DESCASSETTEANDO N°34

Alejandro Sabella: “El momento de Messi no me preocupa para nada”

No duermo, no como, no cojo y ni siquiera me dan ganas de convocar jugadores de Estudiantes. Me trago los blisters de clonazepam como caramelos, tengo la presión altísima y mi vida es un infierno. El otro día no me acordaba en qué piso vivía y pasé la noche mirando el portero eléctrico. Me convertí en un autista: me olvido el nombre de mi señora, no puedo atarme los cordones, y ayer estuve acariciando 3 horas el perro del vecino pensando que era mi hamster. Ya no sé qué hacer. Encima en Yahoo Respuestas nadie me aconseja qué carajo hacer. Si Messi juega como está en el Barcelona, no tiene sentido ni siquiera ir a Brasil. ¡Dios! ¿Justo ahora? Estoy más preocupado que Jorge Rial cada vez que manda un whatsapp.

Cholo Simeone, post partido frente al Chelsea “Cada uno juega como quiere”

Lo de Mourinho fue de equipo chico, de cagón, puto, miedoso, maricón, cobarde y otra vez puto, bien puto y cagón. En un momento me hizo acordar al Arsenal, pero al Arsenal de Sarandí. Al lado del planteo de Mou, Alfaro y Bauza son Guardiola y Rinus Michels, el DT de la Naranja Mecánica. Cuando se lesionó el arquero, querían poner uno de esos micros doble piso que hay en Inglaterra y cruzarlo en el arco. Para la vuelta ya arreglé todo: el Mono Burgos lo va agarrar en Stamford Bridge y le va a meter los Google Glass por el culo…¡E-qui-po chico la puta que te parió, e-qui-po chico la puta que te parió!

Ricardo Bochini: “Estos ocho partidos son un campeonato nuevo”

Estos ocho partidos que quedan son un nuevo campeonato, perdido desde el arranque. No hay posibilidades de que los once sicarios que salen vestidos de Rojo a ver cómo otros once se les cagan de risa saquen siquiera un putísimo empate contra cualquier equipo ignoto que nos toque jugar de ahora en más. Ya está, seguimos en la B un año más. Quizás en 2015 cambiemos de categoría y descendamos al Metropolitano, y para el 2017 ya andaremos por la C, y  para que en 2019 desaparezcamos... como el pelo de Insúa.

Jonatan Fabbro: “Estoy en un club grande, tengo que aprovechar la oportunidad”

Grande es la panza del conductor de Cocineros Argentinos. Grande es la cara de ojete de Santo Biasatti. Grande es Campi, que con esa caripela le hizo cuatro pibes a un bombón como Denise Dumas. Grande es la fortuna de Bill Gates, o el tupper que lleva Marcelo Palacios a Estudio Fútbol. Este club es una garompa con menos proyección internacional que Peter Alfonso, dejate de joder. Es un club ínfimo, que pelea menos que la Mole Moli y que vive de la gloria de un uruguayo de ojos saltones y de un viejo criticón que hizo un gol con una pelota naranja. Si no fuera porque me pagan por no jugar, ya me hubiese ido a laburar como una revendedora Avon, eso es una empresa grande. Si me llaman de ahí, no voy a dejar pasar la oportunidad.

Turu Flores, después de dejar a Mauro Zárate en el banco: “Necesitábamos otra cosa”

Lo tuve que dejar masticando bronca para ver si se calma. Ya no sabemos qué darle al pendejo. Se viene morfando las pelotas desde que llegó, ya casi no tenemos balones para los entrenamientos, y parece que el fútbol le da hambre porque cada pelota que agarra se la quiere quedar para él. Al principio pensamos que Pratto las escondía en la joroba, pero después nos dimos cuenta de que Mauro se las come todas, una tras otra. La vez pasada hizo una brochette con 4 esféricos de cuero. Lo descubrimos porque se sacó una selfie y la subió a twitter. Los alcanzapelotas tienen miedo, dicen que se pone agresivo y con un cachetazo se las saca de las manos. Vamos a ver si para el próximo partido le podemos conseguir un zeppelin, quizás le dure un rato más.

Piqué bancó al Tata Martino "Su trabajo y relación con los jugadores ha sido siempre muy buena"

Todavía no entiendo en el idioma que habla, menos su manera de trabajar: a la mañana llega y se pone un caloventor en el pecho con un escudo de Newell´s, viene siempre vestido de negro con camisa blanca y parece un pingüino, saca del bolsito un gato y lo pone en la sartén y nos hace desayunar eso. Acá en la concentración le pusimos un apodo: ALF. El único que lo entiende es Messi pero los gatos no le caen bien, por eso vomita antes o durante cada partido. Igual a mí todo esto me chupa un huevo, prefiero contar millones y tomar Activia con Shakira.


¡BONUS TRACK! - Extracto de la sección deportiva del THE LONDON TIMES

Juan Sebastián Verón: “Gimnasia could be champion, and that would be good”

Gimnasia can’t be champion of nothing at all. The champion could be Estudiantes, could be River Plate, could be San Lorenzo, probably Colon, Lanús, even Boca, why not Vélez, may be Olimpo, Rafaela included, perhaps Newell’s or Central, the pirates of Córdoba (I mean Belgrano), Tigger, Godoy Cruz of Mendoza, or even the almost descended Quilmes Athletic Club or Argentinian Juniors. But never, I really mean “never”, Gimnasia de La Plata. Even Racing has more chances than them. Well, Racing I’m not sure.
Leer más...

TROGLIO CHARLA CON DIOS

DIOS: Uh, ¡qué bárbaro este Jay Mammon! Le sale igual Franco De Vita. Menos mal que volvió “Tu cara me suena”. Ya lo extrañaba… Lo juro por Mí. ¡Qué bárbaro! ¡Excelso!... Uh, ¿otra vez el teléfono? No sé quién fue que le puso El Paraíso a este lugar pero conmigo le erraron fulero. ¿Hola?

TROGLIO: Hola… ¿Dios?

DIOS: No, Pablo Lunati.

TROGLIO: Uh, con vos tenía que hablar Pablo. ¡Qué casualidad! Aflojale al ayudín. Entiendo que seas gallina, pero…

DIOS: Soy Dios, querido. ¿Quién habla?

TROGLIO: Perdón Señor. Soy Pedro.

DIOS: ¡Peter! Tanto tiempo que no sé de vos. ¿Viste? Y vos que creías que ni Yo podía hacer que te levantes a Paula Chaves. Hoy ya sos papá. ¿Quién te ha visto y quién te ve? Eso sí: con esa jeta no me podés pedir más milagros de acá a tres vidas, eh.

TROGLIO: No, Señor. Soy Troglio.

DIOS: ¡Aníbal querido! Disculpeme, maestro. Yo de tango, cero. Ahora me metí con Agapornis y estoy a pleno con eso. ¿Pero usted no andaba por acá? Pensé que San Pedro me había dicho que estaba tocando en los arrabales del Paraíso. ¿Qué necesita?

TROGLIO: No Señor. Pedro Troglio, el DT de Gimnasia.

DIOS: Uh, pará, no digas esa palabra sin avisarme. Antes tengo que tocar una silla, un mueble, las piernas de Palermo, qué se yo, lo que tenga de madera al alcance… ya está, ahora sí… Antes que nada, dejame decirte que es mentira que ese presidente que tenían habló conmigo hace unos años como dijo. Me llamó, es cierto, pero no lo atendí. ¿Te acordás? Ese año que pelearon el torneo y… Bueno, y lo de siempre. Arrugaron más que camisa de tachero. ¿Quién te dio mi número, pibe?

TROGLIO: Me lo pasó Timoteo, Señor. Me dijo que él lo quiso usar en el 95 pero que Usted no le dio bolilla...

DIOS: ¿No le di bolilla? ¿Qué soy acaso, cuponera del Mundial? Hice lo que pude, Pedro. En ese entonces los teléfonos hacían más ruido que la rodilla de Milito. El viejo me dijo “quiero ver brillar a la cancha del Lobo” y Yo, con tanta interferencia en la línea, le entendí “quiero ver brillar a la Chancha con el Lobo”. Por eso lo de Mazzoni, qué va a ser. Errar es humano, ¿viste?

TROGLIO: Yo pensé que Usted era Divino…

DIOS: Gracias, Pedro. No seré Echarri o Arana pero me las rebusco…

TROGLIO: Nuestra historia está llena de imposibles, de cosas increíbles que nos suceden en contra. Siempre quedamos ahí nomás de la gloria.

