NOVEDADES

EL PULPO ADELANTADO

ADELANTADO DEL TIEMPO

CHARLAS CON DIOS

DESCASSETTEANDO

CORTITAS Y AL PIE

ENTREVISTAS ADELANTADAS

DE DERECHA

QUÉ HABRÍA PASADO

LAS SIMPÁTICAS BROMAS DE LAS HINCHADAS

20 de mayo de 2022. En el clásico entre Aldosivi y Kimberley jugado anoche en la Ciudad de Mar del Plata, asistimos a una muestra más de la riqueza creativa argentina: la hinchada local llenó el túnel con agua del océano atlántico y tres pequeños tiburones trituraron a mordiscos las piernas del plantel visitante. El arquero, el ayudante de campo y el kinesiólogo se llevaron la peor parte, ya que no sabían nadar y fueron devorados por los inquietos pececitos. Desde el retiro de Bastía que no se veía a nadie comerse tantos hombres. La afectada plantilla de Kimberley salió a la cancha rengueando, riendo y celebrando la ocurrencia de Aldosivi, entendiendo que sólo se trataba de un gesto más del folclore de nuestro fútbol que tanto queremos.

La costumbre de los clubes de hacer bromas a su clásico rival comenzó allá por 2015, cuando Boca Juniors recibió a River Plate con un drone y francotiradores de gas pimienta parapetados detrás de la manga. En un gesto totalmente arbitrario y que no supo comprender la poética de los aficionados argentinos, la CONMEBOL eliminó al equipo de Arruabarrena de la Copa Libertadores. Esta decisión, sin embargo, lejos de frenar las bromas entre las parcialidades, las acrecentó, iniciando un período de cargadas sin fin.

En el 2016, simpatizantes de San Lorenzo pergeñaron una maniobra para cargar a su rival de toda la vida: Wal Mart. La reconocida empresa de consumo masivo que presentó el equipo con autorización especial de AFA por tratarse del principal sponsor del torneo Aperclausura “Luciano El Tirri Capitano”. En ese partido, un grupo de repositores de la parcialidad cuerva invadió la cancha con carritos de supermercado y persiguió a los jugadores visitantes, arrollando a cinco de los 11 titulares. La broma fue festejada por todo el ambiente futbolístico, excepto por las familias de las víctimas, que no solo se quedaron sin sus seres queridos, sino que solo recibieron como indemnización 20 cheques Carrefour con descuentos increíbles.

Con el correr del tiempo, los clubes debieron esforzarse por quedar en la historia. Muestra de aquello fue la lluvia de lamparitas y garrafas que le arrojó la parcialidad de Banfield a los futbolistas de Lanús en el Torneo “Bailando por un campeonato” 2017, y que únicamente arrojó la cifra de 8 muertos, (7 jugadores de fútbol y Somoza). Otro hito, que incluso salió publicado en los diarios europeos, fue el amable recibimiento que organizó Talleres de Córdoba cuando enfrentó a Belgrano por la Copa “Culiáu Néstor Kirchner”. En la previa, los hinchas de la T le sirvieron fernets de cortesía a los players piratas. Llamativamente, el plantel visitante nunca salió a jugar el partido. Lo que se supo tiempo después fue que el famoso trago cordobés estaba hecho con Manaos. El picante Pereyra nunca más fue visto. Algunos señalan que aún se encuentra cagando en el vestuario del Mario Alberto Kempes.

La tradición de la cargada entre hinchas crecía junto al delicioso folclore. Cada fin de semana, la argentinidad decía presente en las canchas. Otro de los recordadas bromas fue la protagonizada por la 22, hinchada de Gimnasia, que, con un tono jocoso innegable, adulteró el agua del plantel de Estudiantes con sangre infectada con ébola africano. ¡Cómo se rieron los integrantes del plantel pincha cuando se enteraron de la humorada! Aunque sólo pudieron disfrutar el chascarrillo 15 días, porque ninguno continuó con vida dos semanas después. Este hecho le valió a la hinchada del Lobo el premio “Panadero 2021”, que fue entregado, como todos los años, contra el alambrado de la popular Sur Baja de la Bombonera.

Finalmente, el lunes pasado, se oficializó lo que era un secreto a voces: un “orquestador de simbolismos deportivos y bromas a rivales”, como le gusta definirse públicamente, fue transferido a un club europeo por 10 millones de euros. El pase de “el asador”, famoso por haber prendido fuego un vestuario visitante y vender sánguches de lomo de futbolistas, fue comprado por un magnate ruso. Esta noticia viene a jerarquizar el mercado local de simpatizantes.

Aunque aún existan unos pocos detractores que consideran estas demostraciones de fraternidad como una barbarie para el deporte, desde este espacio celebramos el folclore del fútbol, la desdramatización del accionar de los hinchas, y la legítima defensa de la creación de numerosos puestos de trabajo en el país y el extranjero.

EL ADELANTADO DEL TIEMPO

DESCASSETTEANDO Nº 86

Agustín Orión: “Somos rehenes de lo que pasó”.

Somos cómplices de todo. Que se entienda: sabíamos to-do. Es más, hicimos un brain storming con los muchachos de atrás del arco para organizar algo totalmente novedoso. Ellos tenían pensado tirar sólo bengalas, unos boludos bárbaros. Ahí fue cuando al Vasco se le ocurrió la idea del gas pimienta, y el Burrito Martínez puso el drone que le mandó Gigliotti de China. Fue lo más productivo que hizo en Boca desde que llegó. Yo dije que los caguen a tiros en las patas, pero la idea no tuvo quórum. A Mauro Martín le pareció demasiado, aunque al Rafa le había gustado. Y otra cosa… dejemos de llamarlos “barras”. Se los estigmatiza. Prefiero decirles “personas con capacidades de delincuencia diferentes”.    

Daniel Osvaldo: “Cinco gordos mafiosos en un escritorio le robaron la ilusión a mi sobrino”.

La verdad es que no tengo sobrino. Tenía ganas de declarar una boludez y agarré al primer pibe que me crucé en la calle. No era ni hincha de Boca. Es más, me pidió que le pasara el teléfono de una de las vedettes que metimos en la concentración.  Evidentemente era de un equipo rosarino. Me dijo: "¡No veo la hora de comerme un gato!". Los nenes de hoy en día parecen gas pimienta: se zarpan en picantes.

Darío Herrera: “No hubo acting”.

Fue todo puro teatro. Yo lo vi a Carlitos Sánchez en el vestuario leyendo un pasaje de Shakespeare antes de salir a jugar el segundo tiempo. Ponzio gritó que de chico había ido seis meses a la escuela de Norman Briski y que le habían enseñado a llorar. Barovero arengó a todos al grito de “¡¡Hoy nos convertimos en Macbeth!!” y escuché a Gallardo darle indicaciones al Pity Martínez sobre Edipo Rey. También vi que Vangioni tiene un tatuaje del musical de “El fantasma de la Ópera” de Andrew Webber, y Cavenaghi uno de “El fantasma de la B”, pero ese no me acuerdo de qué autor era. Convengamos que con la actuación que se mandaron, cualquiera podría ocupar el lugar de Estevanez.

