NOVEDADES

EL PULPO ADELANTADO

ADELANTADO DEL TIEMPO

CHARLAS CON DIOS

DESCASSETTEANDO

CORTITAS Y AL PIE

ENTREVISTAS ADELANTADAS

DE DERECHA

QUÉ HABRÍA PASADO

EL PULPO ADELANTADO - FECHA 7

¿Cómo andan, amantes de los fines de semana puente? ¿Así que festejaste el feriado escuchando durante 18 horas seguidas el último CD de Abel Pintos? Te aclaro que el 24 de marzo es el Día de la Memoria, no te adelantes a celebrar el Día del Pelotudo, esperá al cumpleaños de Marley. Queda claro que pedirte que tomes conciencia y pienses en Memoria, Verdad y Justicia es más difícil que pedirle al Chipi Barijho que deje de robar cadenitas.

Pero bueno, yo no estoy acá para explicarle la historia de un país a un tipo que piensa que Felipe Pigna es un boxeador del Conurbano. Mejor vamos a los pronósticos de la fecha, que bastante esfuerzo ya tenés que hacer para entender que el campeonato no va a terminar en junio.

El viernes a la tarde, mientras tu jermu te festeja el Día del Cornudo en un bar con las amigas, juegan Quilmes vs Sarmiento ¿El resultado? Cáncer ocular. Más tarde, Central seguirá el ejemplo de tu hermana: hará lo imposible para aferrarse a la punta. El Canalla le gana a Colón con dos nariguetazos del Chacho Coudet, que se va derecho al doping tarareando una canción de Flor de Piedra.

El sábado, mientras te preparás para brindar por el Día de la Virgen, quedándote con tus amigos jugando a la Play hasta las 5 am, Olimpo y Rafaela disputan un partido vibrante: ganan los bahienses sobre la hora por 3 ascensos a 2. Luego, Bancien recibe a Huracán, el equipo del depresivo frente a los que no se cansan de llorar. ¿Cómo sale? Empatan, Almeyda intenta ahorcarse y los jugadores de Huracán queman en el vestuario un muñeco de Cappa puteando a Brazenas. Después, el Tomba le gana claramente a Independiente por 2-0 con goles de sus delanteros estrellas: los franceses Cabernet y Sauvignon. A posteriori, los sin servicios visitan a los sin barrio. Se da la lógica: los villeros del Sur se cansan de correr a Cetto y pierden sobre el final. Gana el Cuervo con gol del cara de  almacenero de Matos. El último partido es… No, debe haber un error… esperen… ¿Crucero del Norte-Temperley? No, este partido se traspapeló de la B.

El domingo, mientras festejás el Día Internacional de la Resaca quedándote 24 hs quieto en la cama, tirado y babeando, La Academia le gana a San Martín de Tuc… de San Lu… bueh, a un San Martín. El gol lo hace Bou, que en honor a Bueno, festeja besándose la tibia con tanta violencia que termina rompiéndose la pera de un rodillazo. A la misma hora, Newell’s aprovecha la llegada del frío otoñal y con gol del pingüino de Madagascar vence a Belgrano 1-0. Más tarde, Boca recibe a Estudiantes en la Parlantera. El local entra enchufado gracias al aliento de su gente a máximo volumen, y termina venciendo a los platenses 220 a 110. Vélez le gana a Unión 1 a 0 con un gol de Darío Cabrol, que inesperadamente decide volver al fútbol para cagar una vez más a los santafecinos. Por la noche, se enfrentan en el Bosque platense a puertas cerradas Gimnasia y River. Los de Núñez se sienten como en casa jugando en silencio, y terminan ganando cómodamente 2-0. Troglio se pasa de rosca, le da un ataque de tiroides y le tira los ojos a un plateísta.

Los partidos del lunes no los pienso pronosticar porque tengo que festejar el Día de Chupame la Poronga.

Para terminar, me quisiera despedir con una frase que me dijo Calamaro, el otro día mientras festejábamos el Día de la Papusa: “Siempre seguí la misma dirección, la difícil la que lleva Almirón”.

ORIÓN CHARLA CON DIOS

DIOS: Uy, ese avión está perdiendo mucha altura… encima este no es de malayos, hay bastantes europeos… a ver si lo puedo salvar… capaz si lo enderezo empujando desde acá, puedo intentar que… ¡Uh, viejo! ¿Justo ahora suena el teléfono? ¡Hola! ¡Hooola!

ORIÓN: Hola, ¿hablo con el Salvador?

DIOS: No, pibe. A Carlos le queda un tiempo allá abajo todavía. San Pedro no lo quiere traer ni en pedo: dice que nos va a llamar a las 3 de la mañana para preguntarnos algún pasaje de la Biblia o nos va a dar de tomar vino de misa adulterado. Es un peligro.

ORIÓN: Ah, perdón. ¿Entonces este no es el celular de Dios?

DIOS: Depende para quién. Si sos la fiscal Fein, no. Veo todo lo que pasa allá abajo pero no soy auxiliar de la Justicia. ¿Quién habla?

ORIÓN: Soy Agustín.

DIOS: ¡Agustín! ¡Cómo te cambió la voz! ¿Qué necesitás? ¿Que tu viejo vuelva al fútbol? ¿Lo tenés en tu casa hinchándote las bolas todo el día con el mate, el asado y con que le hagas caso a tu abuela?

ORIÓN: No, Señor, no soy el hijo de Riquelme. Soy Orión.

DIOS: Uff, yo sabía que le tenía que aflojar con la mezcla de ayahuasca y absenta, ¡me hablan hasta las constelaciones!

ORIÓN: Señor, soy Agustín Orión. El arquero de Boca.

DIOS: Ah, vos… El sicario de Boca, querrás decir. ¡Mamá! ¡Qué manera de romperme las pelotas los periodistas pidiéndome que te perdone, viejo!

ORIÓN: No es para tanto, Señor. No fue mi intención hacerle daño a Bueno.

DIOS: Sí, “¡ah bueno!”, digo yo. ¿Así que no quisiste romperlo? ¿Por quién me estás tomando? ¿Por Cachito Vigil, acaso?

ORIÓN: Fue una jugada desafortunada. Pasa que soy muy temperamental.

DIOS: Coincido: tenés témpera en la mente. Algo te falla, querido. El otro día metí los pies en una palangana con agua, tiré adentro una tostadora enchufada y abrí la heladera y me pegó menos patadas que vos.

ORIÓN: No me cargue, Señor. Ahora me dieron seis fechas. Creo que es demasiado. ¡A Vangioni ni lo informaron!

DIOS: Dale, Agustín. Al lado tuyo Vangioni es menos violento que Lassie domesticado por Teresa de Calcuta, Gandhi y Nelson Mandela con seis kilos de clonazepam en sangre. Pensé que me llamabas para agradecerme que intercedí para que te dieran solamente seis fechas.

ORIÓN: ¿Cómo? ¿Si no era por Usted me daban más?

DIOS: Pibe, si no era por mí terminabas en Sierra Chica como funda de chota de los Doce Apóstoles, o con los presos de Guantánamo, o esperando que te vacunen en el corredor de la muerte en algún penal de Texas.

ORIÓN: ¿Para tanto, Señor? ¿No es demasiado castigo por una patada desafortunada?

DIOS: “Por una patada”, ¿decís? Sos más caradura que Maxi Diorio. ¿Vos te olvidaste cómo rompiste de un planchazo en una práctica al pibe Paredes?