DIOS: Lo más cerca que estuviste de la gloria fue cuando fuiste a jugar a la cancha de Instituto, Pedro. A mi no me mientas. Mirá que yo veo todo. Si ese equipo salía campeón con el Mono Navarro Montoya de arquero se venía otra que el tsunami en Indonesia.

TROGLIO: Pero teníamos buenos jugadores y un hambre bárbara. Nos merecíamos salir campeones.

DIOS: Coincido. Eran todos unos muertos de hambre. Y lo de buenos jugadores, con vos a la cabeza, no me extraña en lo más mínimo. Ahí sí que te doy la derecha. Bueno, decime, ¿qué necesitás, Pedrito? Metele que se me está pasando el cabello de ángel para meterle a la sopa.

TROGLIO: Bueno, Señor, yo lo llamaba porque como habrá visto, quedamos punteros y faltan nada más que cuatro fechas...

DIOS: ¿Gimnasia está puntero? No lo puedo creer. Dejo de ver el fútbol argentino por una semana y se arma un quilombo bárbaro. Uh… ya veo por donde viene el tema… ¿Querés que les dé una mano, no?

TROGLIO: Sí, Señor. Este equipo me hace acordar a aquel de 2005. Lo veo metido, lleno de pibes con un hambre de gloria increíble. Necesitamos esa puntada final.

DIOS: ¿Todavía tienen hambre?

TROGLIO: ¿Cómo todavía…?

DIOS: Claro, se comieron 7…

TROGLIO: No es gracioso, Señor.

DIOS: Chiste, Pedro.

TROGLIO: Daría cualquier cosa por mi primer título en Argentina. Es mi sueño. Y el de todo el pueblo de Gimnasia.

DIOS: Mirá, tengo amigos muy poderosos en la Universidad Católica. ¿Qué carrera te cierra? ¿Arquitecto? ¿Psicólogo? Yo te veo como un buen abogado. Chanta, mentiroso y vende humo. Das con el perfil exacto.

TROGLIO: Me refiero al fútbol, Señor. No sea malo. Quiero sacar a Gimnasia campeón.

DIOS: Y, mi viejo… Si ustedes salen campeones, acá se pudre todo. Yo también tengo jefes, eh. Eso de “Mandamás” es para la gilada. El verdadero Todopoderoso está en Viamonte, y yo en sus asuntos no me meto. Y él no sé qué tiene contra ustedes, pero le deben haber hecho algo muy malo alguna vez…

TROGLIO: Pero, Señor, ¿Usted qué puede hacer con nosotros?. Mire que nos queda un fixture fácil. Nadie sospecharía nada. Dénos una ayuda, ¡Por Usted se lo pido!

DIOS: Pedro, si querés salir campeón te doy un consejo: cambiate de equipo. Si te gusta la plata, probá con Estudiantes.

TROGLIO: ¡No, señor! ¿Qué me está diciendo? La Plata me encanta pero nunca podría cambiar de bando. Esos son amargos.

DIOS: Me refería a la biyuya. Si te gusta más la moneda que a Iúdica llorar en cámara.

TROGLIO: No fui claro. Estudiantes es moda.

DIOS: Y Gimnasia liquidación, Pedro.

TROGLIO: No me entiende. No tienen la pasión que tiene el Lobo.

DIOS: De pasión a mí no me podés hablar. Pasión tuvo mi pibe, y ya sabemos cómo terminó.

TROGLIO: Señor, dejemos estos temas de lado. Pasemos a lo importante: ¿puede ayudarme? Necesitamos de Usted más que nunca.

DIOS: Sí, y yo necesito que el Banco Celestial me apruebe el préstamo pero estoy más en deuda que Perotti. A ver… dejame pensar… ¿Qué puedo hacer por vos? ¡Ahí está! Hagamos una cosa, te va a costar… pero vos tenés que hacer todo lo que yo te diga.

TROGLIO: Sí, Señor, estoy anotando…

DIOS: ¿Sigue atajando Monetti, no?

TROGLIO: Sí, la está rompiendo. Es una de las figuras.

DIOS: ¿Y el muerto de Licht, sigue?

TROGLIO: Sí, capitán, emblema…

DIOS: Hacé una cosa, pero hacelo eh. Sacalos a los dos. Y poné línea de tres contra Argentinos. Olvidate de Boyero. No la va a tocar. Si hacés eso, el campeonato es de ustedes. No se les escapa.

TROGLIO: Pero, Señor, son los dos mejores jugadores que tengo. Además, ¿cambiar de esquema? ¿Que me olvide de Boyero en una cancha tan chica? ¿Está seguro?

DIOS: Vos dame bola a mí. ¿Quién es Dios acá?

TROGLIO: Tiene razón. Voy a hacer lo que Usted me diga. ¡Qué lindo! ¡Ya puedo saborear el campeonato! Sí sí señores, yo soy del Lobo, Sí sí señores de corazón…

DIOS: Me alegro Pedro. ¡Haceme caso, eh!

TROGLIO: Sí, Señor. ¡Muchas gracias! Hasta luego… Porque este año, desde La Plata, desde La Plata, salió nuevo campeón…

DIOS: ¡¡Chau, Pedro!!... ¿Ya cortó, no?... Sí... Ya festeja el campeonato. Estos no aprenden más. Como en el 95… Se ve que Timoteo no se quiso hacer cargo de aquella noche que hablamos, previo al partido contra Independiente. “Dejalo libre a Mazzoni, no le hace un gol a nadie. De locales no se les escapa”, y el viejo me creyó. Troglio también va a negar que habló conmigo. ¿Y qué querés que haga? A veces también puedo ser jodón… ¿no?
Leer más...

QUÉ SE PUEDE DECIR...

Qué se puede decir de este señor, que allá por 1996, con cara de nene, pocas palabras y muchas ganas de pisar la pelota, enamoró a la mitad más uno del país.

Qué se puede decir de este señor, que a partir de 1998 se convirtió en la pieza clave, en el armador de juego del equipo más ganador de la historia del fútbol argentino. Un plantel que ganó tres torneos locales, dos Libertadores y una Intercontinental, y que él manejaba con la 10 en la espalda.

Qué se puede decir de este señor, que en solo siete días se la colgó a Bonano de un ángulo del Monumental y le metió a Yepes el mejor caño de la historia de este deporte, como para coronar la eliminación de River de la Copa Libertadores.

Qué se puede decir de este señor, que con solo 28 años eligió volver del viejo mundo para ponerse la azul y oro que lleva en la sangre. Y que en  apenas cuatro meses ya estaba levantando otra Copa en Brasil. La Copa que quedará en la historia como "la que ganó solo".

Qué se puede decir de este señor, que nos volvió a regalar campeonatos en 2008, 2011 y 2012.

Qué se puede decir de este señor, manoseado por los dirigentes, criticado por la prensa, ignorado por la Barra, que sigue saliendo a la cancha, con 35 años, y que hace jugar a un equipo sin alma, te cuelga una pelota de un ángulo en el clásico y te define un partido en el último minuto con una bomba de 30 metros.

Mejor, que no se diga nada. Que el próximo domingo los hipócritas hagan silencio, por favor, que Juan Román Riquelme dará una nueva función.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO XENEIZE - @Roquelme
Leer más...

SOMOS CAMPEONES

Ya está. Somos campeones. Tenemos el "power trío" colombiano que le dará mil sonrisas a Pekerman en el Mundial. Tenemos el mejor arquero para reemplazar al que era el mejor arquero. Tenemos un mediocampo de toque y de pases precisos y profundos. Tenemos delanteros letales, que sacan ventaja de las situaciones más inesperadas y de las otras. Tenemos un DT sagaz, que lee bien los partidos y hace cambios trascendentales. Tenemos a un crack como el Keko en el banco por si Cavenaghi tiene una mala tarde. Tenemos de rival en la pelea por el título a un equipo como Gimnasia, con un plantel corto y sin estrellas, que en la última fecha jugará con un Boca a cara de perro. Tenemos un fixture accesible: Olimpo (casi descendido), Racing (casi sin técnico), Argentinos (casi descendido) y Quilmes (seguramente descendido). Tenemos que decirlo. Somos campeones.

Pero no. Tenemos que ser realistas. Dejemos estas fantasías para los periodistas que están meta y meta darle al inflador para vender más diarios. Y pasemos a los "tendríamos".