Sergio Berni: “Hay que intervenir AFA porque está todo podrido”.

Hay que intervenir AFA porque hay varios tongos de los que nos estamos quedando afuera y porque Segura tiene menos autoridad que un enano patovica. Como dice el dicho, a Segura se lo llevaron preso. Segura no está asegurando nada. Como secretario de Seguridad, mi deber es asegurarme que Segura seguro asegure seguridad. Si Segura no asegura, Seguridad se asegura que Segura seguro no siga.

Carlos Bilardo: “Con Grondona, el superclásico se solucionaba en cinco minutos”.

Con Grondona, el superclásico se solucionaba en treinta segundos. Metía un llamado a la Conmebol, otro a la FIFA y solucionaba el problema: quita de puntos para Chicago, descenso de Chacarita y un Apertura para Independiente. Después reunía a D’Onofrio y a Angelici en la manga, acordaban una Libertadores para Boca y penales para River hasta 2024 y le besaban el anillo. Por último, se acercaba a los jugadores y les decía “Todo pasa”, y los ojos se les curaban automáticamente y podían seguir jugando. Lástima que desde que está muerto hizo muy poco por nuestro fútbol.

DARÍO HERRERA CHARLA CON DIOS

DIOS: ¡Al fin! ¡Arrancó el Bailando! La vida vuelve a tener sentido. Encima, el primer que arranca a bailar es el turco de “Las mil y una noches”. No puedo esperar a verlo en la pista... ¡Uh! ¿El teléfono justo ahora? ¡Será de Mí! A ver… ¡Hable! ¡Hable!

HERRERA: Señor, no me torture. Por favor, yo no tengo nada de qué hablar. ¡No recibí plata de nadie!

DIOS: Uy, mamita. Últimamente me está llamando cada uno... Acá habla Dios. ¿Ahí abajo?

HERRERA: Señor, disculpe, es que estoy muy nervioso. Soy Herrera.

DIOS: ¡Popeye querido! Como afanaste con Bianchi en Vélez, eh. Es el único técnico que te hizo jugar. Tenías menos proyección que el cine kurdo. Ya sé: querés que resucite tu carrera como entrenador, ¿no?

HERRERA: No, Señor, le habla Darío.

DIOS: ¿Giustozzi? ¿El que se bajó de la candidatura? Y qué querés que te diga, pibe… Hiciste bárbaro. Desde acá arriba se te veía más complicado que Marengo en las Olimpíadas Matemáticas. Un banderazo de Arsenal juntaba más gente que vos.

HERRERA: No, Señor. Es lógico que no me conozca. Soy Darío Herrera, el árbitro que va a dirigir el SuperClásico.

DIOS: Mmm… ¿Darío Herrera? A ver… a ver... aaaacá está la ficha. Dice que estás bien dotado. ¿Es verdad lo del cuchillo de palo?

HERRERA: No, es broma Señor. Voy a dirigir Boca-River por la Libertadores. Es mi primera vez. No tengo gimnasia en estos asuntos.

DIOS: Ah… sos virgo y de Gimnasia, ahora cierra todo.

HERRERA: Señor, soy un árbitro profesional. No puedo ser hincha de ningún equipo.

DIOS: Me parece que vos sos como la Pradón, que por unos mangos se hacía fan de cualquier plantel.

HERRERA: Señor, lo último que soy en mi vida es coimero.

DIOS: Acordate que desde arriba veo todo. ¿Conocés a Angelici?

HERRERA: Sí, de nombre.

DIOS: Bueno, es el Presidente de Boca, ¿Sabías?

HERRERA: Sí...

DIOS: ¿Viste que en la oficina tiene un poster de Maradona?

HERRERA: Sí...

DIOS: ¿ Y qué hacías en esa oficina? ¡Viste que sos un corrupto! Cuando vos te compraste los jeans, yo ya andaba en bolas corriendo a unas minas acá arriba.

HERRERA: A Usted no hay quien le gane en la dialéctica, Señor.

DIOS: No sé qué significa eso, pero si es una moneda, también la acepto. Libras esterlinas, yuanes, yenes, yepes, cualquier cosa me viene bien. El costo de vida acá en las nubes se fue por la galaxia, está bravo. Igual decime, pibe, ¿para qué me llamaste?

HERRERA: Mire, Señor… Vio que yo nunca le pido nada, y como se viene mi primer partido internacional, quería que rezara por mí.

DIOS: ¿Vos ya dirigiste a Boca?

HERRERA: Sí, claro.

DIOS: Entonces sí dirigiste equipos de otro país. Tranqui, no pasa nada. Quizás hablan y alientan con otro acento, pero el juego es el mismo. Lo que no tenés que olvidarte es de las tarjetas.

HERRERA: Pero me dijeron que me daban efectivo.

DIOS: La amarilla y la roja, chambón. Ojo, que la amarilla no es la Gold. No vayas a anotar en la Visa porque después no podés comprar los pitos esos que tanto te gustan por Mercado Libre. Y yo pensé que Delfino era cometero… ¡Vos sos el Halley!

HERRERA: Señor, ¡escúcheme! Necesito su misericordia. Yo soy muy católico. Creo mucho en Usted. Deme templanza para tomar las decisiones. Deme claridad para discernir correctamente. Deme paz para administrar justicia. Deme sabiduría para...

DIOS: Uf… ¿en qué momento me pedís plata?

HERRERA: Basta, me cansé. La prensa inventa cualquier cosa. A mí no me eligió Boca, y tampoco me pagó Boca, ni soy hincha de Boca.

DIOS: Ah, ¿no? ¿Qué te pensás? ¿Que soy Annalisa Santi que me chupo un dedo y me saco una selfie?

HERRERA: Usted es el que menos debería prejuzgar.

DIOS: Lo que pasa es que vos te pasás de vivo. ¿Quién te dio mi teléfono?

HERRERA: Estaba anotado en la heladera de la casa de Schiavi. Somos vecinos.

DIOS: Ah, sí… Rolando me tiene que agradecer lo de Sandra Bullock toda la vida. Si habrá mojado el bizcocho gracias a ese mito. ¿Vos también sos de Lincoln? Riquísima esa galletita.

HERRERA: Sí, amo Lincoln, es mi lugar en el mundo.

DIOS: Sí, es el billete verde que más te gusta, el de Lincoln. Bueno, flaco, no hay mucho más que hablar. Te deseo éxito, y toda esas boludeces que debería decirte tu ídolo divino...

HERRERA: ¡Ya me corta! ¿Me va a dejar sin ayuda?

DIOS: Mmmm…. en realidad te propongo un canje. Yo puedo hacer que se te acredite la guita de la transferencia de Boca unas horas antes, pero necesito una mano. Ya se le pedí a Daniel Alberto, pero tenía todas menos la que yo necesitaba.

HERRERA: Dígame, si está a mi alcance, con todo gusto.

DIOS: Me está faltando la figurita de Soñora del album del 92. ¿Por casualidad la tenés?

HERRERA: Creo que la tengo repe. No me acuerdo si era ésa o la de Mc Allister, pero hay una que tengo repe.

