasia en La Plata, River tenía que sacar la chapa de último campeón en casa ante un rival de esos que suelen dar bastante trabajo y nunca querés cruzar. Por suerte, y como todos vimos, el equipo se floreó y opacó a los rosarinos con un fútbol que, en la era Ramón, solo se vio en cuentagotas, a excepción de los partidos con San Lorenzo y Quilmes el torneo pasado. La claridad con la que el equipo jugó, fue la contracara del encuentro en territorio platense el domingo pasado. ¿Por qué un cambio tan abrupto de una semana para otra?

Fundamentalmente porque Gallardo tuvo los huevos bien puestos y metió un volantazo que resultó fenomenal: no sólo echó mano en el ataque, algo que se caía de maduro, sino que cambió los nombres en la mitad de la cancha: el Muñeco no había quedado conforme con el funcionamiento en La Plata, por lo que recapacitó, y llegó a la conclusión de que necesitaba otros intérpretes en esa zona para que River jugase a lo que él quiere. ¿Y qué quiere? Lo que todos vimos y aplaudimos ayer: ese juego asociado y corto, esa presión alta para ahogarle los espacios al rival, tenencia de pelota pero con dinamismo, con movilidad, precisión y el aprovechamiento de los espacios. Todo salió a la perfección, aunque…

¿Soy el único que piensa que podríamos habernos ido amargados con un puntito? ¡Ojalá que no! Me dio la sensación de que, si bien River dominó los 90 minutos ampliamente a un rival que no supo leer el partido y fue una sombra, el fantasma del empate rondó el Monumental hasta la perla de Pisculichi. Ojo, con esto no quiero decir que Central haya tenido chances y que estuvimos cortando clavos con el culo hasta el pitazo final, no. La sensación que me quedó se resume en una conocida frase: “Los goles que no se hacen en el arco de en frente, se sufren en el propio”. Ese miedo escénico a que los rosarinos empataran –inmerecidamente, claro- estuvo latente en mí hasta que Piscu lo mandó a comprarse una cadera nueva al defensor de Central. Porque River contó con innumerables situaciones de gol y avances clarísimos, pero sin concretar, por lo cual, pienso que, para la próxima, no podemos perdonarle la vida así a un rival.

Por último, me gustaría destacar las individualidades que me dejaron un par de gotas en el tintero: en primer lugar, Ramiro parece que se tragó a Beckenbauer: es una pared y el tipo sale jugando con pelota dominada como si estuviera jugando en el patio de su casa. ¡Mirá como le cambió la cabeza el Bombonerazo del 30 de marzo a este pibe! Por otro lado, me fui tranquilo con la actuación de Kranevitter, y no sólo por el partidazo que hizo el Colo, sino porque también eso asegura que a Ponzio le peguen el culo al banco de suplentes con La Gotita, y cabe destacar que el mismo método lo podríamos aplicar con Ferreyra: Rojas se lució y también fue clave. Sánchez, bueno, hace una bien y una mal, aunque tuvo varias más buenas que malas, pero siempre una puteadita le cae. De Teo no voy a hablar, total. ¿Para qué? Me rompí las manos aplaudiéndolo. No hay palabras para describir a un jugador que te hace levantar de la butaca cada vez que la toca, que juega y hace jugar. Obviamente que no me olvido del resto del equipo que, en lineas generales jugó un partidazo, pero me quedaron colgando esas menciones especiales para volcar en esta nota. No es novedad que Maidana haya ahogado a un experimentado como Abreu, o que Vangioni haya dado la vuelta al mundo en 90 minutos.

En fin, parece que el más grande (y sobretodo Gallardo) encontró el equipo, y que, por suerte, este fin de semana puso un poquito las cosas en su lugar. Nosotros, jugando un fútbol lindo y ganando con cierta comodidad. ¿Los otros? Con el rancho cascoteado, beneficiados por errores arbitrales, revoleando la pelotita para arriba, y ganando al último minuto. Yo los veo y, pobrecitos…

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLONARIO

EL ROJO

EL CASO PISANO
El partido frente a Estudiantes en La Plata ya había comenzado un par de días antes del propio sábado a las 20:30. Le exclusión de Matías Pisano por parte de Jorge Almirón hizo entrar al equipo en inferioridad de condiciones.

Independiente mostró muchas similitudes conceptuales en comparación con el cotejo ante Rafaela, pero con una gran diferencia: ser inofensivo. Tal es así que cuesta encontrar jugadas de peligro frente al Pincha. 

La principal causa de dicha carencia fue claramente la ausencia del único conductor que tiene el plantel: Pisano, claro. En su lugar, el, ya a esta altura, habitualmente inexpresivo y casi descomprometido con el juego, Rolfi Montenegro, no acercó riesgo al área rival y mucho menos participó de la gestación de jugadas considerables.  

Si nos basamos en la explicación pública del director técnico ("cuestión táctica"), estamos hablando de un grosero error de Almirón. No tenía ningún sentido sacar al surgido de Chaca por el cada vez menos determinante Montenegro. Y en caso que haya sido sancionado por un gesto en el Libertadores de América, parece demasiado castigo no llevarlo al Estadio Único. ¿No hubiera bastado con el banco de suplentes?...

Más allá del "caso Pisano", la idea que pregona el entrenador sigue siendo sumamente rescatable, tentadora y extraordinariamente original, en este fútbol mediocre, plagado de cautelosos y timoratos. 

El equipo se está armando y Almirón está conociendo a sus jugadores. Tengamos paciencia y acompañemos este proyecto que está alineado a nuestros principios y enorme grandeza. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO@GastonIbarra

LA ACADÉ

COCCA ALTAS CALORÍAS
Se me había ocurrido “Cría cuervos” como título pero lo descarté porque me parece que los gauchos de Boedo merecen algo de respeto por la escurridiza copa obtenida. Ese karma que los tildaba de “Club Atlético sin Libertadores de América”. Respeto por el Papa y el regreso del papá, pues este blog es para hablar de Racing.

Aunque tampoco está mal ensalzar al rival, pues esto potencia aún más la victoria conseguida. Suplentes mediante, nos enfrentábamos el mejor equipo de Sudamérica (y bueh…) El encuentro comenzó con dos equipos fracturados, uno con experiencia y otro en formación, pero partidos al medio. Los cuervos mostraron un poco más de fluidez en el juego pero ambos se diluían en los tres cuartos, por lo que el encuentro pintaba para indigesto bofe. Afortunadamente, las tribunas mostraban un espectáculo que estremecía y hacía cerrar los bostezos. Con el sol radiante y ante la eufórica multitud tuve un deja vu y me sentí retrotraído a la niñez. Podía respirar otro aire, una fresca melancolía. Y después de mucho tiempo, dejándome llevar por los sonidos del imponente estadio, disfruté de un clásico como pocas veces.

Creo que ya lo dije (y no hace falta aclarar), hace muucho que no veo una academia con tantos jugadores de buen pie. Y menos si a esto le agregamos la intensidad con la que disputan cada balón. El abanderado desta intensidad es Hauche, suerte de indeclinable duende, quien se pasó de rosca y casi parte a su amigo Ortigoza.