Tendríamos que haberle hecho 3 goles más a Vélez, que nos hizo un planteo amateur sin mediocampo y que llegaba vapuleado con una de las peores defensas del torneo. Tendríamos que haber evitado que Chichizola quedara mano a mano con un delantero de Liniers. Tendríamos que haber eliminado la discusión de si fue penal o no. Tendríamos que haber llegado con más margen para sufrir menos. Tendríamos que tomarnos más en serio a los rivales y liquidarlos. Tendríamos que reconocer que nuestro capitán está para un tiempo. Tendríamos, de cara a lo que viene, que sofocar al oponente y no dejarlo respirar, sobre todo a los equipos que necesitan puntos para salvarse del descenso. Tendríamos que considerar que Boca le va a regalar los puntos al Lobo, porque ni siquiera tienen el amor propio de salir a ganar siempre. Tendríamos que entender que River está por encima de los Delincuentes del Tablón.

De todas maneras, lo venimos diciendo. Este River de Ramón puede ser campeón.
Eso sí: nos deberá 2 de las 3 "G", ésas que nuestros primos nunca exigieron ni exigirán.


Por lo menos así lo siento yo.

ADELANTADO MILLONARIO - @adelantadoriver
Leer más...

UN AÑO MÁS

Sumergido en una profunda e intensa tristeza, estoy en condiciones de afirmar que Independiente merece quedarse un año más en la B Nacional y sería injusto su regreso a Primera División. 

Otro año en esta categoría porque tenemos dirigentes que jamás estuvieron a la altura de las circunstancias. Desde Javier Cantero para abajo, esta comisión acumuló, sin dudas, muchos más errores que aciertos. 

Un año más en la B porque ni los socios ni los hinchas entendimos ni asimilamos con humildad, lejos de todo nervio o ansiedad impulsados por la soberbia, el lugar histórico negativo que ocupábamos. 

Otro año por la lamentable presencia de la barra entre todos nosotros, que no sólo nunca colaboró en nada, sino que fue gran protagonista y responsable del permanente estado de tensión que rodea al Rojo, desde hace ya varios años. 

Un año más en la B porque el nivel general de los jugadores es mediocre. Porque tanto en Independiente como en la mayoría de los clubes, hoy sólo importa el dinero y la Play Station; el entrenamiento y el desarrollo de la técnica son cosas del pasado. 

Otro año porque Omar De Felippe, más allá de que es un buen tipo, trabajador y capaz, no puede ser presidente y técnico a la vez, cosa que muchas veces el momento de la institución le pidió.

Un año más en la B porque esto no es Independiente. Esto no es lo que lo solíamos ser y, en todo caso, el ascenso y regreso a Primera División llegará cuando volvamos a ser nosotros, cuando volvamos a ser Independiente. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO @GastonIbarra


Leer más...

LA FERIA DE LAS TINIEBLAS

“¡Pasen señores, pasen y vean el show que nunca termina: Con la participación de la AFA barbuda, el SADRA malabarista, los técnicos bala, los payasos tristes, la troupe de enanos trapecistas y el domador de camaleones!”.

Ver un encuentro de fútbol argento es casi tan desagradable como la versión de Olmedo y Porcel de ET. Y Racing-Argentinos fue en 3D. Un grotesco despilfarro de horrores como pocas veces presencié. “Tomála vos, dámela a mí”, se decían entre camisetas de distintos colores. La cúbica pelota inflada con helio volaba por los aires y terminaba en los primeros pisos de J. B. Justo y avenida San Martín. No hubo dos pases seguidos a un compañero y, en el mejor de los casos, se la daban a una mata de césped perdida en la soledad de una zona despoblada. Engripado y con la manta hasta las narices agradecí no haber viajado hasta la Paternal. Merlo se agarraba la cabeza y en un momento determinado le gritó a Corvalán: “¡Marcá, la concha de tu madre!”. Esto no es la primera vez que ocurre. Vi a un tipo tranquilo como Zubeldía gritar algo similar en un encuentro donde los jugadores hacían todo al revés. Es que estos “profesionales” sacan de quicio hasta el más santo. Y cuando moría el encuentro, De Paul convirtió un golazo de otra liga. Final.

¿Qué puedo decir? ¿Que ganamos de culo y con una gran ayuda del árbitro que, insólitamente, no cobró un evidente penal que nos habría dejado con las manos vacías? Digo: Tres puntos ante un equipo descendido y desmoralizado que, salvo, Pisculichi, es aún peor que Racing. Afortunadamente, donde mal de muchos consuelo de tontos, también vi el programa Paso a paso y descubrí que los resúmenes de toda la jornada mostraban la misma torpeza, el mismo espanto. Boca-Tigre fue un calco. Algo abominable con un golazo a último momento. El fútbol nuestro de cada semana se cae a pedazos y parece un remedo de solteros contra casados.

Contra los triperos la cosa fue un tanto diferente. Con un primer tiempo jugado como partida de ajedrez y un segundo donde las piernas flaquearon y un horror del arquero suplente nos costó un punto. Pero si debo reunir ambos partidos, la sacamos barata. Porque en vez de rapiñar dos puntos, sumamos tres.

Creo que queda bastante claro que echar a Merlo carece de sentido porque el problema no reside en los técnicos. Sino en las pésimas adquisiciones (negociados) que hizo la maravillosa comisión directiva. Hace falta una mega escoba que barra las rémoras que lleva prendida la acadé, rescatar los jóvenes valores que salvan las papas: Saveljich, Campi, De Paul, Cabral, por ejemplo, y al imprescindible chino. El resto, gracias por los servicios prestados y canje por tipos con sangre en las venas y sin baldes en la cabeza. Muy mal Racing, al igual que todo el fútbol argento, arbitrajes y los tenebrosos tejes y manejes de los mafiosos que manejan a nuestro deporte favorito: El túnel fantasma, una macabra feria de las tinieblas. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ACADÉMICO 

Leer más...

CAMBIOS Y MÁS CAMBIOS

Imagino al jugador pensando en el miércoles, desde que Piatti metió el tercero y en Chile dejaron de jugar al metegol. Lo imagino aún más mentalizado en el miércoles desde que se supo que los brasileños serán los rivales. Imagino a un técnico quemándose la cabeza por diseñar la mejor estrategia para jugar la llave. Volviendo loco a sus colaboradores para que le informen cada detalle del rival. Analizando qué salió bien y qué salió mal en la fase de grupos. Qué cambiar acá, qué cambiar allá. Meter en cancha al mejor once posible en función al rival y al partido. Después los que juegan son los jugadores y el que mete los cambios el técnico. A veces pareciera que esta parte del trabajo queda un poco descuidada.

Los cuervos arrancamos con la ansiedad unas horas después de recuperarnos de la locura de aquella noche. La ansiedad mezclada con esperanza y un dejo de temor. Matizada, apenas, por esos partidos del torneo local. Partidos ideales para relajarse, aburrirse, ensayar. Porque a eso se fue reduciendo esa competencia. Una lástima porque estaba más fácil que robar un caramelo en un quiosco o un auto en GBA. Basta mirar quien está arriba y cuán debajo están los peores equipos en relación precio/calidad.

En conclusión, hay partidos de miércoles y hay PARTIDOS de miércoles. Algunos guardan jugadores para esos partidos y acomodan árbitros. No alcanzó. Bueno, sin rencor. Los cuervos a seguir matando la ansiedad hasta el miércoles a las diez. Hay partidos de la B, de Champions, de archivo, etc. Hay notas que no dicen nada en Canchallena, Olé y Un Metro Adelantado. Bien pasatistas, una vez que se haya jugado lo importante les prometo que no me van a alcanzar los renglones para analizar a nuestro querido San Lorenzo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CUERVO
Leer más...

LUCCHETTI Y VUELVE

Huracán aprovechó su chance ¿lo podes creer? No se sabe bien si fue el eclipse rojo de la luna, un despertar tardío del orgullo de los futbolistas o que jugamos contra el equipo del Chulo Rivoira, “quemero de ley”, que no ofreció grandes resistencias. La verdad no importa mucho, lo relevante es que se ganó y que, en cierto modo, el equipo mostró algo del orden y de la agresividad que había dejado de lado en los últimos encuentros, sobre todo con Aldosivi.

Somos nueve equipos que peleamos por el tercer puesto y Huracán tiene las mismas chances que cualquiera de los otros. El secreto, que no es tal, está en conseguir sumar la cantidad de puntos necesarios para que dentro de cuatro fechas, cuando se depure esa lucha por el último ascenso todavía estemos en la pelea y, obviamente, sumarle a las chances matemáticas un fundamento futbolístico que avale la expectativa.

El partido que viene es bien chivo. Traerse un triunfo de Mendoza seria la muestra más contundente de las intenciones reales de este equipo de cara al final del campeonato. Luego, de los siguientes cuatro partidos, tres serán en condición de local y el otro visitando al descendido Villa San Carlos, lo que, a priori, invita a ilusionarse. Claro que hoy Huracán no se puede dar por ganador de ningún encuentro porque no ha demostrado tener el carácter suficiente a la hora de afrontar lo que para la mayoría de nosotros eran partidos claves.