ORIÓN: Bueno, pero él me gozó. Hay ciertas cosas en las que hay que pagar derecho de piso.

DIOS: Hay que pagar derecho de piso, no pegar. ¡Acordate que desfiguraste a Ledesma a trompadas!

ORIÓN: Él dijo que yo era un buchón.

DIOS: ¿Quién dijo que eras un buchón?

ORIÓN: Ledesma.

DIOS: ¿Ves? Tiene razón. Ya lo mandaste al frente… ¡Buchón!

ORIÓN: …

DIOS: Bueno, hablando en serio. ¡Amenazaste a Radamel Falcao, un tipo que está a una plegaria del récord del Padre Farinello! ¡A un pastor que difunde Mí Palabra! Tiene buen marketing, es fachero, baila salsa como los dioses… Es como Mi vendedor de AVON y vos querés arruinarlo.

ORIÓN: Disculpe, Dios. Es que últimamente estoy muy alterado.

DIOS: “¿¡Qué te pasha Agushtín!? ¿¡Eshtas nerviosho!?”.

ORIÓN: Es que peligra mi titularidad en el arco de Boca. Sara está atajando muy bien y me puede sacar el puesto.

DIOS: Primero la camiseta rosa, ¿y ahora una mina en el arco? La gente de marketing de Angelici se está yendo al carajo...

ORIÓN: Señor, es en serio: necesito que me ayude. Esto se me está yendo de las manos.

DIOS: ¿Qué manos, Agustín? Te pasa lo mismo que a Perón: nadie sabe adónde carajo fueron a parar.

ORIÓN: ¿No hay nada que pueda hacer para estar más tranquilo con mi puesto?

DIOS: Te hiciste expulsar dos veces en cuatro partidos. ¿Y qué pasa cuando te expulsan?

ORIÓN: Ataja otro.

DIOS: Y ataja mejor que vos, que sos un zanguango que se sigue haciendo expulsar y le das oportunidades a este pibe Sosa, Sira, Sera…

ORIÓN: ¿Y qué hago?

DIOS: Fácil, Agustín. ¿Qué hiciste para que Bueno no te hiciera el gol? Le partiste la pierna. ¿Para que Ledesma no dijera que sos buche? Lo cagaste a trompadas. ¿Cómo evitaste contra Temperley que te chicanee Dinenno? Le metiste un cabezazo. ¿Cómo solucionaste que Paredes te la pisara? Lo fracturaste desde atrás.

ORIÓN: ¿Usted me está sugiriendo que lesione a Sara?

DIOS: Menos averiguo yo y perdono, macho. ¿Querés atajar en Boca o preferís terminar como Sandro Guzmán, de rastafari y soldador?

ORIÓN: Es que me parece de mal compañero hacer lo que me propone.

DIOS: Sos peor actor que Estevanez. En la semana, lesionalo. Que quede siete u ocho meses afuera, así jugás Copa y Torneo y disminuís tu perfil asesino. Y me das la mitad de tu sueldo por mi tarea.

ORIÓN: ¿De qué habla?

DIOS: Vamos, Agustín, cortala. Si no era por mí terminabas limpiando sorullos en los baños de la cárcel de Batán. Dejá de hacerte el moralista sorprendido y dejame tranquilo. Me quiero fijar un asunto con un avión que había dejado por acá y...

ORIÓN: Gracias, Señor, gracias.

DIOS: De nada, Agustín, de nada. ¿Por dónde andaba el avión ese que tenía que salv... ? Uff. Tarde.

DESCASSETTEANDO Nº80

Carlos Bueno: “Orión me llamó y le agradecí”.

Orión me llamó y lo mandé a la recalcada concha de su abuela materna. Le dije que era hijo de un vagón del Sarmiento lleno de Wandas. Le recomendé que se vaya del país, porque en cuanto pueda caminar lo voy a ir a buscar y le voy a meter tantos tiros que va a quedar más agujereado que un queso de esos que tienen la cáscara roja. Me gustaría ir ahora, pero el médico me lo prohibió. Me dijo que si me paro voy a volver a patear una pelota el día que Neri Cardozo diga “hola, buen día” en el primer intento.

Diego Cocca: “Estamos con bronca”.

Bronca me da cuando voy al Banelco a sacar guita y no tiene un peso, o cuando pido a un jugador para hacer un negociado y el presidente me dice que ya fue demasiado. Bronca me da Milito, que es ídolo por lesionarse la rodilla cada 3 meses. Bronca me da cuando veo que Saja entra feliz al Easy a comprarse un serrucho nuevo. Bronca me da ver a Bou, que es más feo que el Mago sin dientes y se come terribles gatos por meter solo un par de goles en Primera. ¿Este empate? No me jodan, me importa casi tan poco como la salud de mi suegra.

Carlos Tévez: “No hablo del futuro”.

No hay día que me levante y no hable del futuro con mi señora mientras tomamos mate en nuestra cama bañada en oro blanco. Creo que me preocupa tanto el futuro como al mercenario de Niembro meter publicidades en la transmisión de Copa por Foc Espor. Vivo pensando en el futuro, tanto como Cabré piensa voltearse a la próxima pelotuda. Es más, entre entrenamiento y entrenamiento me hago tirar las cartas por una astróloga que llevo escondida en el baúl de la Ferrari.

Troglio, después de perder 2 a 0 con Lanús: “Jugamos el mejor partido de los últimos seis meses”.

Fue el peor partido que vi en mi vida, incluidos los que juegan mis nenes en los cumpleaños y todos los de Arsenal. Era el partido ideal para ganar: Un tripero de DT, otro de ayudante y otro en el arco rival. A eso, sumale una cancha vacía, sin ningún plateísta de la chota que venga a putearme. Pero bueno, jugamos pésimo. Tenía más ganas de vomitar que Messi. Nos van a dar el premio “Terrame terrame tesín tesán”, al juego más horrible de la historia.

Agustín Orión: "Me lleva por delante, voy a cubrir el espacio, fue un golpe desafortunado”.

Todo el domingo pensando como hacerlo mierda… Me moría de ganas por romperle las gambas, y que tenga que ir a trabajar pidiendo monedas en el subte. No le tengo miedo. ¿Qué te puede hacer un tipo que se apellida Bueno? Me hacen reir los huevos. Ya lo llame a Vangioni para hacer un dúo en la lucha libre mexicana, y si no acepta le rompo la cuarta vértebra de la espina dorsal. Al que me diga que soy mala leche o malintencionado, le rompo las piernas al hijo y le atropello al perro. Hijos de puta...

EL PULPO ADELANTADO - FECHA 6

¡A ver, a ver, a ver, a ver, a ver, a verrrrrrrrr! ¿Cómo andan, nuevos fanáticos de las convenciones democráticas? ¿Así que ahora todos opinan sobre una palabra que ni siquiera entienden? ¿Ustedes son pelotudos genuinamente o van a algún tipo de universidad que los entrena?

Te pido, por favor, que te escuches un segundo hablar de política. Que los radicales no sé qué, que Macri aquello, que Massa lo otro, que Scioli ésto, que Cristina tiene que hacer tal cosa… mientras que estás todo frente a una computadora pensando todo el mes cómo enfrentar a tu jefe para rascarle 100 mugrosos mangos de aumento. Que encima los vas a dilapidar comprando dos Cocas con tu apellido en la etiqueta. ¡Ridículo!