Y, así como el partido frente al halcón se destrabara por la expulsión de Yacob, frente al cuervo se soltó gracias al cocazo de Lollo después de una sutil jugada preparada. Convengamos que ayudó el grueso error de la defensa azulgrana, la cual se embelesó con la pelota y permitió que el defensor anticipara el cabezazo. Lo grité con alma y vida, porque nunca convertimos al final de los primeros cuarenta y cinco (generalmente era al revés).

En el segundo, hasta resignando la tenencia del balón, sólo sufrimos dos veces y el equipo se acomodó rápido ante la expulsión del demonio. Luego vino la perlita de Castillón: ganó la posición, se dio vuelta, levantó la cabeza y definió fríamente. Gol de goleador. Brillante.

Lo llamativo deste nuevo Racing es que, después de dos partidos jugados, son pocas las críticas que pueden hacerse desde lo individual y colectivo. Saja volvió a la solvencia habitual y Cabral no desentonó. Podríamos achacarle a Pillud las concebidas lagunas que bien conocemos… pero ya no es el Mar Muerto. Impresionante despliegue de Videla: juego y huevos. No brilló Acuña pero tiene mucho talento (quizás el más habilidoso). Lollo, un crack, Grimi, un oasis en medio del desierto que supo ser la franja izquierda.

Regresé a casa con una sonrisa de oreja a oreja ¿Cuánto hace que no ganamos los dos primeros partidos? Cinco goles a favor y uno en contra (nunca mejor dicho) ¿Será casualidad o causalidad? Probablemente, ambas cosas. Sea como fuere, disfrutemos deste presente futbolístico. Hay tela para cortar y calorías sobran. No me cae muy bien la hinchada narcisista, el fan de sí mismo, pero fuimos cuarenta y tres mil en la segunda fecha. Hay que ser de cartón piedra para no conmoverse por esta pasión que compartimos y nos acelera el corazón. Buena semana para todos.     

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ACADÉMICO  

EL CUERVO

C.A.S.L.A

San Lorenzo en la cima de América. Poco más importa. Que aún dure el festejo del miércoles. Esa marea azulgrana que invadió desde NG hasta Boedo en un festejo sentido y en paz.

La Copa Libertadores fue mi obsesión. La tuya también, que tenés muchos año más que yo y cargaste esta mochila tanto tiempo. O quizás seas un pibe y te sea más difícil dimensionar la fortuna de vivir tamaño logro a tan corta edad.

Acá un equipo que ya la historia se encargará de rotular. Hoy son presente. Los que arrancaron en enero y los que terminaron en agosto (correte de la foto Valdés).

Dos años apenas pasaron. Imágenes que van y vienen. La del Pipi arrodillado mirando el cielo luego de que Gigliotti coronara con gol su maradoniano desborde, al Pipi levantado la Copa. De la camiseta con la estampa de La Nueva Seguros, a la camiseta con la Copa Libertadores bordada. De ir a pedir a la Legislatura, a recuperar la Tierra Santa. De viajar a Córdoba a jugar la Promoción a viajar a Marruecos a jugar el Mundial de Clubes. De tener a Viggo como embajador en el mundo, a tener al Papa como líder espiritual. Contrastes.

Ahora es la hora de cumplir las promesas hechas. Tatuate, rapate, caminá, casate, divorciate. Lo que sea que haya sido ofrendado, prometido. Es hora de seguir de festejo e ir saboreando lo que viene: el Mundial en diciembre. El que importa, el que es propio. El que vas a gritar lo goles, gozar las vitorias y llorar las derrotas.

Otro día hablamos de futbol y vemos qué hacer con este torneo de la mediocridad transitoria, último regalo del finado. Ocurre que pasar de aquello a esto como que a uno lo tira abajo. No importa, me busco el disco de Creedence, el tema Bad Moon Rising y me pongo a cantar con la letra que todos conocemos. La que hace años se escucha en el Nuevo Gasómetro.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CUERVO

EL GLOBO

MANIJA


No sé como quedo la cosa en la AFA, imagino que nadie la debe tener muy clara, pero espero que algo hayan cambiado las cosas y que las decisiones hayan dejado de ser unipersonales. Por eso, me animo desde este espacio a pedir, si quizá alguno conoce tiene un toque ahí, en Viamonte, para que le hagan llegar mi inquietud a los señores que se dedican a pensar en los formatos de los torneos del fútbol argentino. En realidad, más que una inquietud es una idea, una propuesta que surge del embole más profundo que me pegue este fin de semana largo. El torneo puede tener las características que quieran, ida y vuelta, vuelta solo, de 30, de 20, de 100 equipos, con 6 campeones o que gane siempre el mismo, no importa, solo pido una cosa, encarecidamente, que nunca más se haga un torneo con “fecha libre”. Esto de que todos juegan menos vos es, esencialmente, cruel.

Es que cuando empieza el torneo, quiero ver a Huracán, y más ahora que estuvimos dos meses esperando volver a ver al globo, entre mundial, pretemporada, fallecimiento y todo, por fin arranca y ahí no más nos meten la fecha libre. Naaaa, córtenla. No es gracioso. Estoy re manija de Huracán. Es una situación, como para que entiendan, comparable con un intenso y duradero franeleo con la piba esa que te vuela la peluca, viste. Estas ahí, pareces el pulpo Manotas, te vas comiendo la croqueta, sabes que hoy es tu día y ella interrumpe, “paso al baño” te dice, vos ya sabes que va a hacer un chequeo general y que vuelve para concretar, pero abrupta e injustamente te tira un “discúlpame, vino Andrés”. Ya esta, te queres morir. Primero por el que hago ahora dos horas más con esta mina y después porque tenes que esperar una semana, 50 mensajitos, volver arreglar y ya no confías, no sabes con que te puede salir el otro finde. Pone en duda, prácticamente toda tu existencia. Es así.

Pero este caso es peor, porque encima, cae fin de semana largo. O sea, todo mal. Porque la rutina cuál es. Laburas de lunes a viernes, el sábado o domingo te vas a la cancha que te ocupa todo el día y tenes libre un día solo para estar con la bruja, pero no!! Te ponen fecha libre y un fin de semana largo. Te condenan, hermano. Tres días seguidos, tres. 72 horas ininterrumpidas en familia. No, ¡déjame de joder! ¿Quién se banca eso? No es humano, viejo. Yo lo escucho al papa Francisco hablar de la familia y toda esa parolata, ¡qué fácil desde el balcón, Pancho! Cásate capo y después me contas. Desde el domingo que no me hablo con mi jermu, no porque estemos peleados, pero ¿qué queres? Ya no tenemos temas de conversa, ya nos dijimos todo, ya esta, hablamos de los pibes, la casa, el laburo, tus cosas bien? habría que cambiar los repasadores, me llamo mamá me dijo que la vecina de enfrente, doña chicha, se hizo un estudio y resulto que es celiaca, podes creer?, a los 60 años se lo detectaron… basta para mi, basta para todos.