También debemos tener en cuenta que de los dos equipos que hoy ocupan el tercer lugar han salido declaraciones del estilo “no estamos para ascender”, que bien pueden ser entendidas como para quitarle presión a los jugadores, para ofrecerse al mejor postor o como que renuncian a la lucha por el ascenso. Después viene el Rojo, que a pesar de la amargura innata y el descalabro institucional sigue siendo Independiente. Más abajo vienen los equipos provinciales Unión, Gimnasia (J) y San Martín (SJ), que se hacen fuertes de local y tienen bastante experiencia en ascensos. En ese contexto me parecen prudentes las palabras del técnico en tanto pide mantener los pies en la tierra.

Este es el panorama: La parte positiva es que Huracán ganó, recuperó parte de las virtudes que había mostrado en pasajes del torneo, achicó las distancias y tiene un fixture relativamente accesible como para sumar bastantes puntos. La parte negativa es que la distancia aun es grande, que somos muchos los equipos peleando y que Huracán no se ha destacado por su gran personalidad en momentos claves.

Por eso, si bien la vuelta es el deseo de todos, no voy a adoptar ni una postura meramente escéptica ni a enarbolar la mayor de las ilusiones. Siguiendo los pasos del líder de este equipo mantengo “los pies sobre la tierra” para lograr la tercera posición y el tan ansiado regreso.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO QUEMERO @1mtrQuemero
Leer más...

LA COPA LIBERTADORES ES MI OBSESIÓN

Cuarta derrota consecutiva en el Final, un campeonato interminable al igual que la caída en la intrascendencia de este equipo que de reaccionar muestra poco y nada. Y en el medio aparece ella, nuestra obsesión, con la que soñamos siempre, con unas llaves accesibles que no hacen más que pensar verte nuevamente entre los cuatro mejores del continente. 

¿Cómo se encara este presente anímico para sacar adelante estos cuatro partidos por Copa y cumplir así con el gran objetivo de este semestre?, o ¿acaso para los jugadores hay una motivación distinta, un plus en la Copa, que en el campeonato no aparece?.

Mucho trabajo va a tener el Turu de cara al partido de mañana vs. Nacional. Porque desde el vamos no va a estar Papa, porque a pesar de recuperar a Tobio, Cubero y Domínguez siguen mostrando muchas falencias, porque Romerito Allione y Pratto, no pueden luchar solos y se van contagiando de la apatía de Zarate y Cabral.

Esperemos que el Turu sepa leer los momentos de cada jugador y de los partidos, y no vuelva a cometer el mamarracho del domingo de salir a jugar con tres volantes, regalando el medio y la pelota. Que sepa elegir al que mejor está, y si Mauro tiene que empezar en el banco de suplentes, nunca es tarde para un llamado de atención. Todos sabemos que nuestra bandera, el intocable, es el Oso Pratto, por lo que habría de tener en cuenta con quién se siente mejor y no llevarlo al fastidio.


Perdimos siete de los últimos catorce partidos, y muchos por errores propios, mañana en Paraguay nuestro prestigio está en juego y habrá que salir a demostrar por qué somos candidatos y olvidarnos de todos los traspiés. Mañana empieza un torneo nuevo, de sólo cuatro partidos, que nos llevará a mirar un mundial de reojo, pensando solamente en verte otra vez.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO VELEZANO
Leer más...

DES_ _ _ SO

Prácticamente, la suerte está echada. El último tren pasó el martes pasado en Bahía Blanca y no estuvimos a la altura de la circunstancia. Olimpo nos pasó por arriba y no tuvimos ni una mísera oportunidad para dar una muestra de vida.

Después de eso, el domingo contra Racing era a matar o morir y, como no matamos, quedó la otra opción.

Ya va a haber tiempo para discutir las circunstancias de por qué estamos donde estamos y, si es que hay, señalar a los culpables. Hoy en día, si bien todo apunta a lo mismo, hay que seguir con la esperanza. ¿Sabés por qué existen los velorios? Porque algunas veces, el muerto se levantó del cajón.

Por eso, hay que esperar hasta que finalmente se concrete lo que nadie quiere que ocurra. El próximo partido, contra Gimnasia, otra vez a hay que salir a ganar o ganar. Y si perdemos, se completará la palabra del título y nos pondremos a pensar y debatir sobre lo que pasó y lo que vendrá.

Nada más por ahora, no hay mucho que decir, sólo hay que estar con la cabeza en alto y saber que, a pesar de las odiosas comparaciones con muertes y de todas las pelotudeces que nos quieren hacer creer, esto es tan solo un juego. El lunes que viene, vas a volver a la oficina y la vida va a seguir igual que siempre.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO BICHO.- @patur131
Leer más...

SABEMOS DE IMPOSIBLES

Esta semana no voy a hablar del partido, ni de táctica y estrategia. Ni de si el punto sirvió o no, ni mucho menos de los merecimientos. Esta nota está dirigida pura y exclusivamente a esos que creen estar viviendo algo parecido a una pesadilla. Te digo que estés tranquilo. Dejá que hablen de los demás. Sí, de ellos también. A mí dejame siendo punto, nunca me gustó ser banca. Nunca. Y a esos que lo ven como algo imposible soñar con algo más, ¿acaso se olvidaron lo que somos?  

 ¿Imposible? ¿Qué es imposible para nosotros? ¿Ustedes pretenden que yo me crea que no tenemos chapa, que nos falta poder de fuego, y no sé cuantos argumentos propios de un mundo donde reina la lógica? No, señor. Somos Estudiantes, viejo. Nos encanta correr de atrás. Nuestra historia, esa que otros darían la vida y mucho más por tener, la hicimos de esa manera: ganando batallas, dándole vida a los sueños, convirtiendo en real eso que parecía una utopía.

Acordate cómo llegamos a Old Trafford, contra un Manchester United que era la base de la Inglaterra campeona del mundo. Todos apostaban cuántos goles nos iban a hacer. Sin embargo, dimos una lección de hombría que quedaría marcada a fuego en las generaciones futuras. Aprendimos en siempre creer en quien vista estos colores, en no darse por vencido aún vencido. Once indios, once animales, le sacaron la Copa Intercontinental a los reyes del fútbol mundial.

O vos, amigo de la lógica, tampoco recordás que teníamos 7 jugadores cuando le empatamos al Grémio que luego sería Campeón de América después de estar 3-1 abajo. ¿O no te acordás como nos mirábamos en la popular, incrédulos? ¡Y cómo gritamos el gol de Russo, por favor! Con unos huevos grandes como la ciudad, le empatamos a ese equipazo. ¿Sabés cómo se llama eso, no? Eso es Mística. A vos no te tengo ni que explicar qué es eso. Otros, en cambio, no lo entenderían ni con un cuadro sinóptico.

¿Y en 2006 me vas a decir que la teníamos fácil? Llegamos a la final después del cabezazo que protagonizó Agustín, aunque en realidad cabeceamos los 35 mil que estábamos en la cancha. Después, arrancamos la final perdiendo contra un rival al cual no le ganábamos hacía rato. Y sin embargo, creímos. Sacamos la chapa, el empuje, el corazón y pudimos conseguir la hazaña. 

¿Cómo olvidar esa noche en el Mineirao, donde solo nosotros creíamos en el Profesor y sus muchachos? Íbamos a jugarnos el sueño continental contra un equipo que no había recibido ni un solo gol como local. Y empezamos perdiendo, otra vez. Siempre de punto, siempre de atrás. ¿Te acordás como temblaba esa cancha después del gol de Henrique? Y luchamos, como cada vez que la tenemos brava, como cada vez que nadie da dos mangos por nosotros. Y a esos que nadie les había hecho un solo gol, les hicimos dos. Enmudecimos a 80 mil brasileños. 

Creamos en este plantel, que va a dejar la vida por hacernos felices. No somos menos que nadie y vamos a pelearla hasta el final. Me encanta que no nos tengan en cuenta. ¿Sabés por qué? Porque nuestra historia es nunca claudicar ante la adversidad, sino hacernos fuertes ante ella. Porque, como dijo Zubeldía, al éxito no se llega por un camino de rosas. Porque a la historia de Estudiantes de La Plata la escriben las utopías. Pero fundamentalmente porque nosotros, a diferencia de otros, sabemos de imposibles.  

Por lo menos así lo siento yo
ADELANTADO PINCHA - @DrBidon
Leer más...

