NOVEDADES

EL PULPO ADELANTADO

ADELANTADO DEL TIEMPO

CHARLAS CON DIOS

DESCASSETTEANDO

CORTITAS Y AL PIE

ENTREVISTAS ADELANTADAS

DE DERECHA

QUÉ HABRÍA PASADO

QUINTA FECHA

Los más sanateros de este bello deporte que es el balompié dicen que la novena y la décima fecha son decisivas. Que se llega a la mitad del torneo, que ahí se define qué equipos se prenden hasta el final y cuáles se derrumban como un castillo de naipes, mandando al córner la ilusión generada.
 
Pero recién pasó la quinta fecha. Y se viene la sexta. Es decir que estamos a mitad de mitad de torneo, donde aquellos sanateros te mienten con lo que va a pasar en un deporte impredecible. Por eso, mejor quedate con lo que te dice el adelantado de tu equipo: ése tiene la posta, escribe como los dioses y no te dice las cosas a medias.

¡Pasad, leed, comentad! ¡Hacé click acá porque sino no podés!

1mtrA

EL XENEIZE

UN MUNDO DE SENSACIONES


Tristeza infinita por la lamentable salida del Virrey. El más ganador de todos los que se sentaron en el banco de Boca se fue por la puerta de atrás. Eso nunca debió haber pasado. Bianchi echado a patadas por Angelici, Martucci, Moscariello y demás cuadros políticos del Pro. Una locura. Una atrocidad. Nadie va a defender la tercer campaña de Carlos en el xeneize, muchos errores y pocos aciertos, sin resultados, con lesiones y demás cuestiones que en este momento no tiene sentido recordar. Pero que ese tipo, ese fenómeno que nos cambió la visión del fútbol y que nos hizo ganar todo una y mil veces te pida un partido más, se lo niegues y lo rajes... es de una bajeza, es de un desprecio... en fin, no es de hincha de Boca.

Indignación con el agujero que le están haciendo a nuestro querido Boca Juniors. A lo dicho de Carlos, hay que sumarle el destrato y las posteriores agresiones a Riquelme, la venta de nuestra identidad, los negociados con inferiores, los representantes protegidos, el ninguneo al hincha y, como frutilla del postre, el regalo del museo. Un hecho más de los tantos que coronan la nefasta gestión del candidato que puso y maneja Mauricio Macri. La escandalosa concesión fue la gota que rebalsó el vaso. Como muchos sabrán, el viernes, la Asamblea en la que se cocinaba el nuevo negocio terminó en una batalla a sillazo limpio. Un papelón a la altura de la funesta administración de nuestro club, que si no tiene la delicadeza de renunciar seguirá manchando nuestra historia un año más.

Sorpresa por la falta de actitud de los jugadores, que quedó demostrada con Vélez, donde todos corrieron y metieron como en una final, cuando hasta hace una semana no levantaban las patas.

Felicidad por la llegada del Vasco. Un tipo del riñón de Boca y de Bianchi. Que mamó el club desde las inferiores, que ganó todos, que hasta clavó dos goles en una final de Copa jugando ¡de tres! Un tipo de perfil bajísimo, que quien suscribe tuvo la posibilidad de conocer y entrevistar. Puedo dar fe que es un tipo que labura muchísimo, que no deja nada librado al azar y que es muy serio a la hora de asumir una responsabilidad. Nadie es garantía de nada, pero para sufrir, prefiero que sea con un tipo de la casa, un tipo querido y que lleva los colores en la sangre. Y no dejar nuestro destino en manos de gente que no sabe lo que es Boca.

Alivio por la victoria; por la sorprendente aparición de Meli; por la buena noticia de Colazo para tapar el bache que dejó Insúa; por Calleri que se bancó todas; por ver a Erbes de cinco; por apostar a Acosta; por la presión; por la actitud; y por mostrar cierto volumen de juego.

Orgullo por ser de Boca. Orgullo por los hinchas que hacen gigante a este club. Y no me refiero a la corrupta barra brava ni a los aburguesados abonados que se van faltando 15 para salir rápido, estoy orgulloso de los hinchas como vos, que defienden a Boca en una charla de café, en una asamblea y en la cancha a los gritos. Esos xeneizes que están tan locos por estos colores que hasta entran a leer los delirios de este humilde escriba. Y si me disculpan, hasta acá llega mi reflexión, necesito dejar de escribir y llamar a mi viejo para agradecerle por haberme hecho bostero.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO XENEIZE - @Roquelme

PRUEBA DE FUEGO Nº1: SUPERADA

No hay dudas de que el máximo interrogante de esta última semana fue: "Como reaccionaria River ante un resultado adverso?". La respuesta recién llegó este ultimo Domingo en lo que yo considero que fue un partido brillante del team del Muñeco, contra San Lorenzo, aunque bien podría haber llegado en el partido ante Defensa el miércoles, pero los de Varela no concretaron sus chances para ponerse arriba en el marcador. Por suerte, se cumplió lo que muchos de nosotros vaticinábamos: el equipo no perdió la cabeza estando uno a cero abajo (horroroso error táctico de Vangioni), y siguió presionando y jugando como si no hubiera pasado nada. Esta vez dando vuelta un partido ante un rival “de jerarquía” y en su casa. Aunque al menos yo todavía no comprendo como con ese equipito (Más Romagnoli, Correa y Piatti) ganaron una Libertadores.

Luego de la manito de los primos, River lejos estuvo de dormir la siesta como Bianchi y fue superior a San Lorenzo en todas las líneas, en intensidad, en presión y en juego, desdibujó al doble cinco del ciclón y aparecieron los de siempre en su mejor versión: Kranevitter la rompió de nuevo en lo que respecta a jugar la bola y también a no dejar respiro al rival; Rojas estuvo implacable, preciso y justo para hacer los relevos, mientras que el factor Pisculichi fue fundamental y dejó en claro una vez más que puede ser el conductor de tres cuartos hacia arriba de este River. Suena un poco repetitivo, pero el corazón late fuerte y la sonrisa va de oreja a oreja cuando el hincha del mas grande ve jugar, correr, meter, ganar, golear y gustar a este equipo, por eso no me parece tan descabellado y monótono destacar siempre a los mismos, cuando hasta hace no mucho tiempo, nos sobraban los dedos de una mano para rescatar a algún jugador que fuera la oveja negra de un River paupérrimo.

Por otro lado, si hilamos fino y nos ponemos en exigentes, es para preocupar la falta de recambio. Alguno dirá que tenemos a los pibes, que andan derechitos: Boye, Martínez, Pezzella, pero no tienen el nivel de los hoy ‘titulares’, lógicamente porque les queda aún mucho camino por recorrer en primera y recién están haciendo sus primeras armas. Y digo "para preocupar", en esta ocasión, por alguien en particular: Jonathan Maidana. Caudillo y bastión de una defensa que queda expuesta los 90 minutos por la agresividad en el juego, Jony es un líder que no puede faltar a la hora de equilibrar un equipo que tiene tanta agresividad de la mitad hacia arriba. Esperemos que lo del zaguero no sea nada, aunque pinta para distensión o desgarro. Y bueno, ya empezamos a sentir el ritmo y el desgaste que genera la triple competencia: es jodido mantener los mismos once en cancha si jugamos domingos y miércoles. Habrá que meter mano por lesión, o bien para evitarlas, y ahí nace otro interrogante: ¿Podrá estar aquel que se encuentra hoy sentado en el banco a la altura de los habituales titulares? Hasta ahora, la performance por Copa Argentina fue muy tibia, y ese equipo suplente está a años luz del da cátedra en el campeonato. Por eso tuvimos que recurrir a la lotería de los penales y a las manos salvadoras de Barovero y Chiarini, aunque...Si ganamos esa Copa entran los del chiquero a la Libertadores, y nosotros ya estamos adentro. ¿Y si la dejamos y tiramos el lance a la Sudamericana y el Campeonato? Je…