Asique acá estoy, jugando a la catarsis con el teclado. Sabiendo que mientras más rápido queres que pase el tiempo, más lento avanza. Que no ayuda ni lectura, sobre todo, si lo único que tenes para leer de tu equipo son crónicas de entrenamiento, partes médicos y esos menesteres. Por eso, querido amigo, ya sabe, si conoce alguien que cree que pueda ayudarme con esta campaña, anti fecha libre, no se olvide de pedirle que esta insostenible situación no debe de repetirse. Desde ya, muchas gracias.


Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO QUEMERO @1mtrQuemero

EL FORTÍN

SUMANDO

Ganamos en casa, tres puntos más en este torneo de transición del que no sabemos lo que nos puede deparar. No sabemos porque realmente ver jugar al equipo mucho no contagia, y lejos estamos de pensar que podríamos llegar a pelear por algo.

Se abrió temprano el partido tras una jugada y definición del 'diferente', el Oso Pratto, siempre presente, aunque un poco solo a la hora de atacar. Lo banco a Nanni pero me gusta mucho más lo que vi de Milton, aguanta muy bien de espalda y es muy criterioso con la pelota. 

Luego del gol en contra, no se jugó más, la tuvimos, ingresó muy bien Brian (¿será este su semestre?) y un Yamil que tranquilamente puede ser titular en caso de que se vaya Romero. Un poco flojo Correa, Cabral cumplió, y la zaga central, salvo en el gol, está tomando cada vez más confianza.

Ahora se vienen tres lindos partidos, Independiente, Lanús y Boca. ¿Qué será de este equipo luego de estos nueve puntos en juego? Esperemos que siga en pie y se pueda plasmar una idea de juego. Por lo pronto hay que ir partido a partido, a paso firme y no rifar los partidos con cambios ni formaciones que desarmen la solidez buscada, sobretodo en mitad de cancha.

Por otro lado, en noviembre se juega otro partido, y sería muy bueno que la mayoría de los socios nos comprometamos y vayamos a votar, por un lado seguramente estará Gámez y por el otro Chilavert (de vocal), habrá que informarse bien, ver qué se propone y tirar todos juntos poner a Vélez en donde se merece en todo sentido. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO VELEZANO

EL BICHO

A MEJORAR...

El primer partido de Argentinos de visitante dejó varias cosas para analizar y pensar. Empecemos por lo positivo. El equipo impuso presencia en Córdoba. Ya estamos más que acostumbrados a ir a jugar de visitante y ser una sombra, un equipo “sparring” que lo único que hace es florear al rival y levantarlo. Esta vez no fue el caso. Claramente se debe a que estamos en otra categoría, pero por lo menos los jugadores y técnico saben que esta categoría nos queda chica y que somos los candidatos. Eso es más que bueno. El factor “psicológico” en el fútbol juega un rol muy importante, y Argentinos tira la chapa en donde juegue. Sin embargo, con eso no basta. Y quedó también en claro en el partido pasado.

Instituto empezó con miedo y nosotros no pudimos aprovecharlo. El buen manejo del Lobo y las encaradas de Lenis (a pesar que no estuvieron tan efectivas como en otros partidos) no fueron suficientes y, a medida que el partido pasaba, Instituto empezó a crecer y a darse cuenta que ese miedo que tenían al principio no era tan justificado y que podían atacar. Tal vez, por eso es que vino el gol de Guerreiro (que lindo es ver a un 9 haciendo goles), pero a partir de ahí, el resultado se mantuvo por Gabarini. Todo lo que le paso cerca lo sacó, y incluso algunos tiros de formas increíbles. No tuvo nada que hacer en el gol (acá hay que darle mérito al 9 de ellos). No podemos depender del arquero para mantener el resultado.

Ellos nos encontraron la vuelta por el lado izquierdo poniendo a un tipo pegado en la raya. Tan solo con eso y no pudimos solucionarlo. Esto es preocupante porque, por más factor psicológico que haya, si los rivales ven que poniendo a un win nos complican, lo van a empezar a hacer y la vamos a pasar mal.

Igual, esto recién empieza y siempre hay que mejorar. Más en un equipo que recién se forma. Ahora podemos estar tranquilos, festejando nuestros 110 años. Nada pasó que no sea lo usual. Vamos bien, pero hay que mejorar…

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO BICHO.- @patur131

EL PINCHA




SOY UN POCO URUGUAYO


Cuando el sábado volvía de la cancha me puse a pensar en algo que ya venía masticando hacía tiempo. Después de disfrutar del terrible golazo de Goñi, y mientras caminaba en soledad rumbo al auto con la sonrisa a cuestas por la victoria conseguida, me vino otra vez a la mente un pensamiento que me gustaría compartir con ustedes: me siento un poco uruguayo. Sí, así como oyen, o como leen, para ser más precisos. Mi afirmación va más allá de la tradición matera que subyace a las charlas futboleras que tenemos entre amigos. Me siento uruguayo porque tanto nosotros como ellos siempre fuimos equipos chicos que la pelearon desde abajo, desde tiempos inmemoriales donde diarios y periodistas se cansaban de hablar sin fundamentos sobre nuestras prácticas y modalidades de juego. 

Los uruguayos valoran el esfuerzo y el trabajo en pos de un bien común, y su idiosincrasia se basa en la garra, en el esfuerzo personal, sin mencionar que las hazañas conseguidas por los orientales tienen aromas que nos recuerdan a las nuestras. Estudiantes y la Argentina se mueven por corrientes futbolísticas totalmente opuestas, por lo que me resulta bastante difícil, por ejemplo, ser hincha de la Selección cuando no está dirigiendo un técnico de nuestra escuela. Igualmente, de más está decir que siempre quiero que gane cuando le toca disputar un partido. 

Pero esto es distinto, y lo experimenté en el Mundial cuando me encontré parado sobre la mesa ratona del living gritando el segundo gol de Suárez contra los ingleses. Ese gol lo viví como propio porque siento que ellos tienen valores que nos identifican a los pinchas, valores que los hacen sentir orgullosos, que los elevan como personas y como equipo. Es así, no concibo la idea de un uruguayo cagón, como tampoco la de un pincha con las mismas características, creería que esta propiedad no se encuentra en el ADN de ninguno de los dos. 

Fue por eso que este sábado volví a recordar esta reflexión. Verlo a Goñi disputar esta clase de partidos refuerza mi convencimiento. Ernesto juega cada balón como si fuera el último y nos da variantes en la pelota parada muy importantes, con laterales centros a pura potencia y con una pegada precisa en los tiros libres y en los desbordes con pelota en movimiento.

Contra Independiente se pudo ver a otro Estudiantes, a ése que estábamos esperando que apareciera en el debut, pero que pecó por su ausencia. Esta vez se volvió a las fuentes, esta vez se vio a un Estudiantes guapo, a un Estudiantes con garra charrúa, a un Estudiantes más uruguayo, a un Estudiantes más Estudiantes.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO PINCHA - @DrBidon


EL TRIPERO

SUMA Y SIGUE

GIMNASIA sumó su segundo empate consecutivo en lo que va del torneo y, más allá del resultado, el desarrollo del juego permite pensar para qué está el equipo de Pedro.