ANOTALO AL LOBO

Ahí está este grupo de guerreros que deja la piel. Metió cinco al hilo cuando nadie lo esperaba y quedó allá arriba, puntero, a sólo cuatro fechas del final. 

Fue una tarde de las de antes, con ese clima de tensión pero también de disfrute, que terminó en fiesta y que cada TRIPERO se lleva a la casa, para guardarla y para convencerse que vamos a pelar hasta el final.

Fue un partido bravo. GIMNASIA merecía terminarlo rápido y que el segundo tiempo sea sólo un trámite. Nada de eso pasó, sufrimos hasta el final, como siempre. Valió la pena, el desahogo fue grande al igual que el orgullo que nos invade cuando vemos despúes de mucho tiempo un equipo y un técnico que siente como nosotros está camiseta.

Ahora hay que parar la pelota y disfrutar. GIMNASIA está ahí, despúes de mucho tiempo. Hay que disfrutar el momento, ilusionarse claro y tenerle fe a este grupo. Es imposible no ilusionarse, vos y yo sabemos lo que nos corre en las venas. No hay que acultarlo, hay que demostrarlo, así vive las cosas este club y así tiene que vivir este presente.

El sábado será otro cuento. Pedro y el grupo saben lo que tienen que hacer. Vos relajate, mirá la tabla y disfruta que el LOBO está bien alto, ahí donde todos quieren estar.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TRIPERO
Leer más...

EL ARCO DE FÚTBOL

Les comento a los jugadores de Central y Estudiantes que hay un elemento clave para el desarrollo de este hermoso deporte llamado fútbol. Ese elemento tendría que ser el objetivo de todo equipo que milita sobre el verde césped.

Se conoce como 'arco' o 'portería' al marco por el cual debe ingresar la pelota para anotar un gol. Generalmente está compuesto por dos postes paralelos llamados 'palos' o 'caños', un poste superior (transversal o perpendicular a los palos) llamado 'travesaño' o 'larguero', y una red, o malla, que retiene a la pelota una vez ingresada.

Las dimensiones reglamentarias del arco de fútbol profesional son de 7,32 metros de ancho por 2,44 de alto.

Y otra de las cosas que deberían saber es que una vez que ingresa la pelota en el arco, al equipo que hizo posible ese milagro, se le da un gol. Además el equipo que más goles hace, o sea el que más veces hace ingresar la pelota en el arco, es el ganador, ganador que suma 3 (tres) puntos, puntos que son los que definen el ganador del torneo, ganador del torneo que es el que obtiene la gloria deportiva, gloria deportiva que es lo que todos deberíamos buscar.

Seria más que saludable que los jugadores de cada equipo se familiaricen con este elemento llamado arco y que el mismo empiece a ser el foco de cada jugada, el objetivo a vulnerar. Y además de eso, que cuando la pelota pase por sus pies, se animen a impulsarla hacia el arco. Obvio que cada cual conoce sus limitaciones y virtudes, pero es intolerable que un jugador de Primera División tenga la pelota en el borde del área y ni siquiera mire el arco, más allá de que después decida o no patear.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CANALLA
Leer más...

FORTALEZA

Si hay algo que logró este cuerpo técnico que hoy comanda el destino futbolístico de Colón, es fortalecer al grupo humano que quedó diezmado por los infinitos problemas ya varias veces relatados y analizados.

A esa altura queda evidenciado que, donde primero salió fortalecido Colón fue en la preparación física, que ya podemos decir que es muy buena, pocos planteles con tan pocos jugadores de “recorrido” se están aguantando el trajín del Torneo sin acusar lesiones, sobre todos del tipo muscular, que son las que pasan factura en este momento de tanto stress, presión y exigencia para el jugador.

Queda demostrado que, quizás por el bajo promedio de edad del plantel, estos chicos se recuperan más rápido y pueden mantener el ritmo intenso de algunos partidos la mayor cantidad de tiempo posible, aún jugando 3 partidos en 9 días, con viajes incluídos. Me permito arriesgar que, con planteles pasados, este tipo de partidos o planteos de juego hubiera sido imposible. Se necesita de una dosis de mucha humildad y compromiso para que el 9 de tu equipo, por ejemplo, resigne hacer goles para correr al rival que tiene la pelota hasta su área.

Ese es otro punto a resaltar, el compromiso, el VERDADERO compromiso. Son notorias las ganas de sacar esta situación adelante que tienen estos pibes, y los más “grandes” también, lógicamente. Ahí encuentro otro punto sobresaliente, no me imagino un equipo así de concentrado, si los que se quedaban en lugar de estos “referentes” (Montoya, Landa, Alcoba, más Videla que recién llegó), hubieran sido otros. Simplemente porque en estos momentos hay que sobreponer a los intereses personales, los colectivos, no es momento para lucir sino para lucharla en equipo, por lo que dudo que algunos “líderes” de anteriores planteles lo hubiesen entendido. Para muestra basta un botón, decía la abuela, y, tiempo después del fatídico no-partido con Rafaela, de a poco fuimos separando la paja del trigo y nos enteramos quienes se fueron “perdonando” deuda al club, por ejemplo, y quienes abandonaron el barco del que se decían capitán.

Quiero rescatar este trabajo que es el que más salta a la vista a 4 fechas del final, sin saber cuál es el resultado de esta campaña. Seguramente el laburo hecho va mucho más allá de esto, y le absorbió tiempo por demás al DT y sus ayudantes, pero es el aspecto físico y psicológico el que más resalta si comparamos este plantel con los antecesores.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO SABALERO @Piguyi2011

Leer más...

LITURGIA DE VIERNES EN ESTADO UNIONICO

(Un pedido de perdón a la Santa Iglesia)

En la religión católica siguiendo una antiquísima tradición, en este día no se celebra la Eucaristía y se adora la Cruz. (La familia rojiblanca, en cambio, fue llamada a congregar en el 15 de abril)

En lugar de la Misa, se celebra la "Liturgia de la Pasión del Señor" a media tarde del viernes, de ser posible cerca de las tres de la tarde, hora en la que se ha situado la muerte del Señor en la cruz. Por razones pastorales puede celebrarse más tarde, pero no después de las seis de la tarde. (Coincidencia… hasta ahí, veníamos bien).

Antes de iniciar la celebración, el templo se presenta con las luces apagadas, y de no ser posible, a media luz. El Altar (y los laterales) se encuentran sin manteles ni adornos, mientras que a un costado de éste, ha de disponerse un pedestal para colocar en él la santa cruz que será ofrecida a veneración. (Nuestro templo, el 15 de abril, lució engalanado para una fiesta, como cada vez que el equipo sale a la cancha).

El comienzo de esta celebración es en silencio. (Imposible callar nuestras gargantas). El sacerdote se postra frente al altar, con el rostro en tierra, recordando la agonía de Jesús y los fieles se arrodillan en silencio unos instantes. (En las gradas se salta sin parar, esperando que la manga escupa al primer equipo) El sacerdote, ya puesto de pie, se dirige a la sede donde reza una oración (Eso sí, siempre hay una oración antes de que el equipo salte al verde césped).

En seguida, estando los fieles sentados (je), se proclaman dos lecturas, peticiones y demás.

Después tiene lugar la veneración del Árbol de la Cruz, (¡empieza el partido!).

A continuación los sacerdotes besan la cruz y después todos los fieles. Mientras, se suele cantar alguna canción, la única en toda la celebración. (En las tribunas, el canto es permanente).

El Viernes Santo es el único día del calendario litúrgico católico donde no se celebra la Misa, como luto por la muerte del Señor. Las campanas permanecen mudas, y tampoco el órgano suena, excepto para marcar el tono, y se evita el canto polifónico.

El viernes Tatengue en cambio, celebró a una hinchada inigualable, que se vio correspondida desde el rectángulo de juego, con una victoria que invita a creer nuevamente, con la familia rojiblanca en estado de comunión plena apoyando ese sueño vivido de ser parte de lo más lindo de la vida, que es el amor por estos colores.

Y como yapa, el básquet también aporto lo suyo. Para que el viernes Tatengue sea un viernes de pasión. No justamente la pasión de Cristo, también venerada en familia, sino la pasión rojiblanca, no entendida y muchos menos pretendida de ser explicada.


Que así sea.
Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TATENGUE -@adelantadoUnion
Leer más...

SI NO TE HUBIERAS IDO

"Te extraño más que nunca y no sé qué hacer..." (...) "Me haces falta tú" así arranca una por demás melosa y versionada canción. Viendo a Newell's semana a semana, creo que no hay hincha que no piense esto respecto a ese pibe flacucho de las inferiores, que salía fecha a fecha a desparramar goles y magia en el césped.