Volviendo al mal llamado clásico - con veinte partidos de diferencia en el historial no podemos hablar de que San Lorenzo es clásico de River, ¡Por favor! - párrafo aparte para Germán Delfino, quien al haber amonestado a Teo y no haber cobrado un penalazo, parecía querer ir a ShowMatch esta semana, pero luego dejó en claro que, ni esa jugada y tampoco su rendimiento estuvieron condicionados por los billetes de Tinelli. Al contrario: el tipo simplemente tiene dos alfajores Guaymallén de fruta en los ojos, y cobra mal para los dos lados. Leí algunos cuervos en redes sociales diciendo que perdieron por Delfino, y después pasó Bianchi y les gritó que no tienen autocrítica. Aunque eso si, este odioso juez quiere ser protagonista siempre, y vaya si lo logra cada vez que se lo propone: ¿Recuerdan como se cansó de echarlo a Ramón? Un payaso…

En fin, la primera prueba de fuego seria fue superada, ahora se viene la segunda: ver cuanto tiempo más el ‘once ideal’ banca los trapos, y si quienes en caso de emergencia deben saltar al campo de juego, están a la altura de este River que ilusiona y mucho.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLONARIO

CLÁSICO ES EL RESULTADO

“Es un clásico y había que ganarlo. La gente de Independiente espera otra cosa, sé que no se sienten identificados con este juego, pero había que ganar”. Las primeras palabras de Jorge Almirón apenas terminado el partido suenan a frases hechas, pero encierran cierta autocrítica que invita, como se pidió desde esta columna hace 7 dias, a reforzar la paciencia hacia el entrenador y sus dirigidos.

Independiente ganó. Sin jugar bien, sin plasmar dentro de la cancha lo que el DT quiere de este plantel. Aguantó el resultado defendiendo mucho y tratando de cerrarlo de contra. Regaló la pelota en el ST y se refugió en su propio campo jugando con la incapacidad rival de generar una sola situación de gol. No es lo que pregona Almirón. No es lo que identifica a la historia de este club.

Independiente ganó. Como había ganado entre semana en Bahia Blanca frente a Olimpo. Con más empuje que fútbol. Con la capacidad de revertir el resultado. Con el esfuerzo de jugadores que no hace mucho eran criticados. Con los goles de Penco, con muchos juveniles que tuvieron que salir a bancar la parada en el peor momento del club. Con un Mancuello inmenso, qué no tendrá chapa de selección, pero que desde el descenso se hizo bandera ante la falta de referentes. Y que además de ganas y amor por la camiseta, también ahora hace goles.

Independiente ganó. Ante un equipo que hace poco más de un año regaló los puntos contra un rival directo en la pelea por la permanencia. Rival al que tiene alquilado desde hace años. Que se reforzó como ningún otro para afrontar un torneo de transición. Que, 48hs después, todavía está quejándose por el (mal) arbitraje de Rapallini. Rival que todavía sigue diciéndole “clásico” a algo que ya no tiene vuelta atrás.

Hay una premisa tan vieja como el futbol que dice que “los clásicos no se juegan, se ganan”. Las declaraciones de Jorge Almirón pueden parecer casseteadas. Hay tiempo y crédito en las tribunas para trabajar y mejorar. Lo importante es que Independiente cumplió dentro de la cancha lo que venía prometiendo su gente en las tribunas, coincidiendo con esa condición tan vieja como la paternidad de Avellaneda:

“…vaaaamo’ a volveeeer, y como siempre te vamo’ a co*er…”

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO

AFANO

No voy a comentar el clásico ¿Por qué? Porque mi trabajo es analizar partidos de fútbol y no raterías. Los robos quedan a cargo de la Asociación Fraudulenta de Argentina.

Los recién ascendidos estaban para el cachetazo hasta que intervino el arbitrario. Y de la escandalosa falta a Hauche sobrevino el, no menos, ridículo foul que le cobraron a Milito y que devendría en el empate. Luego, un gol de patada voladora que casi le arranca la cabeza a Saja, un codazo lapidario a Centurión y un rodillazo en la cabeza a Pillud. Basta para mí y para un equipo que sintió que le metían la obscena mano en los bolsillos.

¿Qué puedo agregar al compendio de descaradas hijaputeces deste títere berreta de la mafia del balompié? Ya está, perdimos. Seremos víctimas, nuevamente, de la burla de una institución que no sabe andar en bici sin las rueditas de los costados. Estoy, literalmente, harto desta vieja historia, de esa mentira de la maldita vecindad. De ver cómo hacen patear un penal tres veces hasta que lo conviertan, que le den veinte penales para que no se vayan a la B, que Moyano diga que si no pusieran plata estarían llorando, de que su propio vice reconozca que compraron el campeonato. Pero, no importa, en las estadísticas sólo habrá números. Números que indican que una paternidad se dio vuelta, curiosamente, con la aparición del desaparecido. Que dejó estrictas órdenes y un camino marcado. Pensé que se había acabado la persecución… pero estaba equivocado. Todo marcha igual... ahora sobre ruedas de grueso calibre.

No voy a hablar del equipo ¿Puedo pedirle oficio al jugador mientras me rompo el empeine pateando el puf donde descansaba las piernas tirado en el sillón? No. Si hubiese estado en la cancha le pegaba una ñapi al mamarracho ése con pito en la boca o me iba de la cancha. Jugué al fútbol en las inferiores de un club conocido y era un tipo tranquilo pero me sacaban de quicio las injusticias. No había forma: o puteaba al árbitro o me iba.

Ni pienso entrar a Facebook, leer los diarios o hablar con otro que no sea hincha de la bastardeada academia. No sé si cicatrizará otra puñalada a traición. Son demasiadas. Desde los setenta que vengo soportándolo. Estoy literalmente podrido, reputrefacto. De ahora en adelante nos perseguirá el fantasma de la G y la mafia de la M.

Ah sí, le ganamos a Arsenal y Saja jugó su peor partido contra el rosa. Hasta la próxima… o no. Un fuerte abrazo a todos los hinchas académicos. No perdimos, nos robaron, fuimos víctimas, nuevamente, del AFAno.

 Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ACADÉMICO


EL GLOBO


UN PELOTAZO

Un día tenía que pasar. Era mucha regularidad para un arquero quemero. De todos modos no se lo voy a facturar. Marcos Díaz fue y es una parte importantísima de este equipo y un pilar fundamental para conseguir el ascenso. Nos ha dado confianza y su trabajo también nos llevó a la última final contra los amargos de Avellaneda. Eso no implica que muchas veces nos haga sufrir con su estilo salidor. Es más, según creo, fue su manera de atajar buscando siempre anticipar la jugada y haber desviado el penal lo que lo llevó a cometer el error del gol, como una suerte de exceso confianza, sumado a la intención de anticipar, lo hizo calcular mal, pasarse y darle la oportunidad a Caire de meter el gol de su vida, con un bochazo desde unos 50 metros. De todos modos, lo sigo eligiendo como nuestro arquero. Lo banco a pleno al número 1.

De todos modos, Marcos no fue el único Díaz malo de la noche del viernes. El árbitro fue desastroso, peor que la media de la categoría que ya de por sí es muy baja. Les permitió pegar muchísimo a los jugadores de Patronato, pero muchísimo. La verdad que es una cuestión a revisar por quienes manejan el fútbol, de verdad no puede tener un castigo más severo reclamar una falta que hacerla. Con esto no estoy diciendo que este bien llorarle al árbitro todas las jugadas o reclamar todo, pero tampoco es posible que una patada de atrás si pelota sea amarilla, del mismo modo que preguntarle al juez efusivamente ¿Qué cobras?

Lo cierto, a pesar de los errores de los Díaz, es que Patronato anuló por completo el juego de Huracán. Uno puede pensar que en un partido “normal” sin los condicionamientos de un árbitro que te inventa penales en contra, que no te cobra nada, que te expulsa al técnico, donde te comes un gol boludo, Huracán podría superar el obstáculo de Patronato, aunque también podemos creer que el estilo de juego de nuestro equipo es muy definido y quizá le estén empezando a tomar la mano los rivales, lo que irremediablemente exigirá a nuestros jugadores el doble de compromiso, de concentración, de solidaridad y de garra.