Pero bueno, vamos a los pronósticos. Mientras organizás una convención de pelotudos en el barrio y Brancatelli se autoproclama Presidente, el recontra bodrio éste de 745 equipos empieza con Newell´s-Quilmes. No sé el resultado, lo que estoy seguro es que si sumamos viernes + noche + Quilmes + Rosario + Tolo Gallego… alta fiesta. Más tarde, el Lanús de Guillermo enfrenta a Gimnasia y el marcador queda virgen.

¡Llega el sábado! Y lo empezás con toda la felicidad porque te llega una invitación especial para la convención de admiradores de Leuco, en donde se va a debatir sobre su pintoresca tonada cordobesa. En Santa Fe, Colón pierde 3 a 0 con Tigre y el Mago Ramírez declara: “Mostaza Merlo es culpable de esta derrota, del mal momento del equipo, de la inflación, de la pobreza en África y de la popularidad de Marley”. A la cancha de Vélez asiste un único plateísta, agente de la SIDE, y post partido informa a la prensa que el Fortín vence a Belgrano 1 a 0. Arsenal le gana al Rojo de Almirón y Pepé Santoro asume a los 17 minutos del segundo tiempo. Sarmiento y Crucero: - 3,4 puntos de rating. Y el sábado a la noche, simultáneamente con la convención de maricones reprimidos en la casa de Polino, Huracán pierde 3 a 1 con Argentinos por el simple hecho que los jugadores del Globo ven a Gorosito y creen que están jugando con San Lorenzo.

El domingo estás libre porque se suspendió la convención nacional de amigos de Riquelme por falta de participantes. Y te ponés a ver cómo cae derrotado Central con Rafaela y Sensini lanza “Coudet sabe tanto de fútbol como yo tirar el off-side. Je”. Estudiantes vencerá a Banfield y su presidente inglés no lo festejará por los recuerdos que guarda de “Anfield”, el cafecito frente al estadio de Liverpool. Más tarde, en Florencio Varela, le dedican una bandera a su actual DT que dice “Franco: Preferimos que dejes de hacerte el Bielsa y ganes un partido. Estúpido”.

El domingo por la noche, mientras que en la convención nacional de entrenadores que piden el 15% a sus jugadores, Caruso Lombardi pide la palabra, River le gana a Godoy Cruz con un contundente 3 a 0 y Gallardo confiesa en zona mixta: “Apuntamos todos los cañones al torneo local. Total, ya sabemos que la Copa nos cuesta más que a Mirtha jubilarse”. Acto seguido, San Martín ¿de San Luis? le rascará un empate a Boca y el plantel, apenado, decide sacar a pasear a Osvaldo por el interior del país. “El País” es el cabarulo más popular de la zona, donde a veces me encuentro con Miguel Del Sel.

¿El lunes? Chicago-San Lorenzo, Aldosivi-Unión y Temperley-Olimpo deberían ser tenidos en cuenta para conversar en la próxima convención de partidos que no les interesa a nadie.

Me voy, idiotas. Les dejo una frase para que reflexionemos juntos: “Durante la semana se perdió una boa y todo el mundo vivió terrible alboroto, ¿hablaste con tu hermana? Seguramente se la guardó en el orto”.

EL PULPO ADELANTADO 

TRES DEDOS - EL ROJO

A lo largo de mi vida íntimamente relacionada al fútbol, he identificado distintos tipos de hinchas y diferentes perfiles. Está claro que cada institución expresa un ADN específico y es totalmente natural, dados los diversos gustos que alternan alrededor del deporte más apasionante del planeta. 

Están los convencidos que prefieren ganar 1 a 0 con un gol sobre la hora con la oreja del centrodelantero, tanto los clásicos como partidos comunes. 

Después existen aquellos que aman la defensa. Si fuera por ellos le pedirían a su entrenador de turno que se cuelguen del travesaño los 90 minutos y apostar simplemente a una pelota parada. Y si abren el marcador, "¡la hora, juez!".

También uno puede apreciar a los amantes del buen fútbol. Los que privilegian las formas por sobre el resultado y el toque corto debe ser la premisa de cada ataque. Sin relegar audacia y ambición, claro. Y si se abre el tanteador, "¡a buscar el segundo y el tercero!".

Menottistas, Bilardistas, Bielsistas, por nombrar algunas corrientes conceptuales, más allá de los nombres en particular. 

No es lo mismo ser argentino que musulmán. No es lo mismo ser católico que ser judío. No es lo mismo ser peronista que radical. No es lo mismo que te gusten las rubias que las morochas. 

El Club Atlético Independiente es exactamente lo que todos vimos contra Arsenal en el 4 a 0. Balón al ras del piso, verticalidad, agresividad, protagonismo, buen juego... si si, se me infla el pecho, esto es el querido Rojo y Jorge Almirón nos está llevando por el camino que nuestra gloriosa historia indica. Porque a esto tenemos que apuntar, esta es nuestra identidad. 

Feliz por Méndez. Que esa descollante actuación sea una sonrisa entre tanto dolor.
Feliz por Mancuello. Que se rompió el alma por Independiente y hoy recibe este premio de Selección.

¡Vamos Rojo, carajo!

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO - @GastonIbarra

EL FIN DE LOS FESTEJOS EN EL FÚTBOL

17 de marzo de 2023. En el día de la fecha, el presidente de la AFA, Nicolás Magaldi, prohibió que los jugadores de Primera División festejen los goles. En una conferencia improvisada sobre la vereda de la calle Viamonte, el ex-conductor televisivo y actual pareja de Guillermina Valdez, comunicó que las celebraciones de los goles serán penadas con cadena perpetua. La decisión es consecuencia del festejo del pasado domingo, cuando los jugadores de Vélez decidieron suicidarse luego de convertirle un gol a Atlético Rafaela.

Todo comenzó con una ocurrencia de Daniel Osvaldo en 2015, quien copió una idea de Totti y se sacó una selfie con sus compañeros. A partir de allí, comenzó una competencia por tener el festejo más ocurrente y original. La semana siguiente, Cavenaghi se comió una cámara de fotos con teleobjetivo incluido, y Matos se subió al lomo de Ortigoza, se sacó una selfie con una polaroid, y al dorso escribió “Recuerdo de un viaje en camello”. Pero luego de un año, las fotos ya no causaban gracia, los recursos se agotaron, y el eje temático viró hacia la música. Por ejemplo, el plantel de Arsenal festejó un gol en el último minuto con la coreografía entera de la canción “Macarena”. La fecha siguiente, Mario Yepes convirtió de cabeza y bailó el pole-dance o “baile del caño a Yepes”, valga la redundancia. Envalentonado por la propuesta, Belgrano realizó la mímica del “Meneaíto”, lo que causó una triple fractura de tibia del Chiqui Pérez. Turistas, periodistas, y fans de Wanda de todo el mundo vinieron a analizar el fenómeno local.

Para 2016, los festejos de los goles tomaron un rol preponderante, y eran tan extensos que tenían entretiempo para descansar e ir al baño. Colón de Santa Fé, con Flavio Mendoza en el banco, fue el precursor en invitar personalidades a los festejos de los goles: una noche en el Cementerio de los Elefantes celebró un gol y en el medio del griterío apareció Enrique Pinti en tanga, quien ofreció un monólogo bastante denso sobre la historia del flan con dulce mientras practicaba aquadance. La evolución de eso fueron los festejos “Featuring”. Se recuerda con nostalgia el de una conquista de Romero, un jugador de Vélez que entonó su gol con Tan Biónica como banda invitada.