¿Cómo negar que este año hubiera sido muy distinto con Nacho entre los 11? Un delantero que de la galera te saca un gol de otro partido, o una habilitación para dejar al compañero frente al arquero, como si fuera un enganche.

Cuando se fue, buena parte de ese peso cayó sobre los hombros de la Fiera, pero las lesiones nos lo arrebataron este último semestre. A pesar de todo, su ausencia es la menos urgente. Con un poco de tiempo, y con viveza por parte del cuerpo técnico, Maxi va a estar para volver pronto en las canchas.

Esta carencia, la ofensiva es la que noto en este equipo. La generación de juego está bastante bien, con tropezones por la irregularidad de los creativos, pero estos tampoco tienen una descarga segura en los últimos 30 metros. Tanto contra Colón como contra San Lorenzo se notó falta de peso en el área rival, y así se reflejó en la cosecha de puntos que nos llevamos.

En estos meses, ya fuera de la pelea y esperando el Mundial, no hay más que hacer que esperar e ilusionarse. ¿Quién te dice que Nacho no vuelva a calzarse la rojinegra? Seríamos tan felices...

POR LO MENOS, ASÍ LO SIENTO YO
ADELANTADO LEPROSO
@Fran_Cinelli
Leer más...

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Había que esperar a que llegue Pascuas para resucitar. Cosas del destino hicieron que volvamos a ganar en este día, como para que el título de esta nota encaje perfecto. Porque dábamos muestra de mejorías, pero no concretábamos la victoria. Porque muchos nos daban por muerto, hasta algunos de los propios hinchas, pero lo de ayer fue una muestra de que estamos vivos, de que vamos a dar pelea, de que mientras los números nos den vamos a luchar por ese milagro, casi utópico, de la salvación.

Pero no resucitamos sólo porque fue Pascuas, no fue un día en el que los astros se alinearon y conseguimos los 3 puntos por una razón difícil de explicar. No señor, lo hicimos porque jugamos bien, fuimos, como en toda la era Ghiso, mejor que el rival, porque empezamos a patear al arco como se debe hacer en esta categoría, porque dimos una muestra de semblanza, actitud y fútbol, por supuesto. Porque supimos reponernos y dar vuelta un resultado, cuando las tribunas estaban entrando en su punto de ebullición.

Como siempre en el Kempes, empezamos siendo protagonistas. Un error de Santillo y gol de Patronato. A remarla, como en todo el torneo. Empatamos con un zapatazo de Barrionuevo y antes del entre tiempo tuvimos una para darlo vuelta. Hubo que esperar hasta el complemento, para que Pavón, la joya de la abuela, clave dos pepas para liquidar el pleito. El segundo del pibe de 18 años es para colgar en un cuadro, ahí en el living, junto con los trofeos y diplomas de educación.

No sé que hizo Ghiso, pero de la noche a la mañana fue otro Talleres. Se parece más a un equipo, pregona el toque y no rifa la pelota rápidamente. Cuando se puede se juega por abajo, si hace falta tiramos centro. Lo importante es que la inteligencia y la cabeza pesan más que el juego forzado por el corazón y la garra, que a veces te hacen ganar partidos, pero es más fácil hacerlo con lo primero. “Descubrió” que Burgos es central y lo hace como Puyol, que Bottino puede jugar de lateral como Dani Alves, que Barrionuevo, con el Gato en la espalda, puede ser el volante ofensivo que tiene que ser y que Pavón, con el perfil cambiado, lo hace como Ribery. ¿Qué hizo? Vaya a saber, pero que lo siga haciendo. Era sabido que los jugadores no se olvidaron de jugar al fútbol, quizás les hacía falta una inyección de confianza que sólo se da verbalmente.

Me pregunto dónde estaba Vitrola antes de que lo llamen a Forestello, pero eso es parte del pasado. 4 partidos en los que fuimos superiores, 6 goles en pocos días (contando Copa Argentina) y un 11 que va saliendo de memoria. Parece que hace rato esta Ghiso, pero apenas arribó a Córdoba hace unas semanas. Cometemos muy pocos errores, pero cada uno de ellos es gol del rival, prácticamente. Es lo único a corregir. Mientras hagamos más goles que el rival, todo bien. Ojalá que esta resurrección dure hasta el final del torneo, por lo pronto hay que pensar en nuestra “Final del Mundo” ante Brown, en Adrogué. Que la resurrección sea vida en la B para Talleres.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ALBIAZUL
Leer más...

DE PRIMERA

El jueves en Córdoba, Godoy Cruz le ganó a Belgrano y dio un gran paso para seguir siendo de Primera División. Y ese gran paso fue ratificado ante Atlético de Rafaela: con una gran producción futbolística que se vio reflejada en el marcador final, el Tomba superó a la Crema y se acomodó muy bien en la recta final del torneo.

De entrada nomás, el Expreso marcó claras diferencias con su rival, más allá de que Vera asustó a algunos con dos situaciones aisladas pero claras. Es que el conjunto mendocino era el que manejaba la pelota, proponía el juego ofensivo y trabajaba el partido amasando a su rival. Así llegó la apertura del marcador, con paciencia pero profundizando en el momento justo. Y el 2 a 0 en el amanecer del segundo tiempo liquidó la historia porque Rafaela jamás demostró tener reacción a algún tipo de argumento para poner en peligro la clara victoria del equipo mendocino.

El tercero decoró la goleada y le dio al marcador mayor coherencia con la diferencia que había ocurrido en el campo de juego, donde el Tomba fue altamente superior al equipo santafesino. Por si fuera poco, perdieron Argentinos, Quilmes y All Boys, los equipos que también sufren fecha a fecha los avatares de pelear el descenso, y a falta de cuatro fechas para el final del torneo, Godoy Cruz sabe que sin relajarse ahora todo depende de sí mismo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TOMBA
Leer más...

EXTRAÑO EN SU TIERRA

Las esperanzas de mantener la categoría se van yendo junto a la paciencia, porque el hincha está cansado de que este equipo pierda cada encuentro que de ninguna manera se puede perder. Lo más inentendible es que muestra de visitante un carácter que de local desaparece. Se hace fuerte afuera, sorprende con resultados geniales y dificilísimos como las victorias en canchas de Arsenal y Vélez; pero es un extraño en su tierra y sigue tropezando una y otra vez en cada paso firme que tiene que dar.

Tu cancha tiene que ser tu arma más poderosa, aunque con nosotros se da siempre el caso contrario. Cualquiera viene al Centenario y gana ya sea mereciendo o no, llegando mucho o poco, siendo candidato al título o al Nacional B; pero nos pintan la cara y nosotros perdemos la fortaleza y el respeto de local. En lo que va del año, la campaña en casa fue fatídica. Se sumó realmente muy poco y lo peor es que se desperdiciaron chances muy claras de salir de la zona de descenso. Diría que a Quilmes le da miedo dejar de sufrir, porque siempre que tuvo oportunidades de respirar con una victoria en su campo, cayó.

El Cervecero perdió contra cada rival directo que lo visitó: Central a principio de torneo, cuando todavía lo era; Colón; All Boys; ahora Olimpo. Con haber sumado la mitad de esos puntos contra los decisivos, hoy estaríamos hechos unos duques. Es más, ni siquiera eso, porque con haber sacado un punto por cada uno, también estaríamos cómodos. Le cuesta jugar en su cancha y no sólo por la presión que mete el público, dado que hasta a puertas cerradas fue una desilusión.

Al comenzar el semestre, estábamos contentos porque casi todos los “partidos de 6 puntos” eran acá, cosa que sonaba lógica. Hoy lamentamos todas las oportunidades desperdiciadas y sentimos cada vez más el rigor del descenso casi inminente. Quilmes se está yendo porque Quilmes no se hizo respetar. Quilmes está prácticamente resignado a que éste campeonato le haga honor a su nombre, y sea el Torneo Final de otra corta estadía en Primera División.

¿Soñar? Obvio, de algo hay que vivir. Sigo teniendo una lucecita encendida pero porque todavía tengo corazón, ya que si apelo a mi coherencia, tengo que agachar la cabeza y alejarme silbando bajito.


El amor no desciende, pero no se puede vivir del amor.


Por lo menos, así lo siento yo.


ADELANTADO CERVECERO – @adrian28qac
Leer más...

A PASO REDOBLADO

Es verdad que la derrota sufrida es importante. De haber ganado este partido ante los “Grondona's boys”, Lanús solo iba a depender de sí mismo. Pero no quedamos fuera de la lucha, ganando el partido pendiente quedamos a solo dos puntos. Pero eso no es todo, está la Copa. Donde sí se ganó el primer chico con una demostración de sacrificio y coraje inigualables. Este plantel puede jugar bien, regular o mal. Puede perder, empatar o ganar. Pero da muestras claras de que jamás negocia la entrega. Y por eso es que este miércoles por la noche, o mejor dicho, jueves a la madrugada toda una ciudad estará en vilo.