DIOS: No, che, si tenés la del colorado mejor no. Los angelitos se tocan un huevo cada vez que pasa y queda muy feo. Te mando un abrazo. Y cuidá la guita que se va rápido...

A CAMBIAR LA CARA - EL CERVECERO

Sigue el Quilmes de los partidos malos y la falta de contundencia. La jornada en el Centenario ante Godoy Cruz dijo que entre muchas situaciones flojas, tuvimos tres muy claras y no supimos definir, que tranquilamente podría haberse ganado; aunque también dijo que sobre la hora nos salvamos con un palo impresionante que nos hubiese tirado el mundo abajo porque las ideas no nos alcanzaban. A grandes rasgos, las cosas no son muy diferentes de como fueron en el comienzo. 

Claro está que la cara visible -casualmente con una expresión bastante fea- es la de Falcioni, que a pesar de las presiones, decidió quedarse en su cargo. Y a los hinchas, ¿cómo les cae que se quede? A la mayoría no le gusta, pero esperan que si se queda, le salgan las cosas más seguido como sucedió en este último tramo.

Con todo en contra, el DT dijo que si sacaba 4 de 6 en el torneo local, se quedaba, y en caso contrario, se iba. Los sacó, aparte de haber pasado en la Copa Argentina y, desde que lo apretaron, ganó 2 y empató 1 entre ambos torneos. El plus fue que desde entonces, el Cervecero no recibió goles en contra, cosa que no había podido conseguir. 

No convence más allá de que ahora aparenta ser menos amarrete, pero guste o no, el técnico hizo lo que dijo para quedarse y hay que aguantarlo a favor o en contra. Estamos todos a la espera de un cambio, ya sea desde la mentalidad del entrenador actual que se refleje en la cancha, o directamente un cambio de director que renueve el aire. Pero que sea ya.

Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO CERVECERO - @adrian28qac

DESCASSETTEANDO N° 85

Marcelo Gallardo: “El jueves vamos a buscar el gol de visitante”

El jueves vamos a buscar ladrillos. El jueves vamos a buscar arena. El jueves vamos a buscar cal, cemento, piedra y agua en alguna obra de paraguas que haya cerca de la cancha de la Bosta. El jueves vamos a buscar una mezcladora. El jueves vamos a buscar a Balanta, que es negro y se lo puede explotar sin que haga quilombo. El jueves vamos a buscar construir el muro de hormigón más grande que se haya visto en un campo de juego, justito sobre la raya de nuestro arco. No nos van a hacer un gol ni en pedo. ¿Ir a buscar el gol de visitante? ¡La chota!

Diego Cocca: "El equipo fue ordenado y sólido"

El equipo fue amarrete y cagón. Nos defendimos como pudimos y la tirábamos a Marte con tal de no tener la cosa esa blanca y redonda, que no era Cavenaghi, cerca de nuestro arco. El equipo estuvo menos preciso que un estudio de inflación hecho por Rocío Marengo. Y me chupan los dos huevos porque nos llevamos un punto. Hoy, lo único que vi ordenado fue el locker de Pillud, que es un aputazado bárbaro, y lo único que vi sólido fue el garco que se echó Bou cinco minutos antes de que arranque el partido.


Guillermo Sara: “El jueves vamos a pasar, tenemos mucha fe en el equipo”

El jueves quedamos afuera, está más cantado que Let it be. Venimos jugando para la mierda y el equipo ya está bastante deprimido. En los últimos partidos decaímos más que las acciones de Blockbuster. Lo del jueves va a ser un dejavu de la Sudamericana, nos van a cagar a patadas, vamos a errar los penales que nos regalen y vamos a llorar con que el árbitro nos cagó. Después nos van a hacer la gran Gigliotti y en dos meses vamos a estar todos en China de un voleo en el centro del ojete.

Rodolfo Arruabarrena: “Boca no puso a Herrera como árbitro, hubo un sorteo”

El jueves se podrá discutir si Boca puso a Chávez o a Pavón, si puso a Calleri o a Osvaldo, si al final puso a Sara o a Orión, pero lo que va a ser indiscutible es que Boca puso a Herrera. El sábado fuimos temprano con Angelici, Crespi y Moscariello y le dijimos a Segura que si no lo ponía a dirigir el superclásico, le mandábamos a Mauro Martín de vecino. Igual también tuvimos suerte: AFA hizo un sorteo y en una bolilla anotó “Herrera”, en la segunda puso “Herrera” y en la tercera, para darle al menos una chance, escribió “Herrera”. Giró el bolillero y, por suerte para nosotros, terminó saliendo Herrera.

Darío Herrera: "No soy de Boca”

Me acusan de ser de Boca. No me banco la presión de los periodistas, me están más encima que a Insaurralde y no me dejan solo ni un Rattín. Acá Tevez involucrado en una polémica sin comerla ni beberla. No me van a influenciar, yo no tengo los pies de Barros Schelotto, eh. No voy a bombear a nadie, si soy un Angelici. No hay Cascini, viejo. Me pongo nervioso y me pica el cuerpo como si tuviera Serna. Antes vivía en Palermo, ahora vivo en Martínez y el barrio es una Manteca, pero en cualquier momento me las Pico con mi Soñora y me voy a vivir a Capitán Bermúdez, a unas Cabañas Rojitas que está Armando Diego. La tengo que convencer. La otra es alquilar algo en Puerto Medero y aprovechar que estoy cerca del río para salir a pescar algo con la Cagna. Es lo que siempre Suñé.

ESTAMOS ENFERMOS, PERDÓNENNOS - EL MILLO

El fútbol argentino agoniza. Y no desde los lamentables episodios ocurridos en el chiquero eh. Nuestro fútbol se encargó siempre de ser distinto al resto del mundo. Para nosotros, los argentinos “somos vivos”. Para cualquier extranjero: tramposos. Naturalizamos todo lo malo que sucede, o bien lo minimizamos. Eso pasa. Decimos que gritarle “negro de mierda” a alguien es parte del folklore del fútbol. ¿Folklore? Las pelotas, hermano. Andá a preguntarle al INADI y vas a ver cómo te comés una denuncia del tamaño de la chota de Balanta. El 'siga siga' en nuestro fútbol es constante. Le tiran un piedrazo a un juez y a los 15 minutos, aquí no ha pasado nada. Imagínense que al día de hoy, de la tragedia de La Puerta 12 -ocurrida en el 68 en cancha de River- no se sabe un carajo: cómo pasó, si fueron los molinetes, si fue la policía, o magia. Sí, leés bien, alrededor de 70 muertos por asfixia a la salida de la tribuna visitante del Monumental y no hubo ningún imputado, responsable, ni culpable. ¿Qué podemos esperar? Si somos un país que siempre ató todo con alambre. Nuestro fútbol no es la excepción, sino la más clara muestra.