Desde el resultado, el punto sirve y mucho. Newell´s de visitante fue, tal vez, el viaje más complicado del torneo. Contra un equipo definitivamente superior, sobre todo desde lo técnico, el LOBO se plantó, lo neutralizó y se trajo un empate. Por eso, el punto sirve.

Desde el juego GIMNASIA hizo un partido correcto, mostrando cosas positivas y de las otras ,pero redondeando una actuación pareja. En lo defensivo el partido fue casi perfecto, sin errores, pero a la hora de generar juego el equipo muestra clara dificultades que se traducen en la escasa tenencia de balón y oportunidades de gol. Este es el principal punto a resolver de acá en adelante.

¿ GIMNASIA puede jugar mejor? Sí, claro. Este plantel demostró más de una vez que el nivel que está demostrando puede ser superior. La clave pasa por la elaboración de juego. Ahí habrá que laburar con la dupla Alvaro-Nacho de donde debe nacer el juego para que la pelota llegue clara y no todo sea a los tropezones.

¿ GIMNASIA puede jugar a otra cosa? Claramente no. Esta idea es sin dudas la que mejor le cae a este grupo de jugadores y la que mejor entiende. Cambiar rotundamente el estilo sería un error imperdonable. Hay que profundizar el modelo y elevar el nivel sosteniendo la idea.

En unos días viene Central, Un rival que en los últimos años se volvió especial. Oportunidad única para empezar a sumar de a tres y revalorizar los puntos obtenidos hasta aquí. Paciencia, laburo y más laburo, la única fórmula para seguir creciendo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TRIPERO

LA LEPRA

DÉJÀ VU

Jugar mejor que el rival, pero sin apabullarlo. No generar demasiado. Hacer un gol rápido en el segundo tiempo. Que te lo empaten todavía más rápido, y de pelota parada. Seguir dominando el partido, pero no poder quebrar el empate porque el rival se te cierra atrás. Toqueteo intrascendente hasta que el juez da el pitazo final. Me parece que esto ya lo viví…

Un déjá vu es la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva. Este partido ante el Lobo, más que el partido con Boca, me pareció una continuidad o una vuelta a Berti. Un déjà vu del ciclo anterior. Más allá de la desafortunada lesión de Villalba (qué karma que tenemos con esto, ¡eh!), no estuve de acuerdo con el cambio de Tévez; ni entendí por qué Raggio, empatando y de local, se guardó un cambio cuando Bernardi estaba pidiendo casi a gritos salir. Más allá de todo lo que nos dio, es innegable que Lucas no está para jugar los 90 minutos.

Otra cosa que preocupa, y mucho, es la escasa conexión que tiene el medio con los de arriba. Con el ingreso de Figueroa por Villalba el equipo fue más ofensivo, y Víctor trató de asociarse con Maxi  y Nacho (por Dios que agarre ritmo pronto, lo necesitamos y mucho), pero a pesar de tener una delantera más importante que la del torneo pasado, nos falta punch en los últimos metros.

El partido próximo pinta muy, pero muy similar. Esperemos poder quebrar más fácil al Pirata, que todavía tenemos tiempo para enderezar el rumbo.

POR LO MENOS, ASÍ LO SIENTO YO
ADELANTADO LEPROSO
@Fran_Cinelli

EL CANALLA

A MÍ DAME LA ESTUFA

Albert Einstein alguna vez dijo la siguiente frase: "Cuando un hombre se sienta con una chica bonita durante una hora, parece que fuese un minuto. Pero déjalo que se siente en una estufa caliente durante un minuto y le parecerá más de una hora. Eso es relatividad".

Lo que este físico no sabía era que el domingo 17 de agosto de 2014, en el estadio monumental se iba a disputar un partido entre River Plate y Rosario Central, que iba a traer como resultado que más de un hincha del equipo rosarino hubiese preferido estar más de 90 minutos sentado en una estufa caliente, antes que viendo a 11 tipos sin poder dar 3 pases seguidos, ni patear al arco. 

Tan bajo fue el nivel mostrado por los dirigidos por Miguel Angel Russo que hasta hicieron de que nos olvidemos del penal que no nos cobraron estando 1 a 0. Fue tan claro como el que le hizo Neuer al "pipita" Higuain. Pero claro, como el que punteó la pelota era Niell y quien lo derribó era el arquero de River en su propia cancha, los periodistas (si así se los puede llamar) estuvieron entre 3 y 5 minutos analizando la jugada y diciendo que no les quedaba claro si había sido o no penal.

No me voy a detener a analizar el pésimo funcionamiento que presentó Central en ataque y en defensa, mucho menos le voy a caer al cuerpo técnico que ya dio claras muestras de estar capacitado para dar vuelta momentos adversos, tampoco quiero hablar de una crisis estando en la segunda fecha de un torneo y no voy a caer en el facilismo de pedir a los que están afuera o al refuerzo que no llegó, pero antes que ver el partido del domingo, a mi dame la estufa.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CANALLA

EL SABALERO

NI FU NI FA
El recorrido recién comienza, pero se pueden distinguir un par de temas que ocupa al pueblo sabalero futbolero (más allá del procesamiento del innombrable, el cual celebramos).

Uno es la preocupación por los puntos acumulados en estas dos fechas, que nos dejan 8º en la clasificación. Esto no resiste análisis, son número fríos y por lo tanto, no hay que dedicarles (todavía), demasiado tiempo en analizarlos. Colón sigue invicto, no perdió de visitante en un torneo tan duro como este, y recibió un solo gol, e hizo la misma cantidad.

Hasta acá nada raro (?), siempre son preferibles esos números a perder los dos partidos,  comerse 6 goles, y que te hagan 3 de local, pero eso es otro cuento (?).
Lo que más está ocupando la mayoría del tiempo libre del pueblo rojinegro es la manera que se llegó a esos resultados. 

El primer partido se puede eximir, por ser el debut de Categoría, equipo nuevo, etc. Se buscó el partido, con pocas luces y no encontramos ni papa (?). El segundo partido es donde se empezó a poner la lupa por la manera en que se jugó. En ventaja desde los 6 minutos del primer tiempo, el equipo inexplicablemente se metió a jugar en los 25 metros de la cancha que le pertenecían, o sea, “se metió atrás”. Obviamente que el empate a los 44 del segundo tiempo agrava las cosas, todo el partido aguantando, y sucedió lo que tenía que pasar.

Si escuchamos al DT, dice que la orden no vino desde el banco para jugar de esa manera, cosa que se maquilló bastante bien, porque ni en el entretiempo pudo hacer entender que esa no era la manera. Responsabilidad de él, sin dudas. 

Igualmente, para este humilde cronista (!!), el cuerpo técnico tiene crédito, lo sabe inteligente y que aprende de sus errores.

Todos sabemos que Colón por historia, y mucho más en esta categoría, tiene que salir a ganar en todos lados. Tampoco vamos a ser necios, la B lejos está de ser una categoría accesible, casi siempre gana el que acierta un contraataque y no el que más busca el partido. En ese sentido la inteligencia tiene que estar de nuestro lado, obviamente que si se aplica unos metros más adelante no nos vamos a enojar, Digo (?).
El próximo partido será una buena oportunidad para demostrar un poco más de personalidad y arrojo en nuestra cancha. Todos así lo esperamos.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO SABALERO@Piguyi2011

EL TATENGUE

¡El arranque!