Este equipo ya demostró estar dispuesto a hacer historia. Ganando la Copa Sudamericana. Peleando con los pibes el torneo hasta la última fecha. Dándole una paliza categórica a cada grande del continente que le tocó enfrentar. Entrando entre los diez mejores equipos del mundo por encima de equipos como el Arsenal o La Juventus.

Bien saben esos gladiadores que no están solos. Y se dieron cuenta el miércoles. Ante la adversidad del resultado su gloriosa gente siguió alentando. Las trompetas se transformaron en instrumentos de comunicación junto a los redoblantes. Dejaron de sonar los bizarros hits del momento, para comunicarles los once gladiadores que debían atacar sin cesar. Las gargantas se convirtieron en cañones intimidando a los norteamericanos de habla hispana. Llevando a cabo todos juntos una victoria importantísima. La primer batalla es nuestra, la segunda deberán pelearla solos. Pero sabiendo que tienen en aguante y el respeto ganado de toda una ciudad.

P.D.: porque los jugadores, me van a demostrar. Que salen a ganar. Que quieren salir campeón. QUE LO LLEVAN A DENTRO COMO LO LLEVO YO!!!


Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO GRANATE - @adelantadoGRANA
Leer más...

EL TTORIOMA DE BANFIELD

Falta un paso más y estamos en Primera. Muchos agoreros dirán que lo importante es ascender, primeros, segundo o terceros. Que hay que ascender y punto. Pero salir campeón tiene un plus y por lo que se ve, Banfield va por el campeonato. El Taladro es el que más veces salió campeón en esta categoría. Siempre estamos volviendo, diría Aníbal Troilo. 

En el partido contra Aldosivi fue un encuentro en el que el rival salió a jugar de igual a igual y se pinchó más rápido que preservativo chino. El gol de Terzaghi hizo que el equipo marplatense se derrumbe, y ahí meterle un golpe tras otro hasta sacar la diferencia. Ahí está el huevo y no lo pise, diría Inodoro Pereyra. Terzaghi en este partido parecía Pedro, el del Barcelona. El chico puede volver a tener un gran partido o no. Si no sucede la gente se va a impacientar y otra vez pasará lo mismo que fecha anteriores, tal como pasó con Yeri, Toledo, Chávez, etc. Es evidente que la gente hoy por hoy se impacienta mucho más rápido, quiere ir ganando desde el arranque y que todos sean el Juanchi Taverna.

El objetivo de ascender, creo yo que ya esta casi realizado. Solo una desgracia como que nos vuelva a dirigir Eduardo Acevedo podría dejar trunca la posibilidad del ascenso. Ahora los cañones deberían apuntar hacia el puesto uno. Muchos se preguntaran porque el APREVIDE no sancionó a Banfield con la limitación del público local o la suspensión de la cancha. El informe policial fue positivo, bah no fue contra Banfield y le deslindó responsabilidad. Todos apuntan a Mariotto, que moviendo su influencia hizo que el APREVIDE no sancionara al club. Puede ser y no puede ser. Antes que anda le digo: Yo no soy K, ni siquiera soy peronista. Pero el tema es el siguiente: jugar a puertas cerradas es un castigo para todos, no solo para los violentos sino también para el pobre boludo que paga la cuota o su entrada. Me parece bien que los platos rotos no lo paguen también los hinchas genuinos, pero —y aquí me saco la camiseta de Banfield— debería ser una medida extensiva a todos los clubes. Usted que señala a Mariotto, le digo lo siguiente: Hace no muy poco en Quilmes sucedieron hechos de violencia y por ende hubo una sanción. ¿Usted cree que Aníbal Fernández no la tiene tan grande como Mariotto, como para impedir una sanción?

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TALADRO - @Yuianjaim
Leer más...

ESTOY VERDE

No se puede entender el partido que pierde el Matador. Hizo todo para lograr la tercera victoria consecutiva, para seguir con esta racha, para alejarse de todos los que pelean abajo en los promedios.

Y rojo de bronca, por las oportunidades perdidas, por no definirlo antes, por las salvadas de Orión. En frente un rival que se vio ahogado, que no podía hilvanar una jugada. Más allá de algunas chances en el primer tiempo, Boca no podía salir de esa presión agobiante que hizo Tigre en toda la cancha.

Lo tuvo una y otra vez el Matador, con un manual de cómo abrir la cancha, de cómo deben pasar los laterales, como desmarcarse, como tocar e ir a buscar la descarga. Todo perfecto, menos el tiro del final.

El 10 de Boca, ese que es de nuestros pagos, que llevó muchas veces a la gloria al equipo rival, era sólo un profesor retando a un grupo de chicos adentro de la cancha. No podía resolver ese partido tan difícil que le propuso el Matador. La perdía él, la perdían sus compañeros y siempre salían 5 o 6 jugadores de Tigre lanzados al ataque.

Las modificaciones de Alegre quiero creer que se trataron de jugadores extenuados por todo lo dicho anteriormente, ya que no parecía que fuera necesario un cambio, ni de esquema, ni de nombres.
Pero llegó la jugada que cambiaría todo: un choque de cabezas entre Araujo y Forlín, el delantero que se llevó la peor parte y debió salir. Y acá me detengo en algo importante: cuando un defensor sale momentáneamente lesionado, siempre un volante baja a cubrir su puesto. Y Tigre debía marcar la salida de Insúa, que había dejado libre el ex Boca y la única que había podido usar el equipo visitante en todo el partido, pero no fue así.

Bordacahar, recién ingresado, se quedó con los centrales, el lateral salió tranquilo mientras Araujo gritaba desesperado desde afuera. El mediocampo se desarmó y solito por el medio apareció Riquelme, para sacar un remate de otro partido, de otro momento del 10, y para dejarnos sin nada. Rojo de bronca, y verde muy verde en el final.

Por lo menos así lo siento yo.

ADELANTADO MATADOR - @Matador1MA
Leer más...

BANG - BANG, ESTAMOS LIQUIDADOS

Lo único que nos mantiene en primera es una ciencia –de las llamadas duras-, más precisamente la matemática, que por esas cuestiones nos ubica en Primera y con chances de seguir en la máxima categoría de nuestro fútbol. En todas las otras cuestiones –y me duele en el alma decirlo y escribirlo- estamos descendidos.

Tuvimos infinidad de chances que los rivales nos fueron dando y sistemáticamente nos encargamos de dilapidarlas semana a semana, y hoy mismo es más probable que los otros equipos que luchan por mantener la categoría pierdan, a que nosotros ganemos.

Partiendo de los errores dirigenciales el resto se fue encadenando detrás y hay que marcar varios puntos de inflexión que fueron forjando este presente: La salida de Pepe Romero, la contratación de Falcioni, los refuerzos que este trajo, la falta de pago que llevó a que muchos jugadores se fueran, la posterior imposibilidad de incorporar, la falta de una pretemporada seria y por último, los errores técnicos y tácticos de Ricardo Rodríguez. Con este combo es imposible sobrevivir en la A.

Las responsabilidades son compartidas, nunca un solo lado, pero en este caso el personalismo absoluto del presidente fue quien arrastró a All Boys hacia la cornisa que da al abismo. Sus errores, el querer ser más de lo que podíamos ser, o tratar de copiar quién sabe a quién, llevaron a esto, sin entender que nuestro fuerte, nuestra esencia, es la humildad, el sacrificio, la identificación con el barrio, el pelearla de abajo contra todas las adversidades con lo que teníamos, de la misma manera en que habíamos llegado a Primera. Se perdió el eje.

Pese a todo sigo orgulloso de nuestra camiseta, esa que sabe poner de rodillas a los más grandes, que ante la sorpresa de muchos – que pensaban que el Albo iba a hacer una excursión cortita en la A- seguíamos luchando en la máxima categoría y dando batalla, mientras River, Independiente, Huracán y tantos otros descendían. Callamos al Monumental, a la Bombonera y eso no se olvidará nunca por más que nos estemos desangrando.

Por lo menos así lo siento yo
ADELANTADO ALBO
Leer más...