Lo del superclásico en algún momento iba a pasar. En cancha nuestra, en la de Boca, en la de de Sacachispas, o la de San Martín de Burzaco. Es como le pasó a Callejeros con Cromañón. El mismísimo Indio Solari, uno de los máximos exponentes del rock nacional lo dijo: “Fue una granada que nos la fuimos pasando todas las bandas y le explotó a Callejeros”. Acá pasa lo mismo, algún día hinchas de algún club, iban a agredir de tal manera a jugadores de algún equipo, en alguna cancha. Y les salió la mitad de lo planeado: si la bengala que prendieron tocaba la manga, se incendiaba TODA. Sí, con los jugadores de River adentro. Pasó en Boca, pero podría haber pasado en cualquier lado. Eso sí: sólo en territorio argentino.

Todos somos responsables, desde yo, un hincha que canta “el que no salta es de Bolivia y Paraguay” en la tribuna, pasando por dirigentes del fútbol, funcionarios públicos y estadistas. Al fútbol argentino lo matamos entre todos. Y acá viene un poco el análisis con la banda roja puesta.

Después, las pelotudeces de siempre: redes sociales invadidas por bosteros poniendo que fue la policía, cuando se ve clarísimo a los ¿hinchas? que rompen el alambrado, tiran el gas, y hasta habían llevado soldador para carpear la rotura de la reja. Qué se yo, así como les cayó a ellos esa granada que se fueron pasando todos los clubes de la Argentina, se da la casualidad de que el club más simio de la historia del fútbol local, el más ladrón, el más beneficiado, ahora paga. Ese mismo club que le metió la mano en el bolsillo a Vélez y clasificó en los escritorios, ahora también se va por la misma vía. ¿Justicia Divina?

Antes, hubo un partido de fútbol. River hizo un papel táctico y estratégico brillante: lejos de meterse atrás, apretó bien arriba con Ponzio como estandarte para luchar y cortar en el medio, una defensa atenta, y Mora de referencia, con Pity desequilibrando. A mí, particularmente, me deja muy tranquilo la concentración y el coraje que tuvo el equipo. De cara al partido de vuelta en Brasil, en el que seguramente debamos defender un resultado, no veo con malos ojos un planteo similar.  ¿Les digo algo? Me quedé con las ganas de clasificar en los 90 minutos en su cancha. Me quedé con la espina de no poder gozarles haberles pintado la cara 180 minutos. Hubiera sido histórico y ellos se hubieran enterrado por décadas. Lamentablemente, van a excusarse toda su vida diciendo: "En el segundo tiempo lo ganaban por goleada, nos cagó la gente", porque siempre fueron la vergüenza y la mierda del país. Siempre tuvieron un 'pero', y siempre retrucaron. Les ganás y lo único que saben decirte es que "peor es irse a la B". Ahora la mancha la tienen ustedes, y de esto, como dijo Varsky, ¡No se vuelve! 

Por otro lado, lo de los jugadores, hinchas, dirigentes y cuerpo técnico del club de la Ribera es nefasto. Ellos atentan contra el fútbol aún más que nosotros, los hinchas, porque, les guste o no, a ellos los filman las camaritas, ellos son el ejemplo. Arruabarrena, fuiste futbolista, hermano, ¿cómo carajo le vas a decir a Gallardo que haga los cambios y la cosa siga como si nada? Orión: ¿Qué bosta saludás a la manga de delincuentes que apuñalan y avergüenzan nuestro fútbol fin de semana por medio? Son colegas, adversarios, no enemigos. Como futbolistas tienen que mostrar cierta preocupación por el otro. Y vos, Angelici: ¿Qué mierda tenés que ir a apelar a una sanción que debe ser ejemplar para empezar a cambiar esto? Bosteros en las redes: ¿En serio creen que acá el cagón es River? Sáquense la camiseta, ridículos. Si hablamos de fútbol hubo un solo equipo durante 135 minutos. Para intentar ganar los 45 finales, tuvieron que hacer malabares y planear agresiones.“Qué diferente' somo' a lo' bostero' eh, terrible” Dijo un tal Ramón Díaz. Algo de razón tenía...

Y qué diferente es nuestro fútbol del resto del mundo. En el país de la viveza, hace falta inteligencia. Si no, el circo seguramente va a seguir, los violentos que tiran cosas desde la tribuna no van a cesar, y nuestro fútbol va a seguir dando asco a los de afuera. Que este sea un punto de partida para que esto no pase más. Perdón, fútbol, no merecemos a este hermoso deporte en nuestro país. 

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLO - @FedeCamps94

LOS PRONÓSTICOS - FECHA 12

¡Qué hacés, fanático del box! ¿Así que ahora tenés de ídolo a un filipino? Si mañana te lo llevo a tu casa y te lo pongo al lado del que te atiende en el Chino de la esquina, no sabés quién es quién. No puedo creer que le guste el boxeo a un tipo como vos, que la única ñapi que clavó en toda su cagona y aburrida vida fue una piña colada en el casamiento de la prima. Pero claro, de golpe te meten algunos gatos en el ring, un par de famosos, al mononeuronal de Justin Bieber, dos giles con guantes, y vos ahí... como un boludo en la tele, haciéndote el Osvaldo Príncipi.

Pero yo no estoy acá para mostrarte que tu vida tiene de todo, menos dignidad. Yo estoy acá para contarte la posta del finde. Anotá, gilipollas:

El viernes arranca con Chicago-Central. Aprovechando que van a un Matadero, los jugadores canallas llevan varios bolsos con gatos para sacrificar. El partido termina en favor de los rosarinos, 3 indigestados a 0. Lanús le gana a Tigre 3 a 1, y Massa baja dos puntos más en las encuestas, quedando en -17%. El Estudiantes de Milito pone 5 delanteros y vence por 8-7 a Temperley. Bilardo sufre otro ataque de locura y sale a la calle con una careta de Cappa.

El sábado, mientras aprendés que no es lo mismo un par de asaltos de Paquiao-Mayweather que un par de asaltos de Viatri, Quilmes y Godoy Cruz empatan 1-1. ¿Los goles? Aníbal Fernández para el local y Cobos para la visita. Huracán y Olimpo disputan el clásico de los vientos, ganan los de Bahía por ráfagas de 232 km/h a 201km/h. En Santa Fe juegan Unión y Crucero del Norte, pero gana Del Sel. Newells Old Boys de la Antártida vence a San Lorenzo con un golazo de media cancha del Tata Martino. Para cerrar el sábado, Vélez-Argentinos disputan el clásico más chico de la historia de la Capital Federal. Ganan los bichos 4-0, con goles de Dalma, Gianinna y otras dos ex novias del Kun Agüero.

El domingo, mientras tu jermu te mete un uppercut en los huevos cuando te ve en el Coto relojeando el escote de la cajera, Belgrano y Arsenal empatan sin goles y juegan uno de los dos partidos más aburridos de la historia de Primera División (el otro es el Arsenal-Belgrano del año pasado). Aldosivi recibe a Banfield en Playa Grande. Los de Almeyda quieren salir jugando pero la arena les juega una mala pasada y gana el Tiburón 6 a 0. River vence a Racing (no importa cuándo leas este pronóstico). San Martín de San Juan golea a Rafaela 10 a 0 y, tras la histórica goleada, la parcialidad local decide invadir San Luis. Por último, el equipo de Almirón sigue desplegando las 3G: le ganan, no gusta y lo golean. Esta vez el beneficiado es Boca, que con los suplentes de la novena división gana 4 parlantes a 0.