¡Buenos días, tardes y noches, estimados hipotéticos lectores adelantados! Otra vez el banderín irresponsable me convoca para describirles semana a semana, las sensaciones que produce en mi pobre persona el derrotero del primer equipo de UNION es Santa Fe por este torneo que todavía no se cómo carancho se llama, cómo se juega, cómo son las zonas, cómo se jugará si es que hay un clásico, y todo matizado por el deceso del Don Julio y eso, eso. Para no ser menos, arranco una semana tarde, aunque poco importa, ya lo vivido fue idéntico en cada una de las dos fechas pasadas.

Tuve hace unos años, un autito de fabricación nacional, estimado lector, que  cada vez que necesitaba arrancar requería el uso de un martillo. La mecánica era más o menos esta: me ilusionaba con salir; decidía dónde; intentaba arrancar; desistía; agarraba el martillo; levantaba el capot y le pegaba al burro. Después de todo esto, arrancaba el poderoso y me llevaba. Simple ¿no? En fin, todavía recuerdo las broncas que levantaba por lo que le costaba arrancar a ese pedazo de lata. Pero como lo quería...

Creo que se acerca de alguna manera a la desazón que siento en este momento, pasadas dos fechas, y ver que el equipo no arranca. Casi lo mismo que el poderoso. Casi es como ver el reloj y decir: "esto ya empezó y si no arrancamos ahora, vamos a llegar tarde". Lo cual, ante cada intento, hace que aumente esa sensación, hasta que por fin… empecemos a recorrer el camino.

Llevamos dos jugados, dos perdidos. Pero todavía hay tiempo para arrancar… vamos que estamos para otra cosa, no para levantar muertos… de verdad. El pueblo Tatengue, va a acompañar como siempre, en un coqueto 15 de abril remozado o dónde sea, como siempre y más que nunca, de eso no quedan dudas.

Y retomando la analogía, resta que el equipo arranque. Si fuera mi poderoso, sabría dónde golpear el burro… en el caso de UNION, todavía no se cual es el burro, por eso no saque el martillo, je.

Párrafo aparte, mas allá de toda razón, no pude evitar que mis ojos se humedezcan con esa rara mezcla de orgullo, pertenencia, pasión y ese plus inexplicable cuando mire, tanto en san francisquillo la semana pasada, como en casa este domingo,  a ese pueblo Tatengue que reventó las tribunas y que demuestra que esta pertenencia crece año a año, así como lo hace el club.

Unionistas, alentemos sin parar como sabemos hacerlo, que esto recién empieza y a veces arrancar cuesta un poco. Sino pregúntenme del poderoso.  Lo que importa, estimados, es que ahí estaremos, mirando a el/la de al lado con una señal de complicidad, esa que dice "vamos Tate todavía". Simple, ¿no?

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TATENGUE -@adelantadoUnion

LA T

SIN TALLERES Y SIN CERVEZA...

…el hincha pierde la cabeza. Creo que el título y la imagen sintetizan el estado de ánimo de los tifosi albiazules. Es que nuestro torneo (léase infierno) empieza el próximo fin de semana y pareciera que hace años que no jugamos un partido. Cada día que pasa se acumula el aliento, las canciones, los saltos, las puteadas, las agitadas de brazos, los aplausos, las ganas de ver a Talleres.

Para colmo tenemos que comernos los otros torneos que ya empezaron, como el de Primera y la PBN. Por un lado uno prefiere no ver nada para no despertar el monstruo de la ansiedad, pero, por el otro, no queda otra que mirarlos para apaciguar las ganas de ver algo de fútbol. No es tú equipo, pero es como calmar un poco la sed de Talleres. Ellos ya arrancaron, jugaron dos fechas, están felices o tristes, conformes o no con el rendimiento del equipo, pueden hacer análisis, ver la síntesis del partido, los goles, etc.

¿Nosotros? Bueno, leemos noticias sobre algunos refuerzos, sobre como paró el equipo Ghiso, el estado de los lesionados, algunas declaraciones de los jugadores, como va la campaña de socios y cosas así que rozan lo extra futbolístico. El hincha, de lo que realmente quiere hablar, es de cuándo juega la Tetera, a qué hora, sí se puede viajar o no, cuánto sale el pasaje, la entrada, dónde se hace la previa, a qué hora, que, al fin y al cabo, son más extra futbolístico que lo primero, pero que después concluye con Talleres saliendo a la cancha que es lo que realmente importa.

Yo no soy la excepción, señor lector. Hoy me puse a pensar sobre qué escribir y la verdad que cuando no jugamos antes de los martes me cuesta un poco encontrar un tema. Con un partido de por medio tengo varias alternativas para volcar en mi columna semanal, pero, sí no, es un poco más complicado. Así que pensé “¿cómo me siento ahora?” (ni que fuera Facebook) y me saltó esta idea.

Quiero terminar diciéndole al hincha de Talleres que cada vez falta poco, que no se desespere tanto y que, a pesar de que la mayoría de los torneos en el mundo ya arrancaron o están por hacerlo, el nuestro empieza el domingo. El nuestro es el más importante, más aún que La Liga, la Premier o la Serie A. El Torneo Federal A es el de mayor importancia de ahora en más. Faltan pocos días, paciencia. Guardemos el aliento para copar Rosario, esperando traer los 3 puntos a Córdoba. No perdamos la cabeza, sólo quedan 6 días.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ALBIAZUL

EL TOMBA

EL TOMBA DE LOS MILAGROS

Godoy Cruz no había hecho prácticamente nada durante todo el partido ante Quilmes, pero aprovechó una serie de eventos a su favor y terminó robándole un punto impensado al Cervecero en su propio escenario.

Contracara. Eso fue lo que mostró el Tomba en tierras sureñas. Tras el buen debut ante Banfield, el mendocino ofreció su peor versión ante el Decano. El equipo de Mayor tuvo constantes y preocupantes desacoples defensivos, el mediocampo falló tanto para contener como para empezar a generar juego, y arriba no hubo convicción a la hora de atacar. Falló todo el esquema ante un conjunto que venía golpeado y con 7 goles en contra en los últimos dos partidos.

Pero ésto es fútbol y hasta que el árbitro no pita el final, nada se decide. Así fue que Braña dejó a Quilmes con uno menos (lesión con los cambios agotados), Delfino sancionó un penal de extraña veracidad a favor de Godoy Cruz, Tito Ramírez inició la remontada y en un frenesí de emoción Cosaro lo empató.

Así, el Expreso puede seguir pensando en mejorar sabiendo que todavía está invicto. Obviamente eso facilita todo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TOMBA

LA CREMA

EL SUFRIMIENTO DE LA ALEGRÍA

Pasaron exactamente 100 días desde aquella última vez de Atlético jugando en el Monumental de Barrio Alberdi. Aquella noche de mayo fue una de las tantas en las que el final del tramo del torneo nos daba más muecas de tristeza que de alegría. Partido que si lo ganábamos, quedábamos ahí de olvidarnos del descenso, pero nos lo empataron y encima los otros, nos festejaron su salvación en la cara.