El año siguiente estuvo marcado por el sexo. Mouche, el capitán de Boca, fiel a su esencia, era a quien mejor le salía el “perreo”, un movimiento que consistía en tirar todos los centros a la tribuna y acostarse con alguna vedette después del partido. Por su parte, el equipo de Independiente sorprendió realizando un festejo que simulaba la realización de sexo tántrico entre los mismos jugadores, lo que la prensa no dudó en llamar “festejo Luis Alberto Islas”. La fecha siguiente la Academia subió la apuesta y realizó un pete a cada plateísta, en lo que se conoció como “Festejo Bastía”. Aunque sin dudas, el más recordado fue el festejo del Lobo de La Plata en el único clásico que ganaron en lo que va del siglo, la mismísima ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner ingresó al campo vestida de porrista, se clavó una cinturonga, se trepó al alambrado y exclamó: “Acá tienen a Gimnasia de la chota y del choto, pincharratas y pincharratos, del orto y de la orta”.

En cambio, en el año de la Copa del Mundo de 2018, los festejos tuvieron una temática rusa. Algunos jugadores con aires de intelectuales recreaban pasajes de la obra de Tolstoi o Dostoievski cada vez que hacían un gol. Algún que otro jugador de Olimpo, confundido, celebró cortando una manzana en honor al “Ruso” Sofovich. Incluso el Tata Martino se vio influenciado por esta corriente: soñó que el Ruso Rodríguez levantaba la Copa y lo convocó al certamen. Finalmente la Selección Argentina quedó eliminada en octavos contra San Marino, pero eso es otra historia.

En los últimos años, los festejos fueron aumentando su nivel de violencia. Chacho Coudet, DT de Rosario Central, desconectaba los parlantes y se los revoleaba al que convertía el gol. Tras varios “parlantazos”, los jugadores erraban los goles por miedo al festejo. Por su parte, cuando inflaban la red, los jugadores de Quilmes lanzaban una escupida al cuarto árbitro, todos a la misma vez y en forma coordinada. El único plantel que no entró en ese juego fue el de Newell´s, que festejaba imitando a su hinchada: congelado, en silencio, quietito, como una estatua.

Y como el argentino es transgresor y competitivo por naturaleza, la tragedia no tardó en llegar. El fin de semana pasada debimos lamentar la muerte de los jugadores y de toda la parcialidad velezana cuando decidieron quitarse la vida en el festejo más original que jamás existió, y que se llevó un total de 18 vidas. Desde este espacio deseamos que esta nueva medida contribuya a que cada uno de nosotros festeje lo que tiene que festejar y a quien tiene que festejar en ámbitos privados y sin dañar a nadie.

ADELANTADO DEL TIEMPO

BAJA DEFINICIÓN - LA ACADÉ

Casualmente, en la nota anterior había hecho hincapié en la instalación del HD para poder disfrutar, de visitante, las hazañas de nuestra querida Acadé en las dos copas. Bueno, parajódicamente, veo baja definición en HD porque, salvo los scratchs del Dj Núñez, los cuatro delanteros de primer nivel que ostentamos, están padeciendo del síndrome anémico golítico. Sólo basta con detenernos en esa suerte de fusilamiento con balas de salva en la agonía del partido frente a Defensa y Justicia. Pa’l Guinness, mire-vea. 

Sigo sin entender ni aceptar estos equipos híbridos para pelear el torneo local. Insisto, da toda la sensación que pretenden regular energías y terminan cayendo en la propia celada, pues el contrario se agranda y nosotros nos aburrimos. Para muestra sobra un botón: 4-1 frente al sabalero con el muletto; 1-1 frente a DYJ con un mix que convirtió en figura al chino Saja. Como en el juego de la oca, retrocedimos dos casillas.

A favor de Cocca: el insólito cambio de Núñez por Bou contra el Cristal. Bueno, el charrúa ganó el partido. Forzó el penal y metió un cambio de frente antológico. A esto, habría que agregarle el golazo del domingo, pero también la absurda patada al arquero (para expulsión) y que lo relegó para el resto del partido. Cosa de yoruguas: convierten un gol de media cancha y te muerden la clavícula.

Y ya que me detuve en lo individual, prosigo: lo de Videla no tiene desperdicio. ¡Madre santa! ¡Qué jugador! Ahora no sólo quita y distribuye, ¡también brinda asistencias punzantes y convierte golazos! Romero va creciendo al descubrir, a veces, una posición que todo equipo anhela: la del diez. Sí, no deliro. No hablo de Maradona, Alonso ni Rubén Paz, sino de un diez, del volante de creación. Y el paraguayo puede hacerlo. Bou entró en Land of Confusión, cada vez maneja mejor el cuerpo pero peor la cabeza. Espero que La Torre no lo haya mufado porque aseguró que esa racha no podía continuar mucho tiempo más. ¡Fuck! Brian sin brain ni puntería. Este ex Defensa y Justicia sigue en deuda. El chino recobró la memoria; tremendo lo del domingo. Se nota en la actitud.

Actitud. Vaya palabra. Si tienen posibilidades, miren el principio del partido del domingo y el final, después del gol de DYJ. Nos sobra paño para ganar con comodidad. Entonces… ¿Por qué carajo no jugaron así antes del empate?, ¿conocen la fábula de la liebre y la tortuga? Ok, ya nos pasaron un par. Cocca: No pruebes más, armá dos equipos. Aunque parezca increíble, ahora, en Racing se puede.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ACADÉ

TRAGO AMARGO - LA LEPRA

Ay Dios... ¡Qué manera de perder dos puntos! ¿Habrá sido el karma por reírnos de River en el partido contra Juan Sandwich? Vaya uno a saber. Lo que estoy seguro que pasó fue que el enano con apodo de perro tristón de dibujo animado, clavando un tiro libre impresionante, nos sacó dos puntos de oro del bolsillo, confirmando que el fútbol no suele ser justo.

Sin embargo, aunque el partido nos haya dejado ese gustito amargo como el del último culito de cerveza, ya caliente, que uno apura antes de irse del bar, hay que destacar algunas cosas positivas. Nacho convirtió de nuevo, y eso es siempre bueno. Casco y Cáceres quieren volver a ser los que fueron con el Tata. Volvió el pibe Ponce, para que lo disfrutemos mientras podamos. Y se está jugando mejor, aunque sea de a poco.

Por lo menos, así lo siento yo
ADELANTADO LEPROSO - @Fran_Cinelli

BALDAZO DE AGUA HELADA - EL BICHO

Mucho no se puede decir de un 0-4. Mucho menos si a los 30 del primer tiempo íbamos 0-3 y el cuarto gol sólo sirvió para decorar el resultado. Lo único que quedó de ese nefasto sábado fue una sensación de incertidumbre y desconcierto. Argentinos llegó al sábado con mucha ilusión. Venía invicto y mostrando buenos pasajes de fútbol y, cuando el fútbol no aparecía, había un “amor propio” por decirlo de alguna manera, que hacía que el equipo vaya para el frente. Nada de esto pasó contra Huracán. Nos pasó por arriba un equipo que tuvo en su mayor virtud la efectividad. No nos creamos tampoco que Huracán es el Milan. Nada de eso. Hizo goles temprano y después nosotros no pudimos hacer nada. Se notó una defensa flaca, un medio desarmado y una delantera a la cual le llega poco y nada.