Todos creímos que este torneo Huracán lo iba a atravesar sin sobresaltos, que manteniendo el nivel de la temporada pasada se iba a poder lograr el objetivo fácilmente, pues no. Va a hacer falta lograr un plus de todo lo que recién enumeré y además tener algo de suerte. El tema central radica que donde nosotros vemos una obligación, muchos de nuestros rivales ven la posibilidad histórica de su existencia. Es decir, Huracán tiene que jugar en primera, no cabe más ninguna, no admite otro final de campeonato y quizá otros equipos se juegan una aventura y, sin la presión que de los nuestros, sacan mejores resultados. Por eso, debemos ser inteligentes, no subestimar al rival, jugar finales, apoyar a los jugadores y al cuerpo técnico.

Vamos a tener que lidiar con todo: con la presión, con los nervios, con los árbitros, con los planteos hiper defensivos, con las patadas sin sanción, con el calendario ajustado, con lesiones, con todo, por eso no nos podemos permitir relajarnos ni un poquito. Hoy empezamos a enderezar el barco.

Este mes de septiembre va a ser clave. El globo tiene que jugar 7 partidos, 6 por el torneo y 1 por la Copa Argentina. Para cuando termine el mes habrá pasado la mitad del campeonato, espero que para ese entonces los día(z) no estén nublados, haya aparecido de vuelta el juego de nuestro equipo y estemos encaminados al ascenso tan querido.


Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO QUEMERO @1mtrQuemero

EL BICHO

PONIENDO LAS COSAS EN ORDEN

Después de perder contra los jujeños en Paternal, era totalmente necesario ganar de visitante. Y se hizo nomás en Mataderos. Más allá de que falta bastante rodaje para encontrar un equipo, Argentinos pisó fuerte y ganó de visitante, algo que es más que fundamental para conseguir la chapa de candidato.

Cuando empezó el torneo, ya mismo desde los nombres Argentinos imponía respeto. Pero, si a ese respeto no lo bancás, de repente pasás a ser un equipo al que todos le quieren ganar. No digo que los equipos se nos echen para atrás ni mucho menos. Pero no es lo mismo ir a jugar contra un equipo con nombres que no anda bien que contra un equipo que te viene ganando todos los partidos. A esto último hay que llegar.

Entonces, esta victoria en Mataderos tiene 2 lecturas positivas. La primera es que nos compusimos de la derrota en casa. La otra es que, al empezar a sacar puntos de visitantes, no empiezan a ver con otros ojos. El factor psicológico es fundamental para un equipo que tiene ganar un torneo, y en este caso somos nosotros. A eso hay que apuntar en estas primeras fechas, a hacerse respetar. A poner en la cancha el juego que traen los nombres.

Mañana jugamos contra Aldosivi. No hay que dejar pasar esta oportunidad de ganar, de mostrar que lo de los jujeños fue tan solo un tropiezo. Que estamos de pie y vamos por todo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO BICHO.- @patur131

ASÍ SE JUEGA UN CLÁSICO

Si te habrás abrazado con tu viejo en el 95, en aquel 3 a 0 en que Caldera se vistió de héroe en el Bosque para darnos una caricia al orgullo herido. Veníamos de años duros y aquel equipo del Profe entregaba la vida y corría cada pelota como si fuera la última.

Si habrás festejado en el 96, cuando llegaron a 1 y 57 con chances de darnos la vuelta en la cara. Sí, yo ya sé que vos también agarraste con fuerza ese último cabezazo del Pampa Sosa, estabas ahí, junto a Chiquito Bossio.
Imposible no recordar el último partido del Ruso en el 2001, aquel que dejó al ídolo con 4 kilos de menos por transpirar hasta el final la querida roja y blanca. Meses más tarde, el 3 a 0 del verano te encontraba en la tribuna del Minella llorando con tu hermano cuando el Tano Piersimone lo levantaba en andas con la copa.

Si habrás delirado en la goleada de todos los tiempos, aquel 7 a 0 que marcó un antes y un después en la historia de los clásicos. Ahí donde viste al león en su máxima expresión, mordiendo cada centímetro de la cancha con hambre de gloria, maltratando a un pobre lobito que pedía a gritos que terminaran el partido.

Si habrás sufrido en el 2007 cuando expulsaron a Caldera a los 3 minutos. Después llegaron los goles de Pavone y lo dimos vuelta de manera heroica con 10 hombres bajo la lluvia. Y vos estabas ahí, junto a tus amigos, con la emoción de ver soldados defendiendo tu casaca como si fuera la guerra más importante del mundo.

Y cuando pensabas que no existía forma de que el grupo demostrara más guapeza, en el 2008 aparecieron de nuevo, pero esta vez con 9. ¡Épico! El Chino se vistió de mago y con dos centros que fueron pases, habilitó al Lechuga que se elevó en las alturas como el mejor basquetbolista de la década.
Si habrás gritado en el 2009 el gol de Sánchez Prette, aquel día en que le quisieron esconder las pelotas al rey del bidón. Te abrazaste con la tribuna entera, se te caían las lágrimas, y ahí entendiste nuevamente lo que significa la entrega, que mística es no claudicar.

Si te habrás enamorado de aquel 3 a 0 que fue baile, el día que nos reencontramos con la Copa Libertadores después de conocer la noticia de la muerte del padre de Sabella. Y viste como todos los jugadores iban a dedicarle los goles, y comprendiste una vez más lo que simboliza la familia pincharrata.

Si habrás alentado desde tu casa en el 2011 en aquel 2 a 0 sin público visitante. Aquel día en que el Chavo se subió a la escoba, se vistió de Bruja y habilitó a la Gata para que enmudeciera a todo un estadio con un fierrazo cruzado. Sí, solos contra todos, como a nosotros nos gusta.
Si habrás celebrado el semestre pasado el día que Jara se burló de las estadísticas y sentenció el triunfo pincha en el Bosque después de casi 20 años. Imposible olvidar a esos hombres, que jugaron con intensidad, que fueron generosos con los compañeros, que demostraron inteligencia, que estuvieron concentrados, pendientes de los detalles, jugando a lo Estudiantes.

Como verán, se puede ganar, empatar o perder, en definitiva estamos hablando de fútbol. Pero nunca se puede negociar el sacrificio y la entrega. A los jugadores les pido que, si les queda alguna duda de cómo tienen que salir el miércoles a la cancha, repasen los partidos que les señalé más arriba...

Así se juega un clásico, así se defienden los colores de nuestra escuela.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO PINCHA - @DrBidon

EL TRIPERO

CUESTIÓN DE IDENTIDAD

La semana que pasó fue, como todo en la vida de GIMNASIA, una semana intensa, llena de ideas y vueltas, de rumores y conjeturas que aún suenan en los rincones de la ciudad.

Una vez más el tema del estadio fue el que marcó la agenda.  Una vez más se puso en tela de juicio algo que parece no quedar del todo claro, GIMNASIA tiene su estadio propio, por el que luchó como nadie, por el que seguirá luchando y al que nunca abandonará.

No es una cuestión de comodidad, de seguridad, ni de ninguna otra índole, más que de identidad. GIMNASIA es el único club de la ciudad que luchó siempre por su tierra. Desde la movilizaciones a la municipalidad allá por los noventa, hasta la reciente sesión de tierras donde el único que dijo presente fue el pueblo Tripero. Por eso que les quede claro a todos, GIMNASIA juega en su casa, la de siempre, el BOSQUE.

En lo deportivo también fue una semana intensa. El LOBO se trajo un punto de Córdoba, que revalidó el último sábado con buen  triunfo en el BOSQUE basado en un alto nivel individual y por sobre todo colectivo. De esta manera llega bien pisado al clásico del miércoles, que será otra historia pero a donde el equipo tendrá que tratar de profundizar lo que viene haciendo.

Por eso vos que nunca le diste la espalda a tu casa, que no te dejaste seducir por la comodidad, ni el techo lujoso, ni las luces de lugares ajenos, el miércoles tenés un cita en el templo, donde hay que hacerlos sentir más visitantes que nunca y dejarles bien claro lo que es tener identidad propia, más allá de resultados y circunstancias transitorias.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO TRIPERO


LA LEPRA

DEL ÉXTASIS A LA AGONÍA

Así oscila nuestro historial, según el temón del pelado Cordera. Como el ánimo de los hinchas, sea cual sea el color de la camiseta que vistan. Y así, con la argentinidad al palo, anda Newell's.