EN CONTRA

Se va la temporada, se va la fe, se van las ilusiones, las posibilidades y las oportunidades, se va todo. Y todo eso se vuelve en contra.
En contra como el gol que metió ayer Eluchans, en contra como los arbitrajes que vienen metiéndonos la mano en el bolsillo un poquito en cada partido, en contra como la suerte, que se nos hace esquiva partido tras partido, donde todo lo que pasa en el cotejo no nos favorece, sino que se nos vuelve en contra. En contra como los resultados que suceden en otras canchas, que al haberse relajado el equipo y mermar su rendimiento, hizo que los equipos nos fueran pasando y alcanzando en el promedio.

No hay mucho por decir, esta segunda parte del torneo me tomó para la desgracia y la tristeza, nunca imaginé que después de “bailar” a Vélez íbamos a estar 7 partidos sin ganar y quedando a 6 del descenso directo. Me tildarán de drástico: ¿Cómo vas a estar así si con 3 puntitos más casi que te salvás? Lo que pasa es que este equipo venía demostrando una temple como para animarse a entrar al menos en una copa internacional por primera vez en su historia, pero ni eso nos quedó.

Mi hartazgo se fue haciendo notable fecha tras fecha, no lo pude ocultar. Cada partido fue agregando una gotita más para que mi paciencia se colme. Yo no soporto más esta realidad, no creo que si Burru sigue algo vaya a cambiar, como tampoco se si hay cambio de DT, que el que venga lo cambie. Pero vale la pena intentar, porque si seguimos paveando, se nos pueden venir de atrás, y de repente, volver al Nacional.

Yo no quiero irme a la B, yo no quiero que algunos se caguen en el grupo, yo no quiero que le roben plata al club, entiéndanme.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CREMOSO - @ExequielMelano

Leer más...

LA MALDICIÓN DEL PERLA NEGRA

Con la velocidad y la potencia de un tren, se la banca para aguantar solo contra defensas enteras que no saben cómo pararlo. Es alto, fuerte, potente. Si, hablo de ese jugador que vino por pedido (gran merito) de Walter Perazzo: José Adolfo Valencia.

Cualquier intento de los rivales para derribarlo es totalmente en vano. Lo agarran, lo chocan, le pegan e intentan voltearlo. Pero no pueden, no hacen más que chocar contra una gran muralla negra. Y ante ese intento los rivales quedan atónitos, avergonzados, pasmados. Porque el tipo siempre, de una u otra manera, se sale con la suya. Espera el momento oportuno para atacar a su presa, como lo hace un león hambriento. Y ahí está, entre un montón de camisetas que no son la de él. En silencio, esperando el instante más adecuado para lastimar a su oponente.

Sucede que entra siempre con un mismo objetivo al verde césped y con el arco entre ceja y ceja. Con un ánimo y una confianza propia que pocos jugadores tienen. Si la pelota le viene por abajo, tiene la capacidad suficiente para aguantarla y salir corriendo como una gacela cada vez que le dan un centímetro de distancia. Si le tiran pelotazos se afirma en el verde césped con sus tapones como si fueran garras, dejando totalmente ridiculizado a cualquiera que intente derribarlo. Si la pelota le llega por un costado, él desborda con su clásica “bicicleta” y a pura potencia. Si le queda bollando al borde del área te la manda a guardar.

Y uno prefiere que el pibe haga la suya, que encare y le pegue. Y si no le sale que lo vuelva a intentar. Porque es tanta la confianza que se tiene que eso se transmite en los demás.

Su última presa fue el Quilmes de Caruso Lombardi, que nuevamente volvió a caer ante el más grande del Sur argentino. Y en esta ocasión no fue por culpa del “arquerito” Matías Ibáñez. Esta vez lo que pasó es que al “cervecero” le cayó la peor de las maldiciones futboleras: “La maldición del Perla Negra”.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO AURINEGRO@joaquincamicia

Leer más...

SIN MARGEN DE ERROR

Ahora sí, estamos complicados. Y no es que como hincha haya entrado en pánico, porque a decir verdad, a falta de jugarse nada menos que 24 puntos para que se termine el torneo, estamos a 6 de los puestos de ascenso. Y no es para nada imposible pensar en un buen sprint final que nos deposite en la máxima categoría de nuestro fútbol. El drama es que al equipo le sigue faltando carácter a la hora de cerrar los partidos e ir a jugar de visitante (situación en la que como máximo aspiramos a un empate). Dos cuestiones fundamentales a corregir si es que creemos realmente estar a la altura de pelear por un ascenso.

Como viene sucediendo ya hace un tiempo largo, Azconzabal sigue sin poder mantener un 11 fijo de un partido a otro. A veces por lesión, otras por suspensión, pero en general es por los malos rendimientos de varios de los players que no están haciendo méritos para ganarse y/o mantener la titularidad.

Contra los jujeños el equipo no mostró mala cara a la hora de atacar, pero sigue siendo bastante displicente y eso, como todos ya sabemos, se paga caro; más contra un equipo que se está jugando partido a partido la permanencia.

Cuando repasamos el fixture y vemos los partidos que le restan a San Martín, podemos analizarlo desde dos ópticas distintas. Debemos jugar con dos de los que están pugnando por el tercer ascenso, por lo tanto, sólo depende de San Martín dar el zarpazo. Si lo vemos con un poco más de pesimismo, estamos jodidos si queremos ganarle a Instituto o a Independiente si seguimos cometiendo errores de equipo de barrio.

Pero hasta que las matemáticas nos digan lo contrario, el Santo VUELVE.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO VERDINEGRO
Leer más...

ANGELICI EN TODOS LOS IDIOMAS

TIGRE 0 BOCA 1
¡Ich möchte meine Kugeln geschnitten! ¡Mi volas tranĉi la bulojn! ¡Yr wyf am dorri y peli! ¡Ég vil skera punginn! ¡Ik wil de ballen te snijden! ¡Je veux couper les boules! ¡હું બોલમાં કાપી માંગો છો! ¡אני רוצה לחתוך את הכדורים! ¡Я хочу, чтобы сократить шары! ¡voglio tagliare le palle! ¡আমি বল কাটা চাই! ¡Azt akarom, hogy csökkentsék a golyók! ¡我想切球! ¡Noriu sumažinti kamuoliukus! ¡Ma tahan, et lõigata pallid! ¡Kuv xav mus txiav lub npas! ¡Chcę wyciąć kulki! أريد أن قطع الكرات ¡Би хавчин болгомоор! ¡Я хачу, каб скараціць шары! ¡Jag vill skära kulorna!  ¡Θέλω να κόψει τις μπάλες! ¡Ben topları kesmek istiyorum! ¡Tôi muốn cắt bóng! ¡Искам да намали топките! 나는 공을 잘라낼! ¡I tixtieq li tnaqqas l-blalen! ¡Mwen vle koupe voye boul yo! मैं गेंदों में कटौती करना चाहते हैं ¡e hiahia ana ahau ki te tapahia te pōro! ¡私はボールをカットする! ¡em vull tallar les boles! ¡Aku pengin Cut bal! ¡Ngifuna ukusika amabhola! ¡Jeg ønsker å kutte ballene! ¡I want to cut my balls! ¡Eu quero cortar as bolas! ¡Me quiero cortar las bolas!

Por lo menos así lo vemos nosotros.
Leer más...

UNA SOLA

RIVER 1 VELEZ 0
Romina y Carolina son dos estudiantes que conociste hace algunos meses. Viven juntas, son amigas desde chicas, y están más buenas que el aguinaldo. Como les cortaron el gas porque perdieron una factura, las tenés viviendo en tu casa hasta el lunes. Sabés que Romina tiene mucha onda con vos, y es muy suelta en la cama. Una vez te quedaste a dormir en su casa, y mientras desayunaban, ella misma se encargó de contarle a su amiga que sos "un animal sexual", "el último macho argentino", "un dulce con un coso así de grande".
Trataste varias veces de que algún amigo pudiera tener una chance con Carolina, pero ella los rechaza con una sutileza increíble; se acomoda el mechón rubio que le cae sobre la boca y te dice, frente a su amiga, que de todo tu grupo, te elegiría a vos. Romina le festeja el chiste con un suspiro, alza las cejas y te guiña un ojo. Después, te arrastra a la habitación donde no ahorra gemidos y gritos mientras Carolina mira Friends en el sofá. Hasta que en un momento se te pudre la cabeza y pensás en salir en bolas al living para invitarla a una buena fiesta. Si ya tenés una, ¿por qué no dos? Y te imaginás a la rubia y la morocha en un tumulto hermoso, y calculás que Romina no se va a ofender... de hecho, festejó el chiste de Carolina, ya son grandes, tienen la mente abierta y...
Pero por alguna razón, estimado River, te quedás con una sola cuando podrías ir por más y asegurar un festejo inolvidable en tu casa.

Por lo menos así lo vemos nosotros.
Leer más...