Los pronósticos de los partidos del lunes tenés que descifrarlos, están ocultos en la siguiente frase: “ajeiv ut euqitsonorp euq senul le”.

Me despido con una frase que me dijo Horacio Pagani, el otro día en Las Vegas, mientras tomábamos un Campari: “Si por cada vez que cabeceara, a tu hermana le descontaran puntos como en el boxeo, tendría -17.000”.

EL PULPO ADELANTADO

LOS PREMIOS DEL FÚTBOL ARGENTINO

6 de mayo del 2022. Después de un partido muy disputado en la nueva cancha que San Lorenzo construyó en la aeroisla frente a Aeroparque, el Estadio Presidente Daniel Scioli, al que aún le faltan la mitad de los codos, Boca se impuso a River en la "Copa Rafael di Zeo" (ex Copa Argentina) por la mínima diferencia. El autor del gol, Cristian Pavón, obtuvo el premio tan preciado por todos los jugadores: la organización del torneo le obsequió una noche en un hotel alojamiento en las afueras de Rosario junto a Gerardo Rozín. El paquete incluía una cena para dos personas en el parrigato del hotel, dos batas de red, un calzón con trompa de elefante rosa, un pase libre a la ducha escocesa, y un bombón suizo para compartir con una sola cucharita.
Recordemos que las excentricidades en los premios a los goleadores vienen de larga data. En los años noventa se regalaban grandes sumas de dinero o rodados de alta gama. Sin embargo, allá por el 2015, se produjo un hecho bisagra: el mismo Cristian Pavón recibía un BMW a modo de préstamo durante 30 días, por haber abierto el marcador contra el rival de toda la vida.
Eso sería el preludio de una etapa de austeridad del fútbol argentino, que obviamente se trasladó a los premios. Un par de semanas después, Cavenaghi recibiría tres pares de medias de lana después de su hat-trick contra su rival de toda la vida: Gimnasia. Más tarde en un Huracán-San Lorenzo, el goleador Ortigoza recibió una cartuchera y un boligoma para guardar en la mochila que traía incorporada. Ese mismo año, en el clásico platense, a Facundo Oreja le regalaron una caja de hisopos por mantener el cero en el arco pincharrata.
En 2016 el cambio de gobierno generó expectativas. El novedoso torneo de 73 equipos impulsaba a “inventar” nuevos clásicos donde no los había. De esa forma, Nueva Chicago enfrentaba a Chacarita, televisado por TN. El jugador funebrero que marcó la conquista recibió de parte de la AFA un paquete de puntos que le habían sido quitados a Chicago. El técnico de Banfield, Ricardo Caruso Lombardi, le obsequió el 10% de su sueldo extra a la estrella Lautaro Furch por su actuación contra Lanús, lo que en rigor de  verdad, fue una bonificación de su cometa.
Muy recordado también fue el duelo entre Boca y River por los 128vos de Final de la “Copa Argentina y alrededores”. El primer chico fue para el Millonario con un hat-trick de Maxi López. El jugador de River se rompió los cuernos, literalmente, y se llevó la pelota con dos pinchaduras. La revancha fue en la Boca. Ganó el local con un gol de Neri Cardozo, que le dedicó el triunfo “a ñodas ñas gañinas”, y la intérprete para sordos de La TV pública tuvo un ACV en ese mismo instante. Neri fue homenajeado con cinco sesiones de fonoaudiología gratis en el Instituto Marcelo Bonelli.
El año del mundial de Rusia fue temático, así que no se extrañó que el viril volante de Atlético Rafaela Adrián Bastía fuera premiado con un gorro cosaco, Poroto Cubero con un trineo y cuatro perros, Ricky Centurión con un AK-47, Discoteca Nuñez con un cajón de Smirnoff, Maxi Rodríguez con media tonelada de nieve siberiana, Gabriel Mercado con un collar de ámbar ruso, y el goleador xeneize Andrés Chávez con un juego de trabushkas.

Boca y River se volvieron a enfrentar el domingo pasado, después de tres largos años en los que el conjunto xeneize no participó de los torneos de AFA por estar quebrado, y en los que River disputó el Nacional B, divisional conformada por 176 equipos que disputan el Torneo “Lo Juegan Todos Menos Talleres de Córdoba”. Ambas instituciones, tal como lo marca su historia, regresaron a Primera por decreto. La ansiedad se había apoderado de toda la patria futbolera este fin de semana. Finalmente, Boca se quedó con la Copa Rafael Di Zeo, que lleva el nombre del ex Ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires de la gestión Angelici, y el veterano Cristian Pavón obtuvo el premio mayor.
Desde este lugar, felicitamos al goleador del cotejo y le deseamos que pase una hermosa noche al abrigo del gran Gerardo Rozín. Lo tiene merecido.

SIN RUMBO - LA LEPRA

Hace unas semanas decidí tomarme un poco más de tiempo al escribir, para distanciarme de lo tribunero y pasional, para así analizar con un poco más de tranquilidad lo que le pasa a mi Newell's querido. Además, de esta forma podía evitar subirme al carro de cualquier resultado que obtuviera la Lepra.

Cuatro fechas después, me resulta difícil elogiar el trabajo hecho en estos meses por Américo Gallego y su cuerpo técnico. El equipo no tiene una idea discernible de juego, más que esperar que Maxi se ilumine y nos haga ganar el partido, que Nacho se encuentre con su mejor versión, que le salga alguna carambola al Negro Figueroa o que el Tanque Ponce la guapée y nos haga extrañarlo antes de que se vaya.

La solidez defensiva, algo que el Tolo destacó como su prioridad, nunca apareció (aunque es complicado ser firme atrás con los defensores que tenemos). Incluso hemos empeorado, porque perdimos la subida constante de los laterales que era marca registrada de este equipo.

Preocupa sobre todo el rendimiento cuando aún quedan por jugarse los partidos más complicados del año, clásicos incluidos. No voy a caer en el facilismo de pedir la cabeza de Gallego (seamos justos... ¿a quién traemos?) o de creer que los jugadores le hacen la cama porque no quieren laburar. Pero sí les pido a todos, que piensen en Newell's, y trabajen para enderezar el rumbo. El club está por encima de todos.

Por lo menos, así lo siento yo
ADELANTADO LEPROSO - @Fran_Cinelli

EL PULPO ADELANTADO - FECHA 11

¡Cómo andan, fanáticos de Gran Hermano! ¿Así que están todos calientes con los gatos que entraron a la casa? Bajá un poco la temperatura, energúmeno. La que gane ese juego de morondanga va a cobrar tan caro que para empomártela tendrías que hacer más horas extra que Don Ramón para pagar la renta.

Y las que queden eliminadas te las vas a cruzar en Barracas dentro de tres meses promocionando Tarjeta Naranja, y cuando les veas las jetas a cara lavada no vas a dejar ni que te den un folleto.