Pero, como del partido no se puede decir mucho, prefiero referirme a otro aspecto de Argentinos. Es claro que varios no simpatizan con Gorosito. No está mal que manifiesten su descontento, pero tampoco es para colgarlo de la plaza mayor. No creo que las cosas que hizo desde que llegó, las haya hecho mal. Igual, más allá de esto, no nos olvidemos que primero de todo está Argentinos. Si a Gorosito le va bien, es porque a Argentinos le va bien. No hay una fórmula mágica que diga que si se hace A o B, se gana seguro (si existiera, todos la usarían). Por eso, antes de criticar e insultar abiertamente, tratemos de parar un poco la pelota y, ante todo, pensar en lo que se dice y cómo se sigue a partir de eso. Si ya empezamos con el “que se vaya”, ¿a quién traemos?, ¿alguien asegura que nos va a ir mejor con ese? Obviamente, si me dicen que si traemos a fulanito de DT, entonces salimos campeones, lo traigo. Pero, como eso no existe, hay que bancar lo que hay. Que, por el otro lado, no es poco. Yo creo que estamos bien por el camino en el que estamos. ¿Estar bien significa salir campeón? No. ¿Estar bien significa perder 4 a 0? Tampoco. ¿Qué es estar bien? Es estar en una situación en que podamos hacer buenos partidos y con eso, los resultados se nos van a ir dando. Tranquilo, amigo mío. Perdimos feo, pero no es el fin de nada. Es sólo una piedra en un buen camino.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO BICHO

DESCASSETTEANDO N° 79

Leandro Romagnoli: “Estábamos esperando jugar contra Huracán y disfrutar del clásico de barrio”.

Antes que a Huracán, siento más como “clásico” jugar contra Boca, quizás contra Racing, a veces River, por ahí Independiente, hasta con Vélez, te diré. No sé si no sumar a Estudiantes a esa lista, aunque también me motiva jugar contra Gimnasia, Lanús, Colón, Newell’s, Central o hasta Arsenal, que nos cagó una copa, o Belgrano; ¿por qué no Tigre también? Bien podría ser Olimpo o Godoy Cruz. Pero..¿¡Huracán!? Le pongo más ganas a ir a cagar que a jugar un clásico contra esos 11 boludos con complejo de sexto grande.

Diego Cocca: “El agradecimiento de la gente es impagable”.

Todo lo que me interesa en la vida es pagable. Un buen auto, lo pago. Una zarpada prostituta vip, la pago. Un loft en Punta del Este, lo pago. Unas buenas gomas para mi jermu, las pago. El agradecimiento de la gente me interesa menos que la reforma educativa de Irlanda del Norte.

Edgardo Bauza: “Lo dimos vuelta con autoridad”.

Lo dimos vuelta con la autoridad, es decir, con Laverni. Nosotros, como equipo, tuvimos menos autoridad que un patovica enano. Si no fuera por el llamadito del Papa al árbitro, el clásico se lo llevaba el Globo y yo en este momento en vez de estar declarando adelante de veinte periodistas, estaría en casa cargando mi CV en Bumeran y Zona Jobs.

Patricio Toranzo: "No es tiempo para echarle la culpa a nadie”.

Es tiempo de echarle la culpa del hijo de puta de Laverni. Robó más que el Gordo Valor. Faltaba que nos hiciera levantar las manos. Aunque no es tiempo para echarle la culpa al árbitro, hubo bastante culpa del pajero de Marcos Díaz, que se comió las tres pepas, y de los cuatro muertos que pusimos abajo que no frenaban ni la silla de ruedas de mi abuela. O del pelotudazo de Ábila, que es delantero pero no hoy la metía ni con la Süller. Y el técnico también tiene un poco de responsabilidad: ¿quién lo manda a poner al Rolfi? Pero bueh, a mucho no podemos aspirar si en el medio me acompaña Vismara, que la última vez que cayó en la casa de la madre le pidieron los documentos porque ni la familia sabía quién poronga era.

Rodolfo Arruabarrena: “Los jugadores se pusieron el overol”.

Los jugadores se pusieron tangas, para lucir bien el terrible ojete que tuvieron. No puedo creer que hayamos sufrido contra Defensa y Justicia. Es cierto que cualquiera que venga de Florencio Varela te genera peligro, pero esta vez venían desarmados, no tenían ni las facas ni los chumbos que habitualmente portan los vecinos de esa zona. El único que se puso el overol de verdad fue el juez de línea, que levantó la banderita en el momento justo y, como buen laburador, se llevó unos buenos billetes.

BONUS TRACK - DESCASSETTEANDO INTERNACIONAL
Zlatan Ibrahimovic: “Este país de mierda no merece al PSG”.

Tengo una leve sensación que tanto la parcialidad del París Saint Germain como la honorable ciudadanía francesa en general no ostenta las condiciones culturales y psicológicas suficientes como para valorar nuestro juego. Francamente considero que nuestra propuesta es superadora y la gente debería revisar sus parámetros de evaluación y análisis.

EL PULPO ADELANTADO - FECHA 5

¿Cómo andan, fanáticos de la instantánea grupal? ¿Ustedes son los que aplauden esos festejos ridículos? ¿Hasta dónde va a llegar este negocio? ¿Qué es lo próximo? ¿Un delantero haciéndose el brushing? ¿Once idiotas haciendo una remake de un video de Chayanne? ¿Un grupo de futbolistas con botas altas haciendo una coreo de Xuxa? Antes los goles se gritaban con furia, pero ahora hay demasiado maricón jugando al fútbol que sueña con ser Madonna. Me enferman los pelotudos que viralizan estas ridiculeces, como vos. ¿Así que te gustan las fotos de los festejos grupales? A tu mujer también, por eso no quiere que le abras el cajón ni le revises la cartera. Yo te aviso, para que ni te asomes: en el celular tiene una foto con un grupo de matungos que el cepo a la importación de cachiporras no pudo detener.

Pero mejor vamos con los pronósticos, a ver si te ganás de una vez por todas el Prode y te comprás una cámara de fotos y el stick para mandártelo en el ojete y hacerte una selfie del colon.

Abren la fecha Crucero del Norte y Olimpo. Gana el local con un gol de un mono misionero juguetón que cabecea un centro de… Pérez. No, Pérez ya lo dije una vez. Qué se yo… ¿Álvarez? Algún Álvarez tiene que haber. El mismo día Racing recibe a Colón. Gana el local con un hat-trick de insultos deliciosos de Saja.