La vida te da revancha, inclusive después de tanto sufrimiento. Por eso, anoche volvió la alegría. Atlético nos permitió volver a sonreír, y alargarnos la felicidad por seis días más, momento en el cual tengamos que visitar al desdibujado Boca de Bianchi.

Se sufrió, como siempre. Así es Atlético. Si gana, lo hace sufriendo. Acostumbrados ya estamos, pero debemos estar preparados.

Por lo menos así lo siento yo.

ADELANTADO CREMOSO - @ExequielMelano

IMPRECISO

En este fútbol de hoy en día, donde las brechas son cada vez más cortas, un equipo no puede darse el lujo de despilfarrar cuatro o cinco chances claras de gol. De hecho, cuando uno se toma semejantes licencias termina casi con seguridad perdiendo el encuentro. Y esto le sucedió a Lanús ayer, en Rafaela.

Este equipo no solo desaprovecho unas cuantas situaciones de gol. También regalo un tiempo, el primero. Salió a la cancha a esperar que pasaba y cuando se dio cuenta que estaba en desventaja ya perdía por dos goles. Si bien el “Chino” Romero parece ser la única carta goleadora de este semestre, se empecina en hacer siempre la difícil y termina perdiendo pelotas que comprometen a sus compañeros de defensa que no pasan por su mejor momento. Tenemos un Santiago Silva que cada día que pasa juega más lejos del área rival y le cuesta horrores generarse espacios.

En fin: se perdió, pero también en la derrota hay cosas positivas. Se ve un Ortiz movedizo y criterioso,  un Valdez Chamorro incisivo y un Marchesin que desde hace cuatro años a la fecha jamás bajo su rendimiento.

No merecimos perder, pero en el futbol como todos saben ganan quienes convierte, y  hoy ese fue Rafaela. En seis días recibimos al equipo La Plata, ese que tanto nos ha costado ganarle en los últimos años. No bastará solo con generar seis o siete situaciones. Será necesario también salir concentrados y con la misma actitud del segundo tiempo ante Rafaela. Esto recién comienza y se puede mejorar, estará en Guillermo y sus dirigidos enderezar el rumbo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO GRANATE

EL TALADRO

LOS CHICOS DE ATRÁS NO ESTUDIAN

Están muy de moda las “historias” a lo Paulo Coelho. Esas que cuentan breves historias para luego “dictaminar” o “enseñar” algo con su consecuencia. He aquí dos pequeñas historias.

Muchas veces cuando estuvimos en la primaria y/o secundaria nos tocó hacer un trabajo práctico en equipo. Y la cosa generalmente era por grupos integrados de cuatro a seis personas. En mi caso fueron seis casi siempre. Pongámosle que sean cuatro. Imaginemos que entre los cuatro tienen que leer determinado libro y luego realizar dos preguntas cada uno. Estos cuatro chicos se ponen de acuerdo y deciden “repartirse” las cuatro preguntas, se subdividen el libro en cuatro y cada uno responderá su pregunta con su parte leída. Pasan los días y el momento de compilar el trabajo se dan cuenta que solo uno leyó lo que había que leer. El pánico se apodera de los otros tres. En síntesis uno cumplió como corresponde, el otro lo hizo a medias y los otros dos boludearon todo el tiempo y no hicieron la lectura. Entregan el trabajo y obviamente no están aprobados. Les ponen un cinco, les falto dos puntos para aprobar. Es decir que si los dos que se “colgaron” hubiesen hecho lo suyo aunque sea a medias, aprobaban, raspando pero aprobaban.

Vayamos a otra historia parecida. Una maestra tenía dos cursos. Con la salvedad que este año en lugar de estar en 4° están en 5°, porque han pasado de grado. Entonces decide ver cuál de los dos cursos era mejor “académicamente” hablando. Como en toda división, los del fondo son los problemáticos, los del medio se esfuerzan y los de adelante son los más aplicados. En ambos cursos decide hablarles bien. Alienta a que los del fondo dejen de pavodear, a que los del medio se esfuercen el doble y que los de adelante prosigan por esa senda. Viene el día del examen y nota que en el primer curso la cosa esta peor que antes. En el fondo alguno boludea, otro cancherea, en el medio siguen esforzándose pero se distraen por los de atrás y los de adelante siguen igual, efectivos y aplicados. Por obvias razones le va mal y el otro curso sin cambiar mucho, le gana al primer curso.

Uno podrá ver cómo estas dos pequeñas historias se asemejan a la actualidad de Banfield. Mientras los de arriba siguen generando y generando situaciones, los de abajo están dispersos, se equivocan fácil, el arquero medio que cancherea y todo esto arrastra a los del medio. Ojo esto no es solo contra Defensa y Justicia, se vio en el primer partido y también en varios del Nacional B, salvo que acá al primer error te vacunan. Cuando los del fondo no cumplen su tarea, los de arriba por más afilados que estén no pueden ganar solos el partido. Usted me dirá que falta Bianchi Arce, Eriviti y Bertolo. Tiene razón.

Párrafo aparte para Servio, una mala tarde la puede tener cualquiera, no es para que algunos lo silben como lo hicieron —hemos bancado sin ir más lejos a tipos como Nieto o Andrés Díaz sin chifle alguno—, pero el tema que molesta más que nada es el “canchereo” que suele hacer cuando quiere salir jugando, cuando en algunas ocasiones caga a pedos a los compañeros o cuando quiere hacerse el Neuer y jugar como libero —casi lo embocan desde la mitad de cancha contra Defensa, menos mal que pegó en el palo—, otra cosa que molesto fueron sus declaraciones post partido. Tiene una personalidad conflictiva. Particularmente a mí mientras en la cancha rinda, eso no me importa. Antes no era un ídolo, después del partido contra el Halcón tampoco es el peor arquero. Va a revertir ese mal partido que tuvo seguramente, me parece algo exageradas sus declaraciones y los silbidos luego del partido. Creo que él y los que lo silbaron, deberían bajar un cambio, esto recién empieza y solo falta que los de atrás del “aula” se pongan un poco más las pilas y estaremos para cosas importantes.

Desde este humildísimo lugar, quería mandarle un fuerte abrazo a Matías Almeyda y a los suyos por intervención quirúrgica que tuvo su padre. Que tenga una pronta recuperación y que ojalá, en breve, su única preocupación en la vida solo pase por cuestiones futbolísticas.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TALADRO - @Yuainjaim

EL CERVECERO

IRRESPONSABLES

Increíble. Quilmes jugó un partidazo, hizo 2 goles aunque mereció todavía más, tuvo actitud y se mostró bien en todos los sectores durante la mayor parte de la tarde. Sin embargo, y con todo servido, no ganó. Sí, lo que debió ser puro festejo, concluyó en estar calientes en demasía por irresponsables.

Irresponsable Braña, aunque parezca mentira tratándose de él, que le dijo al técnico que estaba para seguir cuando se le preguntó. Irresponsable Quatrocchi que se apuró en gastar el último cambio confiado en vez de aguantar unos minutitos a ver cómo respondía el Chapu. Sigo sin entender cómo de repente, ya sin variantes disponibles, este último dejó la cancha y así, un Quilmes que ganaba merecidamente, se quedó con 10 por falta de viveza y empezó a sufrir por sufrir.