Me queda la sensación de que en los dos partidos de la semana no se jugó, por cansancio o por falta de concentración, uno de los dos tiempos. El más preocupante fue contra Rafaela sin dudas, sufriendo  hasta el final cuando los segundos 45 tendrían que haber sido un trámite. Del éxtasis a la agonía.

Con Estudiantes fue al revés. Un primer tiempo apático a pesar de ser superiores, y el equipo despertando en el segundo para llevarse una victoria merecida ante un Pincha que priorizó la Sudamericana y vino a Rosario a llevarse un empate.

Al parecer, este equipo está hecho para sufrir. Regalamos situaciones y no concretamos siempre las propias. El karma de las lesiones no ayuda. Pero de a poco el equipo se afianza. Vuelven a surgir las inferiores. Hay material para soñar.

POR LO MENOS, ASÍ LO SIENTO YO
ADELANTADO LEPROSO - @Fran_Cinelli

TIERRA DE CONFUSIONES

No encontré mejor manera de empezar estas líneas que la de tratar de explicar la sensación de extrañeza que me da este equipo-plantel-cuerpo técnico de Colón. El último campeonato en Primera nos unió a todos los colonistas como hacía mucho tiempo no estábamos. Todos conocíamos bien el objetivo que teníamos, y nos sentimos identificados con ese equipo, de la manera en que dejaba todo en la cancha, de cómo luchaba cada uno de los partidos. Otro día (?) podemos analizar qué pasó en esos últimos partidos, donde se sacaron muy pocos puntos. Igualmente se hizo un campañón con muy poca materia prima, y se llegó a una definición que era impensada en las primeras fechas.

Ahora bien, consumado el cambio de categoría, no creo equivocarme si afirmo que todos estábamos de acuerdo (incluso el DT, con algunas declaraciones), de que la manera de jugar del equipo tenía que cambiar 100%: por historia, por nombre, por la obligación de ascender que tiene Colón. Desde acá desalentamos esas voces que afirman que se gana con la camiseta, esto es falso, no pasa más. Pero sí creemos que nuestro club es grande para esta categoría y tiene el compromiso de volver a Primera cuanto antes.

Y acá es donde viene la gran confusión. El DT pudo armar un plantel a su gusto (después discutimos si le trajeron lo que quiso o lo que pudimos), pudo parar un equipo de la manera que más le gusta, y, sin embargo, de los partidos jugados hasta la fecha, este equipo se parece más al amarrete aquel que casi logra el milagro de quedarse, que a un equipo que debe ascender.
Estamos de acuerdo en que la categoría es difícil y que de visitante, por los viajes y demás, un empate no es mal resultado, siempre y cuando se logren los 3 puntos en casa. Pero este equipo parece demasiado empeñado en que no le conviertan un gol que en patear al arco rival. No está en los nombres el problema, son casi 4 delanteros en cancha, si no en la manera de preparar los partidos, más cerca del arquero nuestro que el del rival.

Desde este rincón, esperamos que tanto el plantel, como el Cuerpo Técnico entiendan que están en un club con historia, y que esta división es chica para Colón, que hay que ascender, ese es el único objetivo. La única manera de llegar a él es ganando partidos, y los partidos se ganan con goles. También creemos que el plantel tiene que estar concentrado en ese objetivo primordial, y solamente en eso, seguramente es así. Esperemos que la concentración no falle la próxima vez y que volvamos a ver a un Colón protagonista, que es lo que todos queremos.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO SABALERO - @Piguyi2011

UN DOLOR DE OJOS

Qué difícil escribir estas líneas después de lo que pasó el sábado. Son esos días en los que prefiriera hacerme el dolobu y decir que me olvidé de realizar mi columna semanal, porque esto implica tener que recordar nuevamente lo que fue una vergüenza deportiva con un resultado lapidario incluido, cuando lo que uno quiere es olvidarse rápidamente lo sucedido y dar vuelta la página. Podría escribir sobre otro tema y esquivar el 1-4 en contra sufrido en el Kempes, pero sí escribo cuando ganamos también tengo que hacerlo en estos casos.

Lo vivido, señor lector, fue un dolor de ojos, como titulé. “Eh, que exagerado”, podría decir algún simpatizante de otro club que no vio el partido. Claro, uno contextualiza: jugamos bien y merecimos ganar ante Tiro, debutamos de local con nuestra gente, que dio otra muestra de fidelidad, ante Unión de Mar del Plata, una escuadra, para muchos, desconocida. Además, en un torneo tan corto, de local no podemos dejar escapar ni un punto, como escribí la semana pasada. Así que, a priori, todo estaba dado para que consigamos la victoria y demos inicio a nuestra “operación retorno”, por segunda vez.

Pero esto es fútbol y al partido hay que jugarlo. Me parece que soy redundante al decir que son 11 vs 11, que la hinchada no juega, que la camiseta no te gana los 3 puntos, que la historia no pesa y que la verdad se verá en 90 minutos. ¡Y vaya que nosotros lo sabemos! 4 años nos comimos en el Argentino A, es decir que toda esta sanata está de más. En teoría ya sabemos cómo jugar ante estos equipos que te salen de contra y te liquidan, pero la práctica la tenemos en coloquio.

Es difícil ver a un equipo equivocarse en todas y cada una de sus líneas, es algo que sucede muy de vez en cuando. A veces la defensa no anda bien, pero la delantera emboca todo o viceversa. Pero el sábado los planetas y satélites se alinearon para que el equipo, en su totalidad, tenga una mala noche: la defensa era una invitación al gol, cometieron todos los errores habidos y por haber, por algo nos metieron 4; la línea de volantes era un peaje gratuito y no tenían la claridad para trasladar la pelota hacía los delanteros, que jugaron siempre de espaldas y no tuvieron una sola chance de gol.

Así es complicado jugar y el ascenso, sin dudas, costará conseguirlo de esta manera. No puede ser que la semana anterior nos falte solamente el gol y el sábado nos faltó hasta la personalidad para revertir el marcador. Sin dudas fue un dolor de ojos. Son esos partidos en los que uno se pregunta porque no se quedo en su casa. Para colmo de males, la dirigencia echó a Ghiso, así que seguimos sumando problemas. Como para variar, ¿vio? Un torneo corto que parecía un trámite y ya empezamos a sufrir en la segunda fecha. Así es el Mundo Talleres. No queda otra que arrancar la próxima fecha, cueste lo que cueste.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ALBIAZUL

LA CREMA

PASEO RAFAELA

Sean todos bienvenidos, pasen.
Las mejores ofertas para vos, para tu familia, para tu casa. Tenés de todo y lo podés conseguir solo acá.

¿Querés cortar con la mala racha de no poder irte a vivir solo? Vení que tenemos todo para que puedas construir tu propia casa.

¿Estás cansado de los ladrones y la inseguridad? No te quedés afuera, entrá que contamos con lo que se te ocurra -aunque no sea lo mejor que tengamos-, para la defensa personal.

Sí, contra Newell’s nos dormimos una siesta de media hora y llegamos tarde a la fiesta, quedándonos sin el pan y sin la torta, perdiendo el invicto en casa.

El finde fuimos de turistas a conocer el nuevo mundialista de Córdoba y un equipo que lleva 12 partidos sin ganar y tres de cuatro partidos sin hacer goles, nos hace 3.
Pero siendo generosos, porque a decir verdad, nos podría haber humillado. NO SE PUEDE JUGAR TAN MAL AL FÚTBOL DE UN DÍA PARA OTRO.

De un día a otro somos el Cuco para muchos, y como en un abrir y cerrar de ojos, somos un Cuco, nuestro propio Cuco, el de cada torneo. El Cuco de defender muy mal y de no tener continuidad y regularidad en el rendimiento y resultados.

Si venís muerto o en mala racha, entrá al nuevo local “Paseo Rafaela” y aprovechá las mejores ofertas.


Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO CREMOSO - @ExequielMelano

SIN RUMBO

Desde la obtención de la Copa Sudamericana que los hinchas esperamos este semestre, uno con muchas cosas por jugarse. Arrancándolo con dos finales, algo impensado por muchos granates sub-35 años atrás. Dos finales perdidas es cierto, una de ellas con el sabor amargo de saber que se la perdió en casa, por haber regalado un tiempo. Pero finales en fin, de esas que para jugarlas antes debes ganar algo.

El partido de hoy fue muy parecido a lo producido en Japón, o en el primer partido con Mineiro, o el primer tiempo ante Rafaela. Equipo raro este de Guillermo, porque te gana un partido increíble en los 90’ en Brasil y te empata de local ante un rival, sin desmerecer a Olimpo, ampliamente inferior desde los nombres.

Luego de lo demostrado hoy, el trabajo de Guillermo, a mi entender deberá basarse aun más en lo psicológico que en lo táctico y estratégico. Este equipo maá allá de no encontrarse en lo futbolístico, hoy pareció sin hambre. Tibio, timorato. Esto sumado a falta de creación de juego en la mitad de la cancha y al bajo rendimiento de Santiago Silva y los acompañantes de turnos, hace que el arma más peligrosa y casi única sea la pelota parada. Cosa que es perfecta como recurso, pero no como sistema de juego.

Es tarea de Guillermo encontrar un equipo que responda a sus pedidos y un sistema táctico alternativo. Es tarea de Guillermo volver a encontrar el rumbo.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO GRANATE

SIN RUMBO

All Boys volvió a empatar y todavía no sabe lo que es ganar.  El presente del equipo de Bernuncio es preocupante: no hay una idea de juego clara, no tiene variantes, no sabe salirse de un pobre libreto y no puede llevar peligro al arco rival. Tal es así, que en cuatro fechas solo marcó un gol. Demasiado poco para intentar subirse al pelotón de los que van a tratar de ascender.

Además de todo esto hay que sumar que, por lo menos el sábado, el Albo tampoco ligó y que chocó primero con el palo y después con el travesaño para no poder lograr sumar de a tres por primera vez desde aquel ya lejano 3-1 ante River en Floresta.

All Boys dominó la mayor parte del partido ante un Santamarina de Tandil bastante flojo y limitado, lo cual marca lo mal que hizo su trabajo. Nunca supimos qué hacer con la pelota, nadie se animaba a patear al arco y se abusó del pelotazo, ayudada esta circunstancia por el pésimo estado del campo de juego. Ni atacamos ni contragolpeamos, un híbrido peligroso que deambulaba por el rectángulo de juego la mayor parte del partido. Solo hubo buenos pasajes en el final del primer tiempo y entre los 10 y 20 minutos del segundo, muy poco.

Tener mucho la pelota y no saber qué hacer con ella es un problema que hay que resolver de inmediato, y vinculado a esto se notó la ausencia –por lesión-  de Bustamante, el único capaz de romper el partido por una asistencia, una pegada de tiro libre o por una acción individual.

El sábado, lo mejor pasó por Leandro Caruso, que llegó sobre el cierre del libro de pases, se mostró y siempre intentó aunque no pudo sacar mucho provecho, se le nota la falta de fútbol y también su calidad.
El Albo tiene que arriesgar más, hay que jugársela, este torneo no da tiempo ni para especular, ni para probar demasiadas cosas, los conservadores se van a quedar en la B Nacional, hay que ir al frente, poner a los mejores jugadores, pensar en el arco rival y entender que un empate no suma, esa es la única forma que hay para intentar prenderse y luchar para volver pronto a primera.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ALBO

¿ME LO EXPLÍCAN?

¿Cómo se explica desde lo lógico el juego de Olimpo? ¿Hace ya cuanto tiempo se repiten viejos errores? ¿Por qué regalamos el primer tiempo? ¿Cuándo vamos a dejar los cambios ultradefensivos? Preguntas que a medida que pasan las fechas sigo sin encontrarles respuesta.

Olimpo volvió a jugar realmente mal, sobre todo en el primer tiempo. Y si bien el “puntito” sirve, hay errores que se repiten fecha tras fecha y que ya es hora de que se corrijan. El miserable primer tiempo me hizo pensar que Perazzo y sus dirigidos se tomaron muy a pecho esto de que el torneo es de “transición”. Claro, el tema es que cuando le ganamos a Tigre todos salieron con el chamuyo de que ahora se podía jugar más liberado porque no hay promedios. Pero Olimpo juega como jugaba aquel equipo que nos hacía renegar la temporada pasada.

Y mira que lo intento, porque le pongo toda la garra del mundo para poder comprender a Perazzo. Le doy todas las vueltas posibles pero no, no hay caso. No entiendo su pasividad cuando el equipo juega sin ganas 45 minutos. Porque la actitud no se negocia viejo. No entiendo por qué, casi como si fuera por contrato, mete un defensor (a veces dos) en el segundo tiempo, sea cual sea el resultado parcial. Por qué Parnisari entró a jugar de 5. Por qué siempre se termina apostando a un juego mezquino y conservador en lugar de hacer el intento por buscar el partido.

No entiendo por qué Gaona Lugo no tiene más minutos. Por qué entra siempre cuando el partido está prácticamente terminado, ¿acaso no era el gran reemplazo de Cerutti? ¿Por qué carajo no juega? La verdad, y lo repito, no entiendo.

Se de sus buenas intenciones y del trabajo constante. Pero el miedo de Perazzo ya es cuenta corriente, y sus dudas y falta de visión en los cambios hacen que el equipo dude adentro de la cancha. Y esas dudas no nos permiten escalar más en la tabla. Porque claro, de algo estoy seguro, y es que Olimpo tiene con qué. Pero mientras algunos se quedan contentos con lo hecho en el segundo tiempo, a otros nos costará un poco más dormir pensando que nuestro querido Olimpo puede dar muchísimo más. 

Y el próximo domingo viene Boca a casa. Las dudas deberán despejarse.  Y el Carminatti tiene explotar, porque ahora estamos en las malas, pero las buenas ya van a venir.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO AURINEGRO @AAurinegro



CORTITAS Y AL PIE - FECHA 5


1- Gimnasia tumbó al Tomba, y le ganó 2 a 0. El equipo de La Chota recuperó la memoria y se ilusiona con obtener otro glorioso subcampeonato para que sus abuelos le digan a sus nietos “Disculpame, pibe. Merezco que me mate un rayo por haberte hecho hincha del Lobo”.

2- El Canalla venció a Defensa y Justicia de visitante, y es una victoria que vale mucho más que tres puntos. De seguir comiéndose de a tres, el equipo de Varela pasaría a llamarse solo “Y Justicia”.

3- El León se perdió en el Parque de la Independencia. ¡Qué felino boludo, viejo! Fue demasiado grande la tentación para los rosarinos, que se lo comieron con chimichurri y se suben a la pelea del torneo.

4- Belgrano le ganó a Rafaela 3-0. Si juntás a tres hinchas neutrales que hayan visto el partido entero, envianos por e-mail tus datos que te haremos llegar una foto autografiada del Pulpo.

5- Independiente venció a Racing en la cancha a medio hacer. El partido fue una buena representación de la historia de La Academia: Arrancó a pura ilusión, victoria y gol del ídolo que vuelve para ser campeón. Al ratito, el tiempo ubicó a Racing en tiempo y lugar: 1-2 abajo y todo a la mierda.

6- Justo cuando se fue, Boca volvió a ser el Boca de Bianchi. La cama que le hicieron al Virrey fue casi tan grande como la que uso Andrés Chávez para trincarse a su amiga con picaporte.

7- Primero Racing y ahora River, San Lorenzo no para de perder con equipos de su categoría: La B Nacional. El campeón de América es como el peso: se devalúa semana tras semana.

Pronósticos 5ta Fecha

¿Cómo andan, fanáticos de la fecha entre semana? ¿Y? ¿Al final se jugó o no se jugó? ¿Ustedes acusan de “impresentable” a la AFA? ¿Ustedes son los mismos que convirtieron “Volvé Grondona” en tendencia en Twitter? ¡Son más panquequeros que Carlitos, hermano! ¡35 años puteando a Julio Humberto y no se bancan dos semanitas de Segura! Acá, lo único que es segura es la patada en el orto que te va a poner tu jermu cuando vea que pasaron menos de 48 horas y estás viendo fútbol de nuevo.