El torneo de 20 equipos con lastre sigue el sábado. Los jugadores de Banfield se sacan una foto grupal cada vez que despilfarran una situación de gol. El celular alcanza a tomar 54 fotos hasta que se queda sin batería. ¿El resultado? Gana San Martín de SJ, por un técnico despedido a cero. A las 18.15, el partido de Boca con Defensa se detiene tras un gol de Lodeiro. En el festejo, el uruguayo llega tarde a la foto y vuelca el termo de mate caliente sobre sus compañeros. El partido se reanuda en los pasillos del Instituto del Quemado. Gana el cuarto poder con goles de los calcinados Closs y el Pollo no sé cuánto. Por su parte, Gimnasia recibe a Chicago. El Lobo sale jugando de abajo, les roban la pelota y los clavan. Y por fin el 4G sirve para algo: en tiempo real, Troglio se palmea la chota para avivarla un poco, se escribe en el cuerpo con un fibrón “Pelotudos” y la sube a su twitter. En Junín, Sarmiento golea por 84 goles a Nievel´s, y el Tolo Gallego se va a pasar la noche en compañía de su único amor, la Dama Juana. Cierra la jornada Unión-Independiente. Golean los santafecinos, y en el festejo del quinto gol se juntan para una foto, pero el celular es un Nokia 1100, la foto sale sin flash, y se ve una imagen borrosa que se parece a Miguel Del Sel tocando un culo.

Llega el domingo. Voy rápido porque tengo unos asuntos a los que aspirar. Argentinos-Estudiantes no se puede jugar, porque es un oxímoron. Googleá tranquilo, suripanta. Quilmes-Vélez es victoria del local con gol de Buonanotte, que le pide un banquito a un fotógrafo para sacarse una fotis con sus compañeros. Después, llega San Lorenzo-Huracán. Wanchope Ávila pide penal porque Cetto salta a cabecear “con los codos”, pero como el Nuevo Gasómetro no tiene codos se genera un vacío legal. Empate aburrido como una selfie de monjas. A las 18.15hs, el equipo de Alfaro recibe al equipo de Sensini. Ponen la pelota en el medio y empiezan “Atacá vos”, “No, dale, atacame vos”, “No, atacá vos”. No hay registro del resultado porque todos se quedan dormidos. Cierran la fecha los del vino y el granate. Godoy Cruz se pone arriba con un gol del Burrito Ortega. En el segundo tiempo se suspende porque hay quilombo para reconocer cuál es Gustavo y cuál es Guillermo.

El lunes, solo para que sepas, juegan Belgrano-Aldosivi, Central-Temperley, y Arsenal-River. No te voy a dar los resultados, pero como te gusta jugar al detective, te voy a tirar algunas pistas. Pensá, Sherlock Fein: Olave se come el tiburón; los rosarinos están acostumbrados a vivir entre punteros; Palermo y sus ligamentos cruzados lo hacen otra vez. Si los agarraste, te felicito. Si no, sos el candidato ideal para conducir TN Tecno.

Me despido con una frase que le escuché a Ponzio mientras un amigo le hacía un trabajo código rojo en Benavidez: “Cavenaghi corre como si tuviera dos choripanes escondidos en las medias y Cormillot lo estuviera persiguiendo”.

EL PULPO ADELANTADO

HASTA LA FECHA 10

¿Qué sería lo más fácil y cómodo para un director técnico hoy por hoy en el fútbol argentino?... Si si, claro. Poner dos líneas de cuatro bien pegaditas, realizar un planteo conservador, no tomar riesgos, reventarla y esperar, agazapado, un golpe de suerte que genere triunfos. 

Jorge Almirón desembarcó en Independiente junto a una original propuesta futbolística basada en la posesión de pelota, como premisa principal, asfixiante presión y un equipo bien ofensivo. Características para nada frecuentes en nuestro amarrete torneo local. 

No obstante, es verdad que el Rojo todavía es un equipo inmaduro y dista de mostraste como un conjunto firme y sólido. Se sufre especialmente en las dos áreas, tanto en la propia (con permanentes desacoples), como en la oponente (con una deficiente relación entre situaciones generadas y concretadas). 

Ahora bien, toda idea innovadora y extraordinaria, como la de Almirón, necesita tiempo para desarrollarse. No es sencillo inculcarle a los jugadores los conceptos de toque corto, presión y mucha agresividad, más aún cuando difícilmente venían practicándolo en otras instituciones. Sería más simple y rápido armar dos líneas de cuatro y replegarse. Eso no demandaría demasiadas fechas de asimilación. 

Transcurridas cinco jornadas, parece un tanto excesivo llegar a conclusiones determinantes y firmar balances negativos cuando da la sensación que el entrenador se encuentra en plena evolución de su proyecto.  

Por lo tanto, les propongo a los ansiosos de siempre que, por el bien de todos, den su veredicto en la fecha 10 (ese día recibimos a Argentinos de local y habremos enfrentado a San Lorenzo la fecha pasada). Por la tranquilidad del mundo rojo, no se pueden poner nerviosos hasta ese momento, por favor. Les pido cinco fines de semana. Habiendo un par largos entre medio (donde uno descansa y está en paz). No solicito tanto. 

Se les agradece. Por el bien de Independiente. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO - @GastonIbarra

¿HASTA CUANDO?

Pocas veces vi tanta decepción de parte de los hinchas ni bien arranca el campeonato. Y creo que tenemos los motivos suficientes para estarlo. El hincha está cansado, enervado, abatido. No sé que otro sinónimo le puedo encontrar a un presente futbolístico que, a esta altura, da pena.

Da pena porque hace meses que Olimpo viene defraudando dentro de la cancha, partido a partido, semana a semana. Y no importa que en frente Olimpo tenga a un equipo grande o a uno recién ascendido. Los partidos son todos iguales, sin creatividad, sin poder ofensivo y con desarreglos defensivos notables. Pero claro, las soluciones parecen lejanas, por lo menos con este entrenador, que no para de buscar escusas donde no las hay.

¿Cuáles son los méritos que mantienen a Perazzo en el cargo para seguir sosteniendo semejante  pobreza futbolística? ¿Hasta cuándo tenemos que bancarnos estar entre los últimos puestos de la tabla? ¿En qué consiste el proyecto del que tanto hablan Dagna y Perazzo?

Creo que muchos vamos a estar de acuerdo con que Olimpo necesita otro técnico, que sea capaz de demostrar en la cancha lo que dice con un micrófono. Un técnico con más capacidad para poder llevar adelante un proyecto como corresponde.

Hubo y hay pocos técnicos que tuvieron y tienen la capacidad de combinar ambas cosas: proyecto y resultados. Y es por eso que extraño tanto a Omar De Felippe.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO AURINEGRO - @joaquincamicia

QUINTA A FONDO - EL CERVECERO



Por esas cosas raras de la vida, de nuevo ante Vélez, otra vez en el Centenario y nuevamente por 2 a 1, el Decano ganó tras de una larga sequía. Tuvimos que esperar al quinto partido en este 2015 para recibir un premio. Hubo que llegar al quinto encuentro consecutivo de local entre este torneo y el anterior, para poder cortar la mufa y festejar. Tuvimos que soportar arbitrajes de quinta que potenciaron nuestras limitaciones propias, para disfrutar del desahogo. Y así fue que un buen día, después de todo ese sufrimiento, Quilmes puso quinta, apretó los dientes, se animó, mereció y ganó. Esta vez fue más agresivo, más claro y más efectivo que su rival. Y para no ser menos en cuanto a este jueguito de palabras, sumó su quinta unidad en este particular torneo de 30 equipos. 