De ahí en más, bastó simplemente un ratito de hacer todo mal para tirar a la basura un encuentro ganado. Irresponsable el equipo que en lugar de entender la necesidad de cautela y la falta del motor de la mitad de la cancha, siguió arriesgando sin cuidar. Irresponsable -y a su vez responsable directo- el delincuente arbitral Delfino, al inventar un penal que dio vida a Godoy Cruz. Ahí se terminó la alegría cervecera. Entre el envión anímico de ellos y el bajón de nosotros ante la sorpresiva desventaja numérica y el injusto descuento, no pegamos ni una más, los dejamos venir, y una payasada en área propia convirtió, sobre la hora, un centro al voleo en el 2 a 2 final. Lo imaginábamos todos. Dolió pero no sorprendió.

No se pueden escapar oportunidades como la de este lunes. Si no nos hacemos responsables y aprendemos a asegurar estos partidos servidos, entonces no sé cuáles vamos a ganar.

Por lo menos, así lo siento yo.

ADELANTADO CERVECERO - @adrian28qac

EL AURINEGRO

PERMÍTANME ILUSIONARME
Siempre fui crítico de Perazzo y sus sistemas tácticos conservadores. Hoy tengo que destacar su buen trabajo con los refuerzos y con los pibes que de a poco empiezan a amoldarse en el primer equipo. Trabajo y perfil bajo, dos factores fundamentales con el cual llegó el DT.

“Esto es un proyecto a largo plazo”, fueron las primeras palabras de Walter cuando llegó a un Olimpo que estaba prácticamente descendido. Desde ese día, hasta el último sábado, pasó mucho tiempo y varios jugadores. Quizás el trabajo empiece a tener sus frutos ahora. Y digo ahora para no hacer referencia al ascenso y la permanencia, sino al futuro (y presente) alentador que este pueda traer. Por eso considero que nunca es tarde para levantar la mano y dar un voto de confianza. Porque a los proyectos, cuando lo son de verdad, hay que acompañarlos.

Y Olimpo volcó todo esto en nuestro debut  contra Tigre. Con el diario del lunes siempre es un poco más fácil opinar y siempre habrá comentarios disímiles. Pero creo que esta vez vamos a estar todos de acuerdo. Jugamos un gran partido, siendo ofensivos pero equilibrados. Sabiendo cuando hay que atacar y cuando defender. O mejor dicho, siendo un equipo pragmático y vertical. Con varios jugadores que siguen apostando a nuestro Club y con otros tantos que parecen acoplarse bien. Y sumando, de a poco, a jugadores surgidos de nuestras divisiones inferiores. Con la importancia que eso implica.

¿Hay que mejorar? Siempre hay que mejorar. Y sé que esto recién empieza.  Pero con gente trabajadora y seria todo es posible. Tanto, que con tan solo una fecha jugada permita ilusionarme. Que hace que me anime a pensar en algo grande. Que se yo, quién te dice, en una de esas…

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO AURINEGRO@joaquincamicia

EL VERDINEGRO

NUEVO TORNEO, NUEVO EQUIPO, MISMOS MALES

Buenas, queridos Adelantados. Otro semestre más acompañando al Verdinegro sanjuanino desde este humilde pero hermoso sitio.

Primero, pedir disculpas por la ausencia la semana pasada, espero poder cumplir cada fecha hasta que el Verde vuelva a Primera a fin de año.

Bastante que decir acerca de San Martín. Después de una primera mitad de año en la que se peleó hasta el final y no se pudo, alternando buenas y malas; se produjo la vuelta más esperada: la del Yagui Forestelo que retornó luego de la salida de Azconzabal y con mucha sed de revancha luego del (digno) descenso del año pasado.

En cuanto al plantel, se fue medio equipo y llegó otro. Carlos Bueno, Raúl Iberbia, Mauro Milano, Renzo Vera son algunos de los nombres que arribaron al Pueblo Viejo para ponerse la camiseta del Verdinegro; aunque algunas ausencia se van a sentir, caso de Caprari y Leandro González, goleadores del equipo en el último torneo.

El fantasma de no poder ganar de visitante se hizo presente nuevamente en esta segunda fecha, algo que los hinchas venimos padeciendo hace ya un largo tiempo. Los problemas de San Martín a la hora de salir de la provincia vienen haciendo estragos en las últimas campañas, incluso durante el último paso por primera división, situación que debe cambiar si es que queremos volver cuánto antes a Primera.

Este semestre es la oportunidad ideal para la vuelta a la elite del fútbol argentino, no la podemos dejar pasar y estaremos apoyando a San Martín como siempre.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO VERDINEGRO - @martinvillegas2


NEGOCIO REDONDO

BELGRANO 0 BOCA 1
Quiero que te lo imagines bien. Como dos montículos prominentes, como dos cerros redondeados que insinúan un valle entre ellos. Un valle de tierra fértil para un jardín de delicias. Quiero que te lo figures con la presencia de un acoplado, saliendo con un poco de violencia por debajo apenas de la espalda, erguido y firme como para apoyar un vasito ahí mientras mirás el partido. Hacéte la imagen de un almohadón duro y parado, que haga rebotar la mano cada vez que lo palmás y que resista con dignidad al pellizcón de pasada. Imaginátelo apretado en una calza relampagueante como las que se usan ahora, gritando con furia que lo mires. Tenés que verlo bien redondo, como una manzanita perfecta, que esconde un carozo arisco y a la vez sabroso. Es necesario que en tu mente lo puedas visualizar bien nítido, con esa presencia arrogante que se bambolea al caminar, casi jactándose de su vaivén acompasado. Pero sobre todo, hay que imaginarlo grande, gigantesco. Ahora que lo ves estás preparado para entender por qué anoche ganó Boca.

Por lo menos así lo vemos nosotros.

ROSARIO NUNCA

RIVER 2 CENTRAL 0
Rosario, cuna de talentos diversos y gente notable.

Ernesto Guevara.
Mónica Gutiérrez, Pablo Granados, Lionel Messi.
Alina Moine, Gerardo Rozín, Antonio Berni.

Lito Nebbia, Luis Machín, Oscar Moro.
Juan Carlos Baglietto, Lola Ponce, el Negro Olmedo.
Roberto Fontanarrosa, Valeria Mazza, Reynaldo Sietecase.
Luciana Aymar, Fito Páez, Norma y Mimí Pons.

Rosario es grande. Rosario siempre estuvo cerca. Pero con la pobreza que mostró, nunca estuvo cerca de ganarle a River en el Monumental.

Por lo menos así lo vemos nosotros.