Pero vayamos a los pronósticos de una vez. Hay que laburar para llevar el gramo a casa.

La fecha la abren Gimnasia y Godoy Cruz en el Bosque de La Plata. El partido sería fácil de catalogar como el peor y el más intrascendente de la fecha, si no fuera porque a las 17.15 juegan Rosario Central y Defensa y Justicia. Pará, conté mal. ¿Tres equipos en un partido? ¿Rosario Central, Defensa y Justicia? ¿Defensa y Justicia es uno solo? Déjense de joder, ¿quién los conoce? Bueh, en cuanto al partido, nada nuevo: se enfrentan 22 delincuentes en Florencio Varela; gana Central 8 muertos a 4, con varios disparos de grueso calibre, puntadas de arma blanca y posteriores violaciones con abandono de cadáver en descampados. Newell’s Old Boys and Students Of La Plata cierran la jornada de sábado en el partido preferido de Johan Sebastian “Walking to kick a corner” Verón, que se encariña con el nombre anglosajón del local y festeja en su casa los dos goles de Maxi “Iceman” Rodríguez con los que el local se impone por 2 a 0.

Domingo, a las 15.15, se enfrentan Belgrano con Rafaela e Independiente con Racing. Difícil de elegir cuál será el partido más choto. Por contrato con los chupaberenjenas de este patético blog, cuando hay dos partidos simultáneos tengo que pronosticar uno sólo. Voy a elegir el apasionante clásico de Avellaneda. El Rojo se entera que al otro equipo lo dirige Cocca, y como está con sed de revancha, se lo toma de un saque. Sin entrenador, Racing queda perdido en la cancha, rememorando el último ciclo de Mostaza. El Rojo golea 7 a 0, y como en el ping pong, “siete cero es partido”. Máximo Kirchner, confeso hincha de la Academia, ordena bajar la figurita de Videla del album de Panini.

Boca y Vélez continúan la jornada, a las 18.15. El presidente del Cirque do Soleil concurre a la Bombonera para observar el desempeño del Cata Díaz y Zárate. Los bloopers de la defensa xeneize son tantos que alcanzan para cubrir todo el especial de fin de año de TyC Sports. Vélez mete 5 goles en los primeros diez minutos del partido y Bianchi, todavía caliente porque lo echaron, celebra la victoria velezana colgado del paravalancha abrazado de Cumbio.

San Lorenzo recibe al Barcelona del Muñeco Gallardo. El partido está programado para las 21.30, pero los jugadores del Cuervo se cuelgan sacándose selfies con la Libertadores y el match empieza 22.05. A los 15 del primer tiempo, Ortigoza y Mercier se ponen a charlar de la visita al Papa y van a sacarse otra foto con la Copa. Sus compañeros se ponen celosos y se acercan a besar la Libertadores una vez más. Mientras, Teo hace 6 goles en dos minutos y adelanta a River en el marcador. Cuando los jugadores de River se dan cuenta que hay una Libertadores en la cancha, se acercan a recordar cómo era, y entre Correa y Cacauteruccio sellan el 6 a 6 definitivo.

Me avisan por línea interna que tendré una plantita más si también pronostico el lunes. Así que a ponerle onda. El lunes hay una prometedora jornada en la B Nacional: Lanús recibe a Olimpo, Arsenal enfrenta a Banfield y Tigre va contra Quilmes. El INDEC adelanta el censo 2020 solamente para saber a cuántas personas les importan estos partidos y a cuántas no. Los resultados son determinantes: 39.999.997 argentinos responden que preferirían mirar repetido “Gracias por venir, gracias por estar” del Gordo Rozín con Virginia Lago de invitada antes que cualquiera de esos partidos. Los 3 restantes son hinchas de Lanús, con un margen de error de 3.

Antes de despedirme y dejarlos solos con sus tristes vidas, les dejo una reflexión: Si en un club de fútbol echan al técnico más ganador de su historia, ¿por qué tu mujer no habría de tirarle la goma al carnicero?

EL PULPO ADELANTADO

DESCASSETTEANDO N° 53

Gabriel Batistuta: “Los hinchas me puteaban cuando no hacía un gol”

El hincha de la Selección es un pelotudo. ¡Al lado mío jugaba el Piojo López, viejo! Para cabecear un centro tenía que treparme al alambrado. Y encima las puteadas eran para mí. Yo no sé qué carajo le veían al tipo ese, calculo que les caía bien porque le regalaba a la tribuna tres o cuatro pelotas por partido el muy hijo de puta. Tenía menos precisión que un dibujo hecho por Michael Fox. No sé si no hubiese preferido jugar con Mouche al lado. Bah, tampoco tanto. Qué sé yo, son muy parecidos, el Piojo López era como Mouche pero más malo y con la jeta de Kevin Johansen. Cuando me retiré le pedí el médico que me cortara las piernas. No por el dolor, sino para injertárselas al Piojo.


Luis Segura, después de las idas y vueltas por la fecha: “Fuimos criticados injustamente”

Fuimos criticados muy injustamente, solamente por suspender la fecha mientras ya se estaba jugando, y al rato decir que no, que no se jugaba, y al rato decir que sí, que sí se jugaba. Creo que no es para tanto. Bueno, capaz que sí es para tanto. Pero la verdad es que no es fácil presidir la AFA después de Grondona. Bah, tampoco es tan difícil, la verdad es medio una boludez. Lo cierto es que por todo esto de decir una cosa y al rato decir otra, nos criticaron injustamente. Aunque creo que está bien que nos hayan criticado, es justo, algo de razón tenían. O por ahí no.


Muñeco Gallardo: “Los protagonistas son los jugadores, el mérito es de ellos”.

El mérito es todo mío. Soy el único protagonista de este presente de River. Sé articular más de dos palabras y pronuncio todas las letras del abecedario, no como el riojano gangoso, que no salía del “vamo’ vamo’ vamo’”. Además, soy lo suficientemente vivo como para darme cuenta de que mi hijo está más para Poringa y la PlayStation que para dar indicaciones a un plantel profesional. Los jugadores son medio pelo, y saben que conmigo no se jode, que les puedo hacer una cama como se la hice a Mostaza cuando era mi DT. El año pasado salieron campeones porque definían el torneo contra Gimnasia.


Carlos Bianchi, tras la derrota con Estudiantes: “Estoy convencido de que la situación se puede revertir”

Estamos hasta las tetas. Esta vez ni siquiera pude salir a decir la gilada esa de que “jugamos bien”. Menos mal que a Boca no lo dirigía Troglio porque si no nos comíamos 7. No hay ninguna posibilidad de revertir la situación. Hay más chances de que Barijho gane el Nobel de Astrofísica a que Boca pueda hacer dos pases seguidos. Repito: la situación es irreversible, somos más limitados que el fan de Wanda. Encima, se vive una situación de desgaste domingo a domingo, una situación “de gaste”. Nos gastan todos: los de River, los de Estudiantes, hasta los de Rafaela… Perdemos más que la Mole Moli en el Preguntados. Si esto sigue así, me voy a Francia a vender baguettes y largo todo a la puta que lo parió. Chau, felicidades.


Videla, antes del clásico de Avellaneda: “Independiente es un rival especial”

Especial es una mina con tres tetas. Especial es el auto de lujo que tengo por patear una pelotita y entrenar todos los días al aire libre. Especial es el implante de pelo que se hizo el Cholo Simeone. Especial es que toquen los Stones en la fiesta de tu cumpleaños. Especial es Grana pasando al ataque. Especial es la patilla de Kiciloff. Especial es el culo de Lourdes Sanchez. Especial es el Diegote sin fafafa. Especial sería que la hinchada de Racing deje de ser hincha de su hinchada y comprenda que somos una manga de mediocres. Independiente es como nosotros, no tiene nada de especial, es más de la misma mierda.