Pero yo no estoy acá para hablarte de “la casa más famosa del país”, mejor vayamos a ese otro grupo donde hay 30 que dan vergüenza: el torneo local. Tomá nota, perejil:

La fecha arrancó ayer jueves con Godoy Cruz-Sarmiento, pero ni se notó. El viernes no pasa naranja, así que tu mujer te va a obligar a clavarte trece horas escuchando a Yanina Latorre y Gabi Levinas analizando qué garcha van a almorzaron los gomas del Big Brother.

El sábado, mientras buscás en Poringa los videos hot de los gatos de Gran Hermano, juegan Olimpo-Estudiantes. Milito sale lesionado a los 10 del primer tiempo; el Pincha se queda sin DT como todo el año pasado, pero igual lo gana 2 a 0, con un gol de Aguirre y otro de Garay. Luego, Gimnasia de la Chota recibe a Ñuls, que se adapta bárbaro al frío del Bosque platense y gana 2-0 con una dopieta del pingüino de Happy Feet. En el duelo de necesitados, San Lorenzo y Vélez empatan: cero barrios a cero hinchas. Argentinos vs Aldosivi no te lo recomiendo, es más aburrido que llegar a viejo. Continuando con el quilombo, antes de que la nave espacial rusa arrase con el estadio, Lanús enfrenta a Lacadé en el Cilindro Mágico. Los de Avellaneda, con un Bou inspiradísimo que mete un hat trick, pierde 7 a 3. Para cerrar la jornada de sábado, Central recibe al Supercampeón (?) Huracán. El Globo aprovecha el “efecto Tolo” y, entonado por la Copa, gana 2-0 con goles de Patota Morquio y Fernando Moner.

El domingo, todavía palanqueado por lo que fue la primer noche de orgía en Gran Hermano, de la cual participó hasta la Vaca Margarita, abren la fecha Rafaela vs Defensa: gana la Crema 2-0 con goles de Buzzi y De Angeli. Luego, Banfield vs Independiente reviven el clásico de la B. Gana el Rojo por dos Fantasmas del Descenso a cero. ¿Tigre vs Chicago? Ganan los Bulls 118-102, con 24 puntos y 8 rebotes de Derrick Rose. Unión y Belgrano empatan 0-0, pero lo más interesante se da en el vestuario después del partido, cuando aparece Del Sel con 20 putas y se arma la partuza.

El clásico del domingo es, sin dudas, fumarte un almuerzo de cuatro horas con tu suegra hablando de los invitados que morfan con Mirtha Legrand. Pero vos querés saber sobre el clásico de las 18 hs... Bueh, ese clásico empieza un poco aburrido, hasta que Osvaldo le da un poco de pasto a Funes Mori, Teo saca un chumbo de abajo del pantalón y Orión quiebra a todo el banco de suplentes de River de una misma patada. El resultado: 10 parlantes, 3 balazos, una fractura expuesta, 3 expulsados, 1 bandeja vacía y ningún gol.

El lunes va a hacer 5 grados y tenés que volver a laburar, así que te va a chupar un huevo quiénes juegan y cuáles son los resultados.

Me retiro con una frase que me dijo Silvina Luna, un día en Esperanto, mientras me acariciaba un tentáculo: “Michetti es una mina que se la pasa mostrando las gomas y no calienta a nadie”


EL PULPO ADELANTADO

FALTA DE CONFIANZA - EL ROJO

Da la sensación que existe un hechizo alrededor de Independiente que, haga lo que haga, no le permite levantar cabeza e incluso cuando lo merece sobradamente, no logra concretar los tres puntos. 

Desde ya que no le atribuyo ninguna causa sobrenatural a este mal que afecta al Rojo, de hecho lo vinculo a la mala onda permanente y el estado de nerviosismo que genera la gente desde afuera, desacreditando, sin pausa, a Jorge Almirón. 

Sabemos que en el rendimiento deportivo, además de influir factores técnicos y tácticos, también es parte del análisis minucioso el aspecto psicológico. La cabeza. Y evidentemente el equipo sufre una falta de confianza y seguridad que se evidencia nítidamente en los metros finales, en la definición precisamente. Cuando más tranquilo y frío hay que estar. 

Frente a Banfield fue una muestra más de esta incertidumbre que sufre Independiente. Tal cual declaró Almirón, el partido fue "tácticamente fue perfecto". Se anuló a un conjunto agresivo y ofensivo por donde se lo mire. El Taladro generó poco y nada. Y eso que el entrenador ya no cuenta con el motor de la mitad: el Torito Rodríguez. 

El entrenador supo cómo suplir esa grave carencia, la estructura no se resintió tanto y el Rojo sigue siendo protagonista y el domingo mereció ganar por goleada. 

De mi parte no me basta con un inocente "faltó suerte" o "si no fuera por los palos...". No me cierra. Voy por la teoría de falta de confianza. El jugador siente claramente el descontento de la platea con Almirón y, lógico, le afecta. ¿Cómo no va a repercutir el hiper nerviosismo del entorno sobre el plantel? 

No encuentro otra manera de explicar la desilusión del empate ante tanta diferencia de nivel entre Independiente y Banfield. Nuestro granito de arena es apoyar, apoyar y apoyar, porque, de lo contrario, incrementar el nerviosismo sólo seguirá provocando malestar y falta de confianza adentro de la cancha. 

Por lo menos así lo siento yo. 
ADELANTADO ROJO - @GastonIbarra

A MEDIA LUZ - EL CERVECERO

Entre tinieblas y destellos se desenvuelve el andar de este Quilmes. 

El Decano juega mal y las derrotas indefendibles lo hunden en las penumbras. Gana un partido, muestra una buena versión, ilusiona e ilumina. En un parpadeo, deja a todos pasmados por lo lamentable de su rendimiento, el panorama se opaca y cuando parece que ya es totalmente tenebroso, confirma que la oscuridad puede ser aún más oscura y pega dos caídas seguidas. Como si esto no fuera bastante desconcertante, le pone incandescencia al vacío y gana un encuentro con claridad y buen juego, para pocos días después conseguir otra victoria necesaria pero muy sufrida y cuestionada. La noche se hace día en un instante pero nunca se sabe en qué momento los ojos pueden volver a quedar ciegos.

Eso es el Cervecero. Bochorno con Sarmiento; autoridad contra Crucero del Norte; falta de temperamento ante Belgrano; displicencia con Unión; jerarquía contra Sportivo Belgrano; y Arsenal no existe, no sé si contarlo porque se le gana con la camiseta de alguna u otra forma. Otra explicación no hay para que se haya vuelto a ganar de visitante después de más de un año justo en su cancha y sobre la hora. Y ni hablar del antecedente inmediato que dice que de los dos partidos que ganó el horrible equipo del semestre pasado, que salió último y cómodo, uno haya sido contra ellos en una paliza terrible que no tenía lógica. Hijos son hijos.

Lo bueno de la situación es que por primera vez en ya ni sé cuánto, Quilmes ganó dos al hilo, al margen de que hayan sido por competencias paralelas. Haber pasado de ronda en la Copa Argentina sin sobresaltos y con justicia, es importante porque se consiguió hacer pesar la diferencia de categorías, lo que a muchos hoy les cuesta como nos suele suceder a nosotros la mayoría de las veces. Que se haya mantenido el envión con un triunfo de visitante que cortó una racha larguísima, suma mucha confianza también. Aunque haya sido a Arsenal. 