Insisto con que todavía falta para que el equipo alcance el nivel que podría tener, aunque debo reconocer que dentro de las malas de este Cervecero, de a poquito se notan cosas positivas. Más solidez en el medio, mejor trabajo de la pelota parada, identidad adquirida paulatinamente. Aparte, ¿alguien notó que, mal que mal, es un equipo con gol? Anotó 6 veces en 5 partidos, solamente en uno no marcó, y en dos ocasiones hizo goles de a 2. Buen número si tenemos en cuenta que en el campeonato anterior, Quilmes hizo solamente 12 en 19 partidos (y 4 fueron en uno solo). Para mí, el equipo es más oportuno que los anteriores; faltaría lograr la estabilidad defensiva que caracteriza a los conjuntos de Falcioni, y capaz podamos empezar a soñar con dejar de padecer tanto.

Pero ya fue suficiente. Esta semana no voy a analizar mucho porque como amante del QAC, merezco darme el gusto de hablar de la felicidad en todas las caras luego del pitido final. Era esa escena que como hincha venía esperando ansiosamente, que me daba ganas de gritar sacado mirando para los costados, darle un abrazo a cualquier desconocido o hasta hacer la clásica de las películas de estamparle un beso a alguna dama que anduviera cerca, a riesgo de ligar un sopapo. Esos instantes en que, durante el tiempo que nos envuelven, no nos importa nada más. 

No sé con qué nos esperará Newell’s en Rosario, pero, ¿quién me quita lo bailado?

Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO CERVECERO - @Adrian28qac

ESTUDIANTES, EQUIPO DE MIER$#@ - EL BICHO

Ya sé que esta nota es de Argentinos, pero después del partido del domingo, no me queda otra que hablar un poco de ese equipo de mier$#@ de Estudiantes. El partido empezó mal desde el comienzo, cuando ese equipo de mier$#@ se encontró con un penal. En todo el primer tiempo, Argentinos hizo poco y nada. No teníamos mas que intenciones, poco ataque. La única jugada llegó al final, con ese cabezazo de Lenis. Un primer tiempo flojo. Mientras tanto, el equipo de mier$#@ se dedicaba a hacer lo único que pueden hacer: tiempo y embarrar la cancha. El arquero de ellos la iba a buscar al corner, se tiraban, lloraban, en fin... El segundo tiempo empezó peor todavía, ya que a los 2 minutos nos clavan el segundo. ¿Para qué? Ese equipo de mier$#@ pasó a ser de más mier$#@ todavía, si es que eso existe. Pero, a partir de ahora, basta de hablar de ese equipo de mier$#@. Después del segundo de ellos, Argentinos salió. Argentinos se despertó. Si bien había mejorado un poquito en el primer tiempo con el ingreso de Alvarez por Torrén (ésto le dio más juego por los costados, ya que pasamos a tener una línea de 4 atrás), en el segundo se plasmó el todo. El descuento llegó rápido y, 5 minutos después, teníamos a un hombre más y a un punta más, en lugar del Lobo, lesionado. De ahí en más, ese equipo de mier$#@ no pasó mitad de cancha. Pero no porque son una mier$#@, sino porque los pusimos contra las cuerdas. Cabe destacar que no fue al “ponchazo”, sino que siempre se intentó llegar lo más claro posible (recordemos que ellos defendían con 8). Así, entre tiros desde afuera, desbordes, centros, etc etc, tuvimos muchas chances. El empate llegó con el zapatazo de Garré.

La sensación es extraña. No ganamos de local, lo cual es malo. Creamos muchísimas chances, y ellos patearon al arco 2 veces y no ganamos, lo cual es malo también. Pero revertimos un 0-2 contra un equipo de mier$#@, lo cual es bueno. En otras circunstancias, estos partidos los perdíamos. Hoy estamos mejor. Seguimos sin perder. El equipo muestra carácter. Tenemos muchas cosas positivas. Éstas hay que mantenerlas el próximo fin de semana contra Huracán y ganar, así compensamos el empate del domingo pasado, contra ese equipo de mier$#@.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO BICHO

MULA-MULETTO - LA ACADÉ

Pocas veces vi absoluta coincidencia respecto de un fallo. “No fue penal”. La única persona que vio la falta fue el árbitro, quien se encargó de regarle al Sporting el gol que le diera la victoria y, así, equiparar una zona que comenzaba a relegar al equipo peruano. Más frágil que el cristal, el visitante volvía a resignar la victoria y otro empate lo colocaba en una situación comprometida.

Pero bueh… se nota que hay intereses que mandan en la FIFA y que arrojan por la borda méritos y justicia. Racing volvió a padecer lo que, aparentemente, había quedado atrás y, otra vez, no depende sólo de sí mismo sino también de las oscuras artes del negocio del balompié.

Sin más que decir de un encuentro decidido de antemano (salvo la maravillosa jugada preparada: Bou, Aued, Fernández, golazo),  paso al partido contra los sabaleros: Finalmente, Cocca colocó las piezas del Tetris en su lugar y desaparecieron las líneas de dudas entre equipo titular y muletto. Esta claridad de conceptos que influyó notablemente en el rendimiento de los suplentes, nos da la certeza que podemos luchar en ambos frentes. Pues, sin titulares, Racing fue muuucho más que Colón. De rendimientos sorprendentes: Castillón, Romero, Alvarado, Cerro, Núñez, Fernández, reafirmaron lo dicho en la nota anterior. El muletto a pleno con la mente en el campeonato local, es más que el titular poniendo la pierna floja y regulando. Eso sí, cuando Videla entró en medio del desconcierto, vimos la gran distancia que existe entre unos y otros. Indudablemente, está en otro nivel. Con tres o cuatro gritos, asegurando el traslado y contagiando sus bríos, este ícono del Racing campeón le dio las vueltas que necesitaba el pollo para cocinarse.

Hace tiempo que nuestra querida Academia no posee un team tan rico y con tanto recambio. Son muchos los nombres, pues, que pueden figurar en cualquier equipo de Primera (muchos dellos con destino europeo). Saja, Pillud, Lollo, Sanchez, Alvarado, Cabral, Campi, Grimi, Voboril, Cerro, Videla, Aued, Milito, Fernández, Díaz, Acevedo, Acuña, Camacho, Nuñez, Romero, Castillón, Bou. Tremendo. Ningún equipo argento tiene tanta cantidad y calidad.

Mañana, de nuevo veremos a la Acadé. Qué maravilloso es ésto. No miro televisión, salvo cuando Racing juega de visitante. “Lo bueno si breve…” ¡Claro que no! Vestir la camiseta dos veces por semana no es bueno… ¡sino genial! No rezaba tanto desde que fuera monaguillo, y quizás… tampoco tanto creía. Afirmó mi fe conseguir que me instalen el HD antes de que comenzara el torneo doméstico. Ahora, albiceleste 1080p.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ACADÉ

DR JEKYLL Y MR HYDE - EL MILLO

Para algún hijo de puta que en el secundario no haya leído el libro que así se titula, le cuento que el Dr Jekyll y Mr Hyde son la misma persona. Lo que sucede es que el loquito este, Jekyll, toma no sé qué goma producto de un experimento rarito y, por las noches, se convierte en individuo horrible, feo y repulsivo, haciéndose llamar Mr Hyde.

Bueno, a la mierda con el librito pedorro de Stevenson, flaco. A lo que quiero llegar es a que River está atravesando una etapa en la que en un tiempo -o tramos de partidos- es aquel equipo que presiona con intensidad, toquetea, es profundo y hace los goles; mientras que en otro se convierte en una manga de paralíticos ciegos, exagerando un poquito, y con amor, claro: no vayan a creer que ciertos resultados cambian mi (o nuestra) gratitud hacia un plantel que quedó -y quedará- en la historia.