Cristiano Ronaldo: “Cuando nos retiremos, con Messi nos reiremos juntos de la rivalidad generada entre nosotros”

Lo tengo todo perfectamente planeado. Cuando Messi se retire y me retire yo, voy a pasar por una armería y a comprar una Smith & Wesson calibre 45, con seis balas de punta hueca. Voy a usar guantes para no dejar huellas digitales. Usaré un pasamontañas para que no me reconozcan, uno que me quede grande para que no despeinarme el jopito engelado. Lo voy a ir a buscar a La Masía de noche y, cuando nadie me vea, le voy a tirar un chorro de Clear Men en los ojos y le voy a meter 17 cuetazos en la cabeza. Después me voy a sacar una selfie en cuero todo trabado y me voy a masturbar mirándola.

BIANCHI CHARLA CON DIOS

DIOS: ¡¡Pero la puta que lo parió!! Este San Pedro se sigue haciendo el boludo. Hace dos años que tendría que estar Cacho Castaña en el Paraíso y sigue sin aparecer. A ver, sigamos… Legrand… Legrand… ¡Uh, otra vez el teléfono! ¿Quién puede ser a las 4 de la matina? ¿Hola?

BIANCHI: Hola Señor, habla Carlos.

DIOS: ¿Carlos? ¿El riojano? ¿Qué pasa, mufasa? Ya te dije que duermas tranquilo, que no te van a meter en cana. Te dejé el expediente más limpio que las vitrinas de Gimnasia.

BIANCHI: No, Señor, el Carlos más ganador…

DIOS: ¡Carlín querido! Imposible olvidar el “Frens chu bi frens”, ¡qué buena tira hiciste, viejo!

BIANCHI: No, Señor. Ése es Calvo.

DIOS: Bastía también es calvo, y sin embargo se sigue dejando esa cortina de carnicería en la capocha.

BIANCHI: Quiero decir que no soy Carlín Calvo, soy Carlos Bianchi.

DIOS: Ah, hubieras empezado por ahí. ¿Cómo andás, Carlos?

BIANCHI: Preocupado.

DIOS: Sí, veo. Ya no podés hacer mucho por ahí abajo. ¿Querés que te pida un remís y te venís para arriba? Si querés te ubico al lado del duplex del Cata Díaz.

BIANCHI: Pero qué dice, si el Cata está acá abajo.

DIOS: Ah, cierto. Es que de tanto escuchar que es un muerto pensé que ya lo teníamos por estos pagos. Últimamente me confundo seguido, casi tanto como vos con los cambios.

BIANCHI: ¿Confundido yo? No sé de qué está hablando Señor.

DIOS: Carlos, acá no te escucha nadie. Podés hacer catarsis.

BIANCHI: ¿Catarsis de qué?

DIOS: Huracán… Newell´s… Rafaela… 0-3, 0-3, 4, 5, 6 lalalalalala…

BIANCHI: A ese número quiero que llames tú, lalalalalala…

DIOS: Bueno, veo que a mí tampoco me lo vas a reconocer.

BIANCHI: Sí, Señor. Cómo no los voy a reconocer, si nosotros hablábamos siempre por celular.

DIOS: Hablo de reconocer los errores.

BIANCHI: Sí, hay que ser justos y decir que los árbitros están teniendo muchos errores. Lo vengo diciendo desde el corner…

DIOS: Sí, sí, ya sé lo del corner. Pero hablo de los errores del equipo.

BIANCHI: La verdad que el equipo de Belgrano estuvo flojo. Lo dejaron a Gigliotti solo en el último minuto y viste como es mi Boca: no te perdona.

DIOS: Escuchame Carlos, hace un rato me dijiste que estabas preocupado. Hacete cargo.

BIANCHI: Es verdad, estoy muy preocupado. Hace un mes que no duermo.

DIOS: Bueh, era hora que te sinceres. Contame.

BIANCHI: Me preocupa el 4. No sé cómo hacer para que rinda.

DIOS: ¡Vamos Carlitos, viejo nomás! Escuchame, yo te lo explico, pero esto queda entre vos y yo. Agarrás a la minita, la ponés como una suerte de perrito, y ahí arremetés vos por atrás, como Palermo con el Chelo Delgado. Y ahí, fiesta. La volvés loca. Tema solucionado.

BIANCHI: ¿Qué dice, Señor? Le hablo del 4 de Boca.

DIOS: ¿Ibarra? Es bueno el negrito. Va a andar bien. Por como corre, pareciera que nació en Liniers.

BIANCHI: Ibarra hace tiempo que no está más. Ahora juega Grana.

DIOS: ¿Eh? ¿Quién es ese?

BIANCHI: Hernán Grana. Un 4 que fue lateral en All Boys hace un año, le decían el Cafú de Floresta. Mi hijo Mauro me trajo videos donde se lo ve jugando el Mundial 2002 para Brasil, era capìtán del equipo. Aunque, ahora que lo pienso, en los videos parecía más morochito…

DIOS: Sí, claro… Si sigue así, a Maurito lo va a llevar Gvirtz para que edite los videos de TVR. ¡Para! ¿Grana es el 4 de Boca? ¡Yo pensé que era un asesino, o un dictador! Es la tercera persona en el ranking celestial con más pedidos de que lo haga boleta, después de Obama, y el marido de Adriana Aguirre. ¿Qué pasa con ese muchacho, Carlos? ¿Qué te preocupa?

BIANCHI: Es un chico con mucha voluntad. Llega primero a los entrenamientos, ceba mates, pregunta por la familia, es muy educado. Tiene un solo problema…

DIOS: Sí, me llegó el comentario que es como los drugstore de 24 hs: no cierra nunca.

BIANCHI: No sea malo, Señor. El problema es que creo que no entiende qué es el fútbol. No termina de comprender los conceptos.

DIOS: Ah, es más pelotudo que lo que su cara delata. Eso es un fenómeno que solo ocurrió con el Pato Galván.

BIANCHI: El colmo fue el otro día, antes del partido con Rafaela. Me trajo un texto donde me explicaba lo que iba a hacer en su vida de acá a diez años, que iba a ser millonario y vivir en Dubai. Yo le pregunté qué era eso, y me respondió: “Usted me pidió que me proyecte bien. Mire qué buena proyección del futuro me armé”.

DIOS: Está difícil la mano. Si querés puedo ofrecerte que se le dé por el pedo místico, deje el fútbol y se ponga una iglesia en la casa.

BIANCHI: No, Señor. Ya le dije que es un buen muchacho. Lo único que quiero es que le enseñe a jugar al fútbol, a entender el deporte, a comprender el offiside. No entiende nada. Es una súplica, una buena acción.

DIOS: ¿A ese muerto? Carlos, se lo digo siempre a Troglio, Licht y a los boludos de Racing: favores puedo hacer, pero milagros es imposible. De eso se encarga Grondona.

BIANCHI: Cuando hacemos ejercicios con la pierna hábil, el me dice “no tengo pierna hábil, solo derecha e izquierda” y se queda a un costado mirando...

DIOS: Uff… Bueno, yo ahora te lo voy a lesionar de acá a unas cuatro fechas. En el medio, dejame pensar qué puedo inventar. Hay gente que me debe favores: Campagnaro, Caruso, el Tirri. No te digo que va a ser una pinturita, pero al menos va a tener un poco más claro cuándo es offside y cuándo no.

BIANCHI: Si Usted pudiera, sería un favor enorme. Si me soluciona eso, volvemos a la gloria. Estoy tan convencido como cuando le digo que Boca juega bien a los periodistas.

DIOS: Sí, claro. Juega bárbaro tu Boca. Y la Tierra es cuadrada.

BIANCHI: Si usted lo dice, debe ser cuadrada.

DIOS: Carlos.

BIANCHI: Perdón, Señor.

DIOS: Chau, felicidades.  

3ra FECHA


Se fue la tercera fecha y dejó mucho para hablar. Hubo muchos partidos vibrantes y sorprendentes derrotas, como las goleadas a los de Avellaneda y al equipo del Virrey.



Las plumas adelantadas están listas para descargarse con su tercera columna del año. Los eruditos del tablón, los fanáticos de la camiseta... los hinchas.


Entrá a leer qué piensa un enfermo por tus colores como vos. Dejanos tu comentario y que se arme el debate.