Lo malo es que vivimos de urgencias y no se puede ni pensar en relajarse y respirar tranquilos. Es sabido que un mal resultado de local contra Godoy Cruz, equivaldría a ser devorados por un agujero negro sin resplandores a la vista. Otra vez.

Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO CERVECERO - @Adrian28qac

DI ZEO CHARLA CON DIOS

DIOS: ¡Qué fuertes están las minas de Gran Hermano! Les doy hasta que a Mercado le salga el cogote... ¡Uh! ¿Quién carajo me está llamando a esta hora? Espero que no sea Massa, ya le dije que el quilombo de los votos lo tenía que arreglar con Magnetto… ¡Sí, hable...!

DI ZEO: ¿Qué haces papu? Te habla el Rafa.

DIOS: ¡Rafa querido! Andás jodido para llegar al 1 de nuevo, ¿no? ¿Necesitas que le clave un par de mellizos al Serbio? Lo puedo hacer, pero con Federer ya me pasé de la raya. Van a sospechar. ¿O mejor otro dóping adulterado para el próximo Grand Slam?

DI ZEO: No, papito. No soy Nadal, aunque mi nombre es Rafael.

DIOS: Mmm… ¿El cantante? ¡Me muero! A vos te dicen pan de Viena: te meten la salchicha y quedás pancho.

DI ZEO: No, padre. Yo no me como ninguna. Habla el Rafa Di Zeo, el capo de la 12, el “namber uán”. Yo canto, pero agarrado del para-avalanchas. Me gusta el escándalo, pero el que cubre Grabia. Soy el barrabrava más importante del mundo.

DIOS: ¿El capo de la 12? ¿Pero ese no era uno que me olvidé de darle el apellido?

DI ZEO: El del apellido es Mauro Martin, sí. Ese ortiva me afanó el control porque yo caí adentro. Pero ahora recuperé todo. Aparte, a mí no me vas a venir a sanatear vos. ¿Quién sos? ¿A quién te comiste? Parate de manos, gato. ¿Querés que te vayamos a visitar con mis muchachos?

DIOS: Ay, qué miedo…¡mirá como tiemblo! Flaco, ¿Quién te pensas que soy? ¿Michael Fox? ¿Berugo Carámbula? Estás hablando con Dios. Yo no tengo problema en mandarte a MIS muchachos. Tengo un querubín acá que te pone una mano y te esconde bajo tierra. No te hagas el piola.

DI ZEO: A mí no me amenaces. Vos sos un verso, no existís. Seguro estoy hablando con una máquina. Vení si sos guapo, vení a buscarme.

DIOS: Te equivocás feo, flaco. Acá la cosa es diferente: si me enojo no bajo yo, te hago venir a vos acá arriba.

DI ZEO: ¿Y quién más está ahí? ¿Está el Todopoderoso?

DIOS: Sí, estás hablando con él.

DI ZEO: No, jetón. El otro, el del anillo. El verdadero: Don Julio. Preguntale por mí, siempre fuimos buenos amigos.

DIOS: Mirá, pibe, en este momento está viendo Arsenal. Se está intentando cortar las venas con un marroc. Alucina con que levanta un teléfono y lo salva del descenso. Y decime, asesino cancherito: ¿para qué me llamaste si sos tan groso y tan influyente?

DI ZEO: Mirá, vos viste que se vienen los Superclásicos y se televisan a nivel mundial.

DIOS: Interestelar te diría. Se ven desde cualquier nube. Los derechos para el Cielo los tiene Sky, por una cuestión de afinidad. Lo bueno es que no tenemos que bancar los comentarios de Niembro ni ver los dos trenes que compró el gobierno. ¿Qué pasa con ese bodrio?

DI ZEO: Bueh, lo que pasa es que no me dejan entrar a la cancha. ¿Podés creer? ¡¡Estos putos dirigentes, políticos y su derecho de admisión y no se qué mierda!! Dicen que soy violento. ¡¡Justo yo, que soy un amor!! ¡¡Qué ganas de cagarlos a tiros en las patas a esos hijos de puta!!

DIOS: No, claro. Seguro que en el colegio Juan Carr te votaba como mejor compañero. ¿Para qué querés entrar a la cancha? Si el partido te chupa un huevo, séme sincero.

DI ZEO: ¿Qué partido? ¡Ah, sí! Es que soy el que manda en las tribunas. Cuando falto no están las banderas ordenadas, se cantan giladas, no vendemos entradas a los turistas, o peor… No se prenden los parlantes.

DIOS: Y yo soy el que te manda al campo de juego. Oíme bien, canoso, que creo que te tengo una salida. ¿Estás dispuesto a todo?

DI ZEO: Obvio, papu. ¿A quién hay que mandarte para allá?

DIOS: No, pará, campeón. Que por ahora para eso lo tengo a San Pedro y anda regio. Es mucho más simple. Escuchame: ¿te gusta la joda, la noche, el chupi y las minas?

DI ZEO: Sí, claro. En ese orden.

DIOS: ¿Te crece la barba?

DI ZEO: Sí.

DIOS: Es fácil. Mirá…¿lo ubicás a Daniel Osvaldo, no?

DI ZEO: Sí, aunque me gustaría ubicarlo en estos días: me debe guita. Y dos fernets que le pagué en Asia de Cuba un martes.

DIOS: Bueno, lo tenés que secuestrar.

DI ZEO: ¿A Osvaldo? ¿Pero qué tiene que ver eso con entrar a la cancha el domingo?

DIOS: Dejame terminar, pibe. Lo secuestras, y te hacés pasar por él. Te dejás la barba, le seguís metiendo a la joda, al chupi y le das a cuanto gato se te cruce. Cuando llega el día del partido, entrás a jugar. ¡Al campo de juego, papá! VIP VIP.

DI ZEO: Pero se van a dar cuenta… Hay muchos periodistas que siguen a los jugadores día y noche. Arévalo, Tato Aguilera, el enano de ESPN...

DIOS: De todos esos me encargo yo. ¿Sabés la de favores que me deben? Aparte, con la joda que tiene encima ese muchacho, nadie va a notar la diferencia.

DI ZEO: Vos si que sos inteligente, seguro que terminaste la primaria. Además se ve que tenés muchos contactos. ¿Querés pegar algún laburo con nosotros?

DIOS: No, pibe. Demasiados quilombos tengo acá para manejar a mis apóstoles, que encima no tienen maldad. Al lado de ellos, Cachito Vigil es Rambo. Imaginate.

DI ZEO: Mirá que acá facturamos en dólares. Los turistas son bastante boludos, le podés sacar 5 lucas verdes por ver de cerca la jeta del Cata Díaz.

DIOS: Podrían ir al zoológico, que es bastante más barato.

DI ZEO: No botoneés que nos quemás el negocio. Ya bastante tenemos con la que muerde Angelici. ¿Puedo confiar en vos?

DIOS: Tranquilo, pibe. Muere acá. Te dejo, que están llegando cinco mil asiáticos de Nepal. Estos son así: vienen en manada, ¿viste? Si lo sabrás vos... ¡Un abrazo, Rafa!