DIFERENCIAS

RACING 2 SAN LORENZO 0
Eras la oveja negra de la clase. Aprobabas de pedo, si aprobabas.  Aún hoy no entendiste la regla de tres compuesta. Ni hablar de derivadas e integrales, eso era magia negra para vos. Asi que al terminar la secundaria, siendo técnico electrónico, te tuviste que conformar con hacer delivery para un local de comida china de dudosa reputación. Cobras chauchas y palitos, y apenas te alcanza para alquilar ese monoambiente en PB, que tiene un patiecito de mierda que se te llena de forros usados, colillas de cigarrillos y partes de juguetes, que te llueven de la torre de 30 pisos que linda con tu conventillo. 
Hoy te cruzaste en Facebook a Ramírez. Ese sí que estaba más jugado que vos. Hasta que dejó la escuela en cuarto año era peor que vos. Hasta Educación Física previa tenía. Lo invitaste a tomar mate a casa. Toca timbre. Justo cuando abrís, ves que con el remoto cierra una BMW 4X4. Con la ropa que tiene puesta, comés 5 años. El tan San Lorenzo, y vos tan Racing.

Por lo menos así lo vemos nosotros. 

¿REVOLUCIÓN?

ESTUDIANTES 1 INDEPENDIENTE 0
La Revolución Francesa ocurrió en el año 1789, duró 10 años y marcó el final definitivo del absolutismo.
La Revolución Industrial se inició en la segunda mitad del siglo XVIII, finalizó hacia 1840 y forjó el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales.
La Revolución Cubana comenzó en 1953 y finalizó en 1959. Fue el principal resultado del movimiento de izquierda que provocó la caída de la dictadura del general Fulgencio Batista.
En esta parte del mundo, la Revolución de Mayo empezó en 1810 y tuvo como corolario la declaración de la independencia argentina a mediados de 1816.
La Revolución Almirón duró solamente una semana y terminó con las ilusiones, esperanzas y expectativas de miles de ilusos de Independiente. 

Por lo menos así lo vemos nosotros. 

EL PUCHO

NEWELL'S 1 GIMNASIA 1
El pucho es una cosa jodida. El pucho te puede dar cáncer de pulmón, lengua, laringe o garganta. El pucho, tan aparentemente inofensivo, te puede causar impotencia sexual. El pucho, aunque parezca increíble, puede causar infecciones y consecuente amputación de extremidades. El pucho, así como lo ves, es capaz de disminuirte un 75% la capacidad pulmonar. El pucho, mirá qué causalidad, era el compañero malo de Neurus. El pucho, si te descuidas, te puede empatar un partido que pintaba facilongo. El Pucho Barsottini, claro está.

Por lo menos así lo vemos nosotros.

Pronósticos 2da Fecha

¡Hola, hola, hola, hola! ¿Cómo anda el grupo más estúpido de fanáticos de Robin Williams? ¿Así que son tan giles que los entristece la muerte de un actor de Hollywood que se dilapidó la montaña de dólares que había juntado en drogas y alcohol? ¡Yo también me iría a Hollywood! Abramos los ojos, en Palermo tenemos al inútil e intrascendente de Gastón Pauls, que hace lo mismo pero sin guita y nadie le da bola.

Solamente ustedes, manga de pro-yanquis, se emocionan con un tipo que se hizo famoso vistiéndose de vieja chota, haciendo de robot y encarnando un médico que curaba haciendo reír. ¡Dejenmé de joder, viejo! Aparte, ni que lo extrañemos tanto. Si te querés reir, ponés cualquier partido donde juegue el Cata Díaz, y si querés llorar, que un hincha de Gimnasia te cuente cuando fue a la cancha con el viejo para verlo campeón por primera vez y… bueno, ya saben…

Bueno, comencemos con esta forrada de los pronósticos que tanto hablar de falopa me dio ganas de… de…  de pronosticar, ¡claro!

El viernes por la noche se inicia la segunda fecha Newell’s recibiendo a Gimnasia. La Lepra estará irreconocible por sufrir la ausencia de Tévez. ¿Qué sucedió? El Tata Martino se hará eco del clamor popular y convocará al pibe, al que se confundió con Carlitos. Sin su estrella a los rosarinos se les complicará y el equipo de La Chota ganará por 2-0, con un gol de Cristina y otro de su madre Ofelia.  

El sábado se abrirá futbolísticamente con un inmirable Olimpo 0 - Tigre 0. En zona mixta, el defensor visitante Ignacio Canuto declarará: “Es verdad, hicimos un planteo muy canuto. Je” y provocará el suicidio de seis periodistas, cuatro hinchas, dos civiles y Jorge Corona. A las 16 horas, Banfield ganará por goleada. No hago mención al rival porque acá, en el diario que chequeo, se equivocaron con el nombre. Pusieron Defensa y Justicia, ¡jajaja! No puede ser. Se los debo, paquetes. A la noche, en Liniers, Vélez vencerá cómodamente a Arsenal por 3 a 1 y La Pandilla despedirá a los jugadores rivales cantando “Suave… cómo te hicimos tres golcitos… Suave… es el perfume de Cubero… Suave… triunfo sin prisa, como siempre lo soñé”. Cerrando el sábado, y antes de que te pongas a ver por 36ta vez “Patch Adams”, en La Plata Estudiantes recibe a Independiente. Pellegrino saca todo el bidón a flor de piel: aprovechará que Independiente tiene una defensa que da risa, lo pone a Cerutti, y Miguel Ángel hace un par de imitaciones que hace descostillar a propios y extraños. En el mismo momento que los jugadores rivales están tentados, ¡pum pum!, dos pepas de Carrillo que le dan el triunfo a los oriundos de Manchester.

El domingo, mientras buscás en qué canal pasan “Una Noche en el Museo” en castellano, Racing recibirá al flamante campeón de la Copa Libertadores. San Lorenzo probará sin suerte por primera vez la táctica pensando en el Real Madrid: 10-0-0. Sin patear al arco, los Cuervos continuarán de racha y ganarán 1-0 producto de que Hauche confundirá el arco para donde atacaban y clavará terrible golazo en contra. En Quilmes, Godoy Cruz le ganará 3 a 0 al local. Aníbal Fernández, re caliente, agarrará del cuello a Quatrocchi y le gritará: “sos más inútil que Boudou, más ineficiente que Kiciloff y más pelotudo que Brancatelli”.

En el Monumental, Central dará el golpe y vencerá a River 2-0. Russo declarará que la clave fue decirles a los rosarinos que enfrentaban al que araña, y por eso salieron a comerle el hígado. Y para cerrar el domingo con una bomba, un doblete del Picante Pereyra generará la renuncia de Carlos Bianchi. Rápido como un Huracán, Angelici ya tenía apalabrado a Diegote Maradona, quien advierte en la noche cordobesa: “Ya pedí a Román Martínez, Román Díaz, a San Román, Adalberto Román, RománÑoli y a Román Iucht de Jefe de Prensa. ¿Qué? ¿Hay otro Román? ¡Que la chupe!”.

Lunes… no me rompan las pelotas con ese día, en el que todavía me estoy recuperando de un fin de semana de alcohol, drogas y quilombo. Como Robin, pero bien hecho.

Para el final, les dejo una enseñanza que me dijo Hernán Caire, en pleno San Juan y Boedo: “Siempre soñé con ser periodista deportivo. Doy la vida por una línea en este momento”.
Licencia de Creative Commons
Un Metro Adelantado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en www.unmetroadelantado.com.
 

Top