¡Pasen y vean! ¡Hagan click acá y que se arme el debate!


1mtrA

EL XENEIZE

ESTE ES EL AGUANTE

Sí, perdimos otra vez. Nuevamente de local. Por goleada. Sin suerte. Sin fútbol.

Sí, a esto hay que sumarle el patético debut y despedida en la Copa Argentina contra el rejunte de Huracán.

Sí, Bianchi no da pié con bola. Poco y nada ha mostrado de su librito, ese que supo regalarnos y que a base de resultados, solidez y juego (en ese orden), supimos adoptar y consagrar todos los bosteros. Hoy hay errores tácticos, nombre insólitos en el equipo, falta de motivación y una cantidad de lesionados nunca vista.

Sí, a cada jugador la camiseta le pesa 300 kilos. No hay un tipo que juegue bien dos partidos seguidos. Casi nadie parece estar a la altura de lo que es Boca. Y cuando digo nadie, incluyo a las "figuras", a los "consagrados", a los de "experiencia" y a los "refuerzos".

Sí, la falta de actitud y el desconcierto de los once tipos que salen a la cancha es preocupante. Porque no te pueden salir las cosas, pero el compromiso no se negocia, hermano. Tenés la azul y oro en la piel, ¿cómo no te vas a romper el orto? Y esta falta de entrega por los colores se verifica no solo en la cancha, sino también afuera, donde todos hablan, se van de boca, con una cámara o sin ella, lanzando comentarios que los putos periodistas convierten en escándalos berretas que duran toda la semana. En definitiva, un plantel con tipos que nunca se olvidan de tuitear, de hacerse el último corte de pelo y de ponerse el botín más ridículo que salga, pero que en la cancha no pueden dar un pase de dos metros.

Sí, los dirigentes hace tres años que vienen rifando el club: inferiores descontroladas, ídolos destratados, barras bien atendidos, colores de barbie, sueños de shopping, museo relegado y regalado, vecinos olvidados, representantes amigos que llevan y traen jugadores a piacere, convenios inéditos con Barcelona, Citroeen, Nike, y así podría seguir enumerando logros de esta gestión antiboca.

Sí, todo esto está pasando, no vamos a negar la realidad. Hoy nos tocan las malas. Por eso, más que nunca es momento de bancar ante esos oportunistas de siempre que disfrutan diciendo atrocidades del xeneize. Es momento de ser más bianchista que Bianchi ante los ataques envidiosos al DT más grande de nuestra historia y del país. Es momento de apechugar y esperar que llegue esa puta señal del destino que nos tuerza el rumbo. Es momento de recordar que uno de nuestros himnos reza que en las malas a todas partes, las buenas ya van a venir, porque a Boca lo llevamos en la sangre, lo llevamos en el corazón.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO XENEIZE - @Roquelme

EL MILLO

HAY IDENTIDAD, HAY RIVER

¿Qué decir, no? ¡Por fin, viejo! Por fin vemos a once tipos transpirar la camiseta y jugar a un toque, con explosividad, con precisión, ahogando al rival en cada sector de la cancha. Por fin vemos a un River que no deja de apretar el acelerador a pesar de estar ganando por tres goles de diferencia. Es que así lo marca nuestra historia, y así parece que lo ha logrado plasmar Gallardo en las cabezas de los jugadores. Esa fórmula que sólo alguien del riñón de River puede conocer, la fórmula que el resto de los equipos mal llamados ‘grandes’ no tiene y nunca va a tener. Porque grande hay uno solo, y no porque le llenamos la canasta a Godoy Cruz, eh, sino porque la intención de jugar va desde el minuto 0 al 90, ganando, perdiendo o empatando. Aunque ahí habría que hacer un paréntesis ¿No? Sería una cagada que Sánchez se haya lesionado en esa corrida de treinta, o cuarenta metros innecesaria que mete faltando cinco minutos para el pitazo final, y con el partido cuatro a cero. Sería una cagada, también, que la amarilla de Kranevitter…Bueno, no voy a ser tan piedra, ustedes ya saben y entenderán, je.

River fue una orquesta, una sinfonía que no paró de tocar durante todo el partido al compás de los hinchas neutrales, que se emborracharon en la tierra del vino con ese juego vistoso que ofreció el actual campeón del fútbol argentino. Y hubo puntos muy altos, que ratifican cada vez más que el once sale de memoria, y también nos agarra ese miedo escénico cuando pensamos “¿Y si se lesiona tal?” Mientras no entre Ponzio, todo bien. ¿Y por qué sale de memoria el once? Porque Barovero tiene pinta de panadero, pero andá a hacerle un gol de afuera del área. Porque Mercado de a ratos se convierte en Dani Alves. Porque Maidana va a trabar hasta con la cabeza. Porque Ramiro, como dije la semana pasada, se tragó a Beckenbauer (y esperemos que siga un tiempo largo haciendo la digestión y no lo cague). Porque Vangioni es un tractor por la banda izquierda. Porque Kranevitter corre, mete y juega. Porque Rojas es la segunda guitarra perfecta, aunque toca en silencio y sin chistar. Porque Sánchez tiene un pedo en el culo y está sujeto a una regularidad que sorprendió a más de uno. Porque Piscu se adaptó muy bien al esquema y no le pesó la banda. Porque Mora dejó, al menos esta fecha, esa laguna en la que entra muy de vez en cuando, y jugó un partidazo. Y fundamentalmente, porque mientras Teo baile, la orquesta va a seguir sonando. Todos corren, todos meten, todos juegan. No hay excepciones.

Lo que si hay, es identidad. Hay River, señores, y esperemos que para rato.

PD: Y que no se hable más de Ramón. Si River gana, se habla de Ramón, si River pierde, se habla de Ramón. Si River empata, también Ramón. Ramón ganó, con sus armas y sus planteos, sus virtudes y sus cagadas, casi un tercio de los títulos que tenemos. Dejemos de hacer comparaciones burdas y estúpidas, y disfrutemos de lo que nos dio el riojano en un pasado, y lo que nos está dando Gallardo ahora y lo que, esperemos, nos va a dar. Salud.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLONARIO

EL ROJO

PACIENCIA
Hace aproximadamente un año nos estábamos yendo a la B. Luego de sucesivas lamentables gestiones dirigenciales y horribles actuaciones deportivas, Independiente caía al peor de los infiernos y hacíamos historia descendiendo. 

Hoy la realidad cambió. Regresamos a nuestro lugar de origen y tenemos un director técnico que se asemeja a nuestra identidad de toda la vida. Y allí es justamente donde deseo poner énfasis: en nuestra identidad. Esa que fue despreciaba en los últimos tiempos por directivos, entrenadores, jugadores y nosotros también, los hinchas. 

A los que ya empiezan a cuestionar duramente a Jorge Almirón, ¿qué quieren? ¿Ganar? Ok, ¿cómo?... De Felippe no va a volver y tampoco se fue del club como un fenómeno. ¿Gallego? Su última etapa fue un desastre. ¿Caruso Lombardi, Falcioni, Alfaro o algún técnico conservador? ¿Esos que te hacen bostezar porque atacás dos veces por partido? Yo no quiero, prefiero un hombre que tenga ideas coincidentes con las de la institución. 

Almirón es un tipo a la medida del Rojo. Está tratando de armar un conjunto audaz, protagonista, ofensivo y con el toque corto como premisa primordial. Si esas características no nos representan, ¿cuáles entonces? ¿Dos líneas de cuatro y esperar un pelotazo al área rival para convertir?...

Hago estas preguntas porque hace tiempo que no sabemos quiénes somos ni qué queremos, por eso hace un año caíamos en la B Nacional. ¿Vamos a volver a desesperarnos por el triunfo y transformarnos en exitistas bobos que sólo generan presión, murmullos e incertidumbre?...

Van tres partidos nada más. Banco fuertemente a Almirón y su original proyecto. Claro que hay que trabajar mucho todavía, pero me siento representado por este entrenador y quiero un Independiente que se reencuentre con su identidad, con su grandeza. 
Paciencia.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO ROJO@GastonIbarra


Licencia de Creative Commons
Un Metro Adelantado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en www.unmetroadelantado.com.
 

Top