CAMBIAR EL CHIP - EL MILLO

Ya está, ya pasó. Ya se dio pena en defensa, ya se dio pena en ataque, ya se flaqueó en los últimos 15. Ya está. Una vez más, no aprovechamos los momentos del partido. Cuando hay dominio, no hay profundidad. Cuando hay profundidad, no hay definición. Cuando hay definición, no hay suerte. 

Y ni hablar de los cambios: los de ellos, dieron aire y fútbol. Los nuestros, nos ahogaron y nos quitaron juego. ¿Soy el único que, pese a algunas intermitencias, vio un buen partido de Teo? ¿Por qué lo sacó si era el único nexo entre el medio y Mora? ¿Por qué no se reforzó la banda izquierda? Vangioni sufrió pesadillas con un Carrizo que encima jugó mal. Luego, le metieron al pendex este Pavón y terminó de armar la fiesta por nuestro carril izquierdo. Debió entrar Funes Mori, un tipo rápido y con más marca. Obvio que es fácil hablar con el diario del lunes: capaz lo metía a Ramiro y nos comíamos 4, todos por su sector, pero el cambio se vislumbraba ya a los 25 del primer tiempo, cuando el Piri no daba a basto. 

¿Por qué sale Driussi, el más vertical y quien taponaba a Cubas? Pity entró nervioso como contra Huracán y no dio una mano para marcar. Entró Gago y ellos empezaron a jugar. Lógico, eran locales y se iban a venir los últimos minutos. ¿Por qué no reforzar el medio con Ponzio? La única explicación lógica es que no estuviese al 100%, pero por un ratito...

Muchas preguntas y una sola respuesta: nos levantamos, ganamos el jueves, y equilibramos la balanza. Ahora, no me lo toquen a Mora, que es el único jugador del plantel que mejoró su nivel con respecto al del torneo pasado. ¿Vieron? Todos bajones menos uno. 

A cambiar el chip muchachos, no le faltemos el respeto a nuestra historia. No les demos revancha. Que sigan mordiendo el polvo como el año pasado.

Por lo menos así lo siento yo.
ADELANTADO MILLO

VERDUGO - EL MATADOR

Tus amigos te invitaron el sábado a dar una vuelta por ahí, pero hacía frío y decidiste quedarte en casa, tomarte un té caliente e irte a dormir con dos frazaditas. Al otro día te levantás y te enterás del fiestón que se armaron, en el VIP de un boliche y con quince supermodelos.

Al Chino le pasó algo parecido, casi siempre fue parte de los mejores momentos de Tigre, desde el 2004 cuando llegó al matador, cuando la peleábamos en la B metropolitana. Pero luego del bicampeonato y del ascenso a la B Nacional, el Chino se fue, pasó directamente a Primera, jugó en un par de equipos y luego fue a probar suerte a España.

No estuvo en el 2007, cuando luego de dejar afuera a Chacarita y Platense, nos tocaba la chance de luchar la promoción contra Chicago, ganando ambos partidos y llegando a Primera luego de 27 años.

Y esa espina la tenía clavada, él también quería ser parte de eso, él también quería anotar su poroto en esa historia, porque no sabía que aunque no figure en la planilla de esos partidos, estábamos ahí en gran parte gracias a él.

Luego de ocho años, después de mucho tiempo, ese equipo que cayó dos categorías luego de perder la promoción buscaba su revancha. Esperó a que ya no estuviera el de la chilena en Victoria, esperó a que tampoco esté ese número cinco que abrió la cuenta en Mataderos, pero ahora está el siete bravo, el Chino, nuestro CL7, el nuevo verdugo, el que nos hace sonreír todos los fines de semana. Con la nariz rota, golpeado, dolorido, no le importó, y se sacó esa espina.

El rival debió esperar un poco más, porque ahora… vaya uno a saber cuándo nos enfrentaremos nuevamente.

Por lo menos, así lo siento yo.
ADELANTADO MATADOR - @Matador1MA

EL PULPO ADELANTADO - PASO

¡Como andan, hijos de la democracia! No les quiero cagar la vida, pero si es así resultan nietos de Alfonsín, el Padre de la Democracia. Eso no estaría tan mal, pero resulta que Ricardito Alfonsín resulta tío de todos ustedes. ¿que tiene de malo? Bueno, que pueden usar con fe la frase “te doy hasta que mi tío sea presidente”. Seguro que antes sale campeón Gimnasia. O Colón.

Con toda esta farsa democrática resulta que no hay fútbol el fin de semana. Bueh, fútbol, o esa cosa que juegan Temperley y Olimpo. Así que para justificar el sueldo, les voy a pronosticar los resultados de las PASO. Anotá, verdolaga:

En la interna del PRO, se enfrentan Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti. Gana Gaby caminando. Luego, Macri declarará que nunca le gustó Larreta y que apostar por un hincha de Racing hubiera sido la decisión más estúpida de su vida… después de traer a Takahara, claro.

En el Frente para la Victoria, hay más candidatos que hinchas de Vélez. Gana Gustavo López, sustentado por una fuerte campaña desde su programa en América, el Show del Fútbol. “Gobernar Buenos Aires es mucho más fácil que manejar esa mesa de ex jugadores, camarilleros, periodistas panqueques y mononeuronales”, dirá el conductor. Heller se queda con el premio consuelo, ganando la Copa Nicolás Leoz. Cerruti no tira ni un centro bien.

En el Frente Renovador, está solo Guillermo Nielsen. Se dará algo histórico para el candidato de Massa: sacará -1 voto. Ya vendrá alguien que le dé masa a Buenos Aires.

En ECO se enfrentan Martín Lousteau y Graciela Ocaña. Si está Lousteau no se sabe quien gana, pero pierde River. En Camino Popular también hay un solo candidato: Claudio Lozano. La gente decide “cortar por Lozano” y no se vota ni él. Por Bien Común se enfrentan Gustavo Vera y Leonardo Fabre. Una especie de Aldosivi-Crucero del Norte, que obviamente salen 0 a 0.

Por Es Posible el candidato es Ivo Corta-La-Bocha Cutzarida. Ustedes deben estar pensando que me pasé de fafafa, o de que me quiero hacer el gracioso. No, posta, es candidato. Anulan todos los votos por un error en la impresión. El nombre de la lista debería ser ¿Será Posible?

Por Autodeterminación y Libertad el candidato es el poderoso Zamora. Pierde 0-5.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con Myriam Bregman, sorprende al ganar por el 85% de los votos en el barrio de Once, aunque todo se deberá a un error. La boleta dirá Bergman y todos creerán estar votando al rabino.

Después vienen un montón de Sarmientos de Junines: el MST, Alternativa Buenos Aires y SurGen, que lo mejor que tiene son las gomas de la Donda, y lo peor que tiene son los dientes de Tumini. En definitiva, sería como pronosticar la B… ¡Olvídense!.

Me voy, no sin antes abrirles los ojos y dejarles una frase para la reflexión: "las elecciones son como Huracán: aparece una vez cada cuatro años".

EL PULPO ADELANTADO
 

Top