¿Qué carajo pasa? En primer lugar, a ciertos jugadores del equipo de “gala” que viene de ganar todo en 2014, parece que la jermu les entrega una vez por mes: no tienen hambre, viejo. Juegan sin ganas, sin criterio, y cometen errores que ni en mi equipo de fútbol (disculpen muchachos si están leyendo) tenemos.
No quiero decir nombres propios, pero los digo: Mercado, Funes Mori Rojas, Kranevitter, Piscu y, sobretodo Teo, están en un nivel muuuuuy pobre. Y encima tienen tipos atrás que vienen haciendo méritos hace rato para ser titulares. Caso Pity (qué golazo hiciste, nene) Mayada (el otro día se gambeteó a todo Unión y nadie lo acompañó) Ponzio y Balanta (que me parece ya le ganó la pulseada a Ramiro, que no para de mandarse cagadas). Y permítanme destacar al pendejo Driussi, que parece que se acordó que además de cojerse pendejas que están bárbaras tiene que jugar al fútbol. ¿Y Cavenaghi? Para mí, lamentablemente, está de vuelta. Lo amo al gordo, eh, y le agradezco todo lo que le dio al club, pero está muy egoísta, lento, erra lo poco que le cae en los pies…

Entonces, Muñe: dejémonos de joder, el que mejor está es el que tiene que jugar. Todo muy lindo con el equipo que ganó todo, pero hay jugadores que no están en su nivel. El jueves hay que ganar, y no de cualquier forma: quiero hacerles cuatro a los peruanos, para callar un poco a la gilada. Por lo pronto tratemos de dejar de regalar un tiempo todos los partidos, y que Mr Hyde se vaya a la puta que lo parió. Seamos River de una vez. Volvamos a ser, bah.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLO

DESCASSETTEANDO N 78

Rodolfo Arruabarrena: “Estamos calientes”.

Estamos de joda total, el vestuario después del empate parecía una película de Olmedo y Porcel. Los jugadores se hicieron un ratito los decepcionados, pero después Osvaldo dijo: “Definí peor que Sofovich” y todos se empezaron a cagar de risa. Ahí medio que se rompió el hielo y el Burrito Martínez hizo como que tomaba merca de las medias de Lodeiro, y Gago dijo que no jodieran con eso que en Santa Fe los narcos nos iban a reventar el culo a balazos. Todos se reían menos el Cata Díaz, que llegó tarde y estaba más perdido que en el partido, y Orión, que preguntaba si la pelota era azul y negra o blanca y dorada porque no la vio en ningún momento.

Gallardo por Chiarini: “Fue una jugada rara. Lo confundió el pique”.

Fue una jugada Xipolitakis: bien estúpida. Menos mal que no lo mandamos a pescar, porque con el pique es un desastre. En vez de un surubí te trae un corpiño. Es un soberano pelotudo. Una vez que tiene la oportunidad de sacarle el puesto al cara de galletita de agua de Barovero, le meten un gol más boludo que el marido de Adriana Aguirre. No sé qué carajo voy a hacer con este canoso inútil, hasta Scioli con su brazo de jenga saca más pelotas. La próxima vez que quede colgado del palo, como la trola de Cinthia Fernández cuando baila en el caño, le pego una patada en el culo y lo mando a tomar Fernet a Córdoba de nuevo.

Chacho Coudet: “Hay que tomarlo con mucha tranquilidad. Es un torneo muy largo”.

Hay que tomar esto con mucho hielo. Es una noche larga. Qué lindo un wiscacho para reventarnos. ¡Estamos punteros, viejo! Hoy nos hacemos pija, imbécil. Hay que romper todo y vivir en pedo de domingo a domingo. Tranquilidad voy a tener cuando me echen y no tenga un plantel de 25 pibes para salir de joda. Ahora hay que disfrutar el momento lo máximo posible: drogas, putas pagas, chupi y mucho gatipan.

Pedro Troglio: "Yo estoy bien de ánimo. Tengo 35 años de esto, no me afectan las puteadas de una o dos personas. Estoy dolido nada más, pero entero para seguir”

Estoy hecho concha. No soporto la menor crítica. Mi mujer me dice que el mate está un poco dulce y me largo a llorar. Mi perro ladra y me agarra tanto miedo que me escondo abajo de la cama. Mi hijo me saluda y yo pienso que me está puteando. Nos juntamos a cenar y confundo a mi suegra con un plateísta. Todo me afecta. Me quiero ir a vivir a la selva con el subcomandante Marcos. Estoy al borde del precipicio, si alguien tiene el número de Lagomarsino que me lo pase.


Scocco y Maxi Rodríguez: “Gallego tiene otra idea. Puede tener otra idea, otro sistema, pero el mejor fútbol que uno puede tener es con la pelota".

Querido Tolo: Tomá nota de lo que te estamos avisando. La vez pasada canchereaste con la prensa diciendo que si hubieras estado en la cancha, habríamos ganado el partido. ¿Vos te viste? Te gusta más el tinto que a Coudet, y tenés más centímetros de cintura que Lilita Carrió. Y ahora nos hacés jugar un fútbol de mierda, corriendo como unos pelotudos, todo lo contrario que hicimos con Martino y con Berti. A través de estas inocentes declaraciones te sugerimos, con mucho cariño, que cambiemos de estrategia o te damos vuelta el vestuario. Avivate. Te queda poco, Gordo.

INDESCIFRABLE - LA LEPRA


Como la letra del doctor cuando te receta un medicamento, que de alguna manera misteriosa todos los farmacéuticos logran entender y vos tenés que hacer un curso para poder entenderla. Como esos mensajes o estados que en Facebook publica esa flaca que te tiene loco, y estás un día y medio dándole vueltas si es para vos, para otro, o le gustó la canción. Así de complicado está entender a Newell’s.

La verdad que no puedo comprender cómo hizo el equipo para jugar tan pero tan mal el primer tiempo, y después pasar por arriba a Sarmiento los primeros veinte minutos del segundo tiempo, para después dormirse de nuevo y dejar que los de Junín descuenten y pongan a los leprosos al borde del infarto.

Nobleza obliga, todos sabíamos que ésto era lo que se venía. Basta de tiki tiki, se terminó el toqueteo, y a priorizar un poco la defensa. El estilo del Tolo, ni más ni menos. El problema es que, a mi entender, se está yendo un poquito lejos con ésto. Todos los hinchas queremos que a la Lepra le vaya bien y que gane siempre, pero querer cerrar el partido a los 15 del segundo tiempo me parece un poquito mucho. Peor cuando el rival es claramente inferior, y se te viene encima a los ponchazos para hacerte sufrir al pedo, porque estás treinta metros atrás y sacar una contra decente es un parto.

Tengo que reconocer, por otra parte, que estos partidos otras veces los empatábamos o perdíamos. Y que el Tolo, confiando en él, recuperó a Alexis Castro que estaba relegado y a punto de irse.

La mejor noticia recibida últimamente está claro que es la vuelta de Nacho Scocco al gol, sacándose la mufa después de meses sin convertir y volviendo a parecerse a su mejor versión. Notición que el 32 vuelva a convertir, porque el equipo no puede depender únicamente de Maxi para salir adelante.

Se ganó. Se podría haber goleado. Pero todavía el equipo no gusta.

Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO LEPROSO
